Facebook Twitter Google +1     Admin

El campeonato regional de murgas

20090424120427-galardonados-murgasfot.jpg

El 30 de mayo, a las 22 horas, se celebrará en el estadio santacrucero de Tíncer el primer campeonato regional de murgas adultas, bautizado pomposamente como la Champions Murga (¡¡qué manía de despreciar el idioma de Cervantes y primar la lengua shakespeariana!!). La idea, que no es mala en sí misma, creo que viene a colocarse en una fecha equivocada, pero no porque el Día de Canarias tenga que ser necesariamente todo tipismo y folclore. Nada más lejos de la realidad. Lo único cierto es que es demasiado carnaval, encima meses después de que las carnestolendas hayan acabado, y al final se acabará por matar la gallina de los huevos de oro. Ya saben, lo poco agrada, lo mucho empalaga y acaba cansando a las mascaritas más entusiasmadas con su fiesta.

Sinceramente, a mi entender, ya que este año se ha hecho de esta manera, lo que habría es que buscar en el calendario una fecha más propicia para llevar a cabo este certamen murguero y tendría que ser dentro de los propios Carnavales. Por ejemplo, podría acabarse el Domingo de Piñata de la mejor manera posible, congregando a los tres primeros clasificados del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife y a los tres del de Las Palmas de Gran Canaria y también invitando, ¿por qué no?, a grupos murgueros que pueda haber en el resto de las Islas, para poder hablar con propiedad de un ganador autonómico. Además, en cierta medida, sería de lo más factible, dado que los concursos de murgas en uno y otro carnaval suelen realizarse antes de la gran explosión callejera. Por tanto, habría días de sobra para organizar en Tíncer, en Siete Palmas o en el Municipal de San Sebastián de La Gomera un concurso de estas características para que luego no quedase descontextualizado en el tiempo, como sucederá con el evento del próximo 30 de mayo. Es, sinceramente, como celebrar el nacimiento de Jesucristo el 14 de junio, por poner un ejemplo sencillo.

No obstante, otra cuestión que habría que regular es el de la libertad o no que tendrán los murgueros a la hora de tomar parte en el concurso. A ver, a ver, ¿cómo es eso de que no pueden escribirse temas que vayan en contra de los colectivos de gays y lesbianas? ¿Acaso no hay burlas continuas contra la Iglesia o los partidos políticos? Estamos de acuerdo en que las letras deben guardar un mínimo decoro a la hora de meterse con alguien. Se trata de hacerlo con gracia, pero no buscar la burla insana. Desgraciadamente, nos estamos convirtiendo en talibanes de la libertad de expresión y ahora, cualquier cuestión que tenga que ver con el sexo femenino, la inclinación sexual o meterse con las religiones islámicas se están volviendo pecado mortal, incluso con acciones judiciales emprendidas por colectivos de gays y lesbianas contra algunas murgas porque no les ha gustado que hablen en sus canciones de mari... Bien está una cierta autoregulación, pero tampoco se puede entrar a mirar con lupa todo. Lo gracioso que estos censores son los mismos que acusaban al Generalísimo de cargarse la libertad de expresión. ¡Esos sí que son un pedazo murga, pero de las malas!

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Máximo Medina

Ya puesto podrían haberlo definido como Campenato Mundial de Murgas, pero, bueno, gustan más las palabras extranjeras que las propias. Juan creo que usted se equivoca al hablar de libertad. Que digan lo que quieran, que si alguien se siente atacado, herido, vejado o humillado, ahí tiene el juzgado de guardia. En la fecha sí estoy con usted. ¿Alguien se acuerda del último Carnaval? Yo, con memoria quebradiza, la verdad es que no.
P.D.: ¿Quién paga los viajes de las murgas que deben desplazarse? Hombre, con la que está cayendo.

Fecha: 24/04/2009 16:24.


Autor: Tie Newebo

De acuerdo por completo con Máximo Medina. Hay libertad de expresión, y por ello se puede decir lo que se quiera. Luego, si alguien se siente humillado tiene a su disposición el aparato legal del Estado.
Es cierto que es muy fácil meterse con las personas homosexuales, la ley debería actuar. Con la religión musulmana no pasa tanto, porque los letristas e intérpretes se cagan los pantalones si trasciende. Todavía está en la memoria el caso de las viñetas.
Por supuesto que las murgas pueden criticar con gracia, con sus burlas como hacen siempre, pero nunca insultar a toda una comunidad por su procedencia, religión u orientación sexual. Genera comportamientos racistas, homófobos y fanáticos que desencadenan en graves sucesos. ¿O ya nadie recuerda lo del delincuente aquel de Barcelona que agredió a una menor inmigrante en el metro?
Libertad de expresión sí, pero sin ofender ni insultar.

Fecha: 26/04/2009 23:45.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris