Facebook Twitter Google +1     Admin

El Heliodoro 'ascenderá' al Tenerife

20090518122728-cdt.jpg

Tenía que pasar. Cuando un equipo lleva tantas jornadas invicto, la derrota siempre está más próxima, una frase que siempre ha mantenido como lema el hoy entrenador del Liverpool Rafa Benítez. Eso es lo que le ha sucedido al CD Tenerife este pasado fin de semana en tierras alicantinas frente al Hércules (3-1), que le ha infligido el primer revés de esta segunda vuelta. Aun así, a pesar de que la clasificación se ha comprimido de una manera brutal entre los puestos segundo y quinto, lo importante es que el conjunto de José Luis Oltra sigue dependiendo de sí mismo para ascender a Primera División, aunque lo que sí parece atisbarse ciertamente lejano es hacerlo como líder de la categoría de plata, espcialmente tras el triunfo del Xerez, que ya suma 75 puntos, por los 69 de los blanquiazules. De hecho, aunque pueda parecer extraño, el cuadro azulino le hizo un favor a los tinerfeños, ya que posiblemente visitará el estadio santacrucero dentro de tres semanas, el 7 de junio, con los deberes hechos y, por tanto, no mostrará tanto afán por los tres puntos en litigio.

De todas maneras, independientemente de lo que pueda suceder en estas cinco jornadas, la estadística señala que la media de puntos necesarios para dar el salto de división se sitúa entre los 72 y los 73 puntos, cantidad esta al alcance del CD Tenerife. Es más, desde que en la temporada 1999/2000 se impuso el sistema de tres ascensos directos, los años en los que más caro ha estado subir fueron las campañas 2003/2004, 2004/2005 y 2006/2007 en las que Numancia, Alavés y Murcia, respectivamente, tuvieron que sumar 76 créditos para amarrar la tercera plaza de la clasificación. Los 69 puntos de ahora del Tenerife, sumados a los nueve que aún le quedan por disputar en el Heliodoro Rodríguez López, le otorgarían un total de 78, cantidad que parece más que suficiente para conseguir el premio deseado. Incluso, parece que la visita que hay que realizar al campo del filial del Sevilla, descendido ya hace varias semanas, se antoja como sencilla para alzarse con la victoria. Sólo el Girona, en la penúltima jornada, podría crear más dificultades de las previstas, dado que los de Raúl Agné se han complicado la permanencia en el tramo final de la competición.

Los más pesimistas argumentarán que otros años no ha habido tanta igualdad para ascender, algo que desmiente totalmente la historia de las últimas ligas. En el año 2000, por ejemplo, el Salamanca, cuarto, se quedó con los mismos puntos que el tercero, Villarreal (66), mientras que el quinto y el sexto, Lleida y Mérida alcanzaron los 63. 2001, fecha del ascenso del Tenerife, el Atlético de Madrid sumó las mismas unidades que los blanquiazules, 74. Al año siguiente, el Xerez se quedó a solo tres puntos de la tercera plaza, la ocupada por el Huelva (69). Uno de los años más placenteros para los tres de arriba fue el 2003. El Albacete, tercero, le sacó seis al cuarto, el Levante. Una temporada después volvió la igualdad a la clasificación. El cuarto, el Alavés, se quedó a sólo dos puntos (74) del segundo y del tercero Getafe y Numancia (76). Un poco más holgada fue la diferencia el añ0 2005, con los tres puntos de distancia entre los alavesistas y el Eíbar, 76 por 73. Dos puntos volvió a haber de diferencia en el 2006 entre el Levante (74) y el extinto Ciudad de Murcia (72). Pero sin duda, el año más cómodo fue el 2007, donde el Murcia, con 76, le sacó ni más ni menos que 13 puntos al otro equipo de la capital, nuevamente el Ciudad de Murcia. El último precedente, 2008, dejó una distancia de cuatro puntos entre el cuarto, la Real Sociedad (68) con el Málaga, segundo y el Sporting de Gijón, tercero.

Evidentemente, todo esto no dejan de ser números, meros datos estadísticos que están para romperse en cualquier momento, pero parece poco probable que si el Tenerife sumase los nueve puntos que quedan por disputar como local al final se viera fuera de las tres primeras posiciones de la clasificación. Lo único que perjudica a los de Oltra es que ya no quedan emparejamientos relevantes entre los cinco de arriba, a excepción de ese Tenerife-Xerez y de un Rayo Vallecano-Zaragoza en la última jornada. Eso sí, para alimentar el morbo, en la penúltima fecha se juega en Siete Palmas un Las Palmas-Rayo, igual que hace 20 años. Esperemos que para entonces no haya que recordar viejos fantasmas.

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Lewis Rogers

Lo había comentado con algunos amigos y la realidad parece darme la razón. Si el Tenerife gana sus partidos de casa podría estar en Primera. Parece sencillo, pero cuando las sensaciones entran en juego, cualquier error es posible. Incluso al Sevilla At. habría que demostrarle que es el farolillo rojo de la competición desde las priemras jornadas por algo. Las combinaciones matemáticas son plausibles en estos casos, pero el fútbol se olvida de ellas en el momento de la verdad. Lo importante es, en resumen, que el Tete no falle. Lo de Alicante bien podría haber sido un accidente, aunque leve.

Fecha: 18/05/2009 15:58.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris