Facebook Twitter Google +1     Admin

Rafa Nadal, un campeón en todos los sentidos

20090422111833-rafa-nadal-01.jpg

Los epítetos, siempre positivos, of course, sobre la trayectoria profesional y humana de Rafael Nadal hace tiempo que se han agotado. Nada puede haber ya original para referirse al tenista de Manacor salvo que es un deportista que no aburre a sus incondicionales, que los tiene a millones sobre la faz del planeta. Ha habido genios en distintas especialidades, ciclismo, boxeo o tenis que aburrían a mansalva porque, entre otras razones, tampoco había rivales de entidad que pudieran hacerles sombra. Aquí, en España, disfrutamos durante un lustro las hazañas de Miguel Induraín, pero era tal su superioridad sobre la bicicleta que al final los rivales, en el mejor de los casos, se quedaban a cinco, seis o más minutos de distancia en la clasificación general. ¿O qué decir de Lance Armstrong, incontestable en los siete Tours de Francia que sumó de manera consecutiva? Se quiera o no, al final eso acababa por no enganchar a los espectadores, que quieren ver triunfar a su ídolo, pero que haya interés en la contienda.

Y eso es lo que tiene Rafa Nadal, que aun siendo el número 1, el mérito está en tener por debajo de él en la clasificación a una pléyade de tenistas capaces de poder derrotarle en cualquier confrontación. Lo bueno de Nadal es que él no sale a la pista con aires de superioridad. Es consciente de que en cada partido tiene que dar lo mejor de sí para salir victorioso. Lo hemos visto esta semana en Montecarlo, como sufrió para eliminar en semifinales a escocés Murray y como en la final se las vio y se las deseó para ganar a Novak Djokovic. Y eso es lo que le hace todavía más grande, que no se relaja ante nadie, ya sea ante el número dos, el tres o el 114, puesto que ocupa ahora mismo el rumano Víctor Crivoi. Otros tenistas como el suizo Roger Federer, hasta la irrupción de Nadal, ganaban casi por inercia, aburrían no sólo a sus oponentes, sino también al público, cada vez más deseoso de que alguien fuera capaz de romper su hegemonía. Lo mismo, pero más atenuado, pasará con nuestro número uno. En Roland Garrós estarán un poco hasta la coronilla de tanto triunfo, pero tampoco se ve a los asistentes con tanta saña. El carácter y la deportividad de la que siempre ha hecho gala el manacorí hace que sea un deportista que cause admiración por donde quiera que va.

La única pena es que, como suele pasar en este santo país, Nadal parece que no puede ser profeta en su tierra, en sus natales Islas Baleares. Al parecer, los miembros del hexa o heptapartito, encabezados por el PSOE, sí, ese partido que tanto cambia de discurso según el lugar y la ocasión, están hartos de que el tenista vaya alardeando de españolismo por las pistas del circuito nacional e internacional. De hecho, lo que les produce bastantes ronchas en la piel es tener que presenciar que, después de cada título ganado, Nadal se envuelva con la bandera española. Pero, vamos a ver, señores políticos de pacotilla, ¿qué bandera quieren que se ponga, la independentista catalana? Bien triste es no tener, siquiera, iniciativa propia porque, ya que están con la matraca de la lengua y no sé que zarandajas más, por lo menos sean originales y reclamen una lengua propia y una enseña nacionalista que nada tenga que ver con la catalana. Afortunadamente, más de la mitad de la población balear, entre la que está Nadal, no apoya sus disparates ideológicos y eso quedará demostrado en la siguiente convocatoria electoral. Pero penoso es que un partido de corte nacional sea capaz de renunciar a sus principios por la permanencia en la poltrona. Más de uno que yo me sé se va a llevar un revés en el 2011....al tiempo.

Comentarios » Ir a formulario

juanvelarde

gravatar.comAutor: Lewis Rogers

Nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde. Es el caso de Rafael Nadal para el tenis y el deporte español. El joven mallorquín es bueno hasta haciendo anuncios y ya tiene el respeto de todo el circuito mundial. "He juego mejor de lo que esperaba y mira el resultado", es la declaración de uno de sus rivales en el primer torneo fuerte del año en tierra batida, Montecarlo. Otros profesionales han llegado a indicar que ganará Roland Garros hasta que se jubile... siempre y cuando las lesiones no reaparezcan. Nadl no sólo es superior a los demás, sino que los demás son inferiores a él. Es el jugador más completo de la historia y si sigue así, romperá todos los récords de todos los mitos del tenis. En condiciones físicas normales es imbatible. De ahí que se oiga, cada vez con más frecuencia aquello de"es el número 1 del mundo, por algo será". El tenis global tiene en Rafael Nadal a su primer protagonista. ¿Será el último? Mientras disfrutemos con su deslumbrante forma de presidir una cancha de tenis. Sea donde sea. Número 1 y número 1,5, el 2 cada vez está más lejos.

Fecha: 22/04/2009 16:27.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris