Facebook Twitter Google +1     Admin

ZP se escuda en Chacón ante el ridículo de Kosovo

20090323122905-c-4-maincontent-100003186-mediumimage.jpg

Una vez más, y ya van unas cuantas, que el Gobierno de España, ese que tiene como presidente a un tal ZP (ZParo, ZPinocho), vuelve a quedar en ridículo ante la comunidad internacional por el affaire de Kosovo. La ministra de Defensa, Carme Chacón, esa pacifista convencida y antimilitarista (¡manda Trillo que esta señora pueda estar ahora al frente de las tropas!), no tuvo mejor ocurrencia la pasada semana que anunciar que nuestros soldados destacados en territorio kosovar (no país, porque no hemos reconocido su independencia) se marchaban de allí, pero así, por las bravas y sin anunciar nuestras intenciones al resto de naciones que, dentro de la misión de la ONU, estaban allí para velar por el respeto y el cumplimiento de los Derechos Humanos de la población.

Obviamente, y cómo no podía ser de otra manera, el resto de países, pero muy en especial Estados Unidos, le han recriminado a España su postura, sobre todo porque, estando de acuerdo con el hecho de que la decisión de abandonar Kosovo estaba tomada de hace tiempo, lo cierto es que también estaba acordada la manera de hacerlo y ni mucho menos se parecía a la decisión adoptada por el Ejecutivo de Zparo. Se iba a realizar de manera coordinada y dentro de unos meses, que es al final lo que también tendrá que hacer nuestro país, después de que tuviesen que mandar de urgencia a los EEUU a Bernardino León para desdecir a la ministra pacifista y asegurar ante los responsables de Defensa norteamericanos que se había producido un malentendido. Bueno, lo de malentendido se lo creerán en la casa de ZP a la hora de comer. Los americanos, a estas alturas, ya saben perfectamente el antiamericanismo que profesa el PSOE, de ahí que Barack Obama trate, por todos los medios, de evitar cualquier visita a la piel de toro, archipiélagos y ciudades autónomas inclusive.

Lo que está claro es que este nuevo incidente diplomático viene a enturbiar un poco más las relaciones que mantienen España y los Estados Unidos de América (y conste que en esto no tiene que ver el color de piel del señor Obama). Cuando el famoso episodio de la bandera estadounidense en pleno Paseo de la Castellana, la administración del entonces mandatario George W. Bush puso una cruz sobre nuestro país. De hecho, los diálogos entre el presidente yanqui y ZPinocho se limitaron a un par de escuetas frases en algún foro internacional. Un "hola ¿qué tal, cómo estamos?" fueron los únicos intercambios verbales protagonizados entre Bush y nuestro presidente por accidente. Y con Obama, señores de la progresía de Ferraz, nada va a cambiar. Es más, después de la salida de pata de banco de Chacón, pero que había sido autorizada previamente por ZP, crudo lo vamos a tener para que cuenten con nosotros para misiones de rango. Todo lo más, nos tocarán los servicios de letrinas.

Hay que reconocer que a Zparo le viene de maravilla disponer de ministros (y ministras) inútiles a más no poder. Siempre se les puede responsabilizar, culpabilizar y crucificar ante una pésima gestión. El problema es que ya son demasiados los errores cometidos a lo largo de estos cinco años. Su jefe los usa como escudo para taparse de todas las críticas habidas y por haber, pero cada vez están más deteriorados y muchos ya no aguantan más embistes. O cambia de parapetos o, mejor nos iría a todos, el propio ZP dimite de sus funciones. Me da que la segunda opción no la computa ni la casa de apuestas más optimista.

 

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Lewis Rogers

¡Qué pintan las tropas españolas en Kosovo! Estaba claro que se iban a ir de allí, pero el momento ha sido tan inoportuno que las 'grandes' potencias andan cabreadas con ZP y su Gobierno. Aparentes mentiras para quedar bien no han hecho sino emborronar aún más una presencia díficil de justificar en los Balcanes. ¿Se nos ha perdido algo allí? Que yo sepa, no.

Fecha: 24/03/2009 16:08.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris