Facebook Twitter Google +1     Admin

Caos portuense

20090803111002-puerto-de-la-cruz.jpg

No, no les voy a hablar hoy de la futura moción de censura en el Ayuntamiento del Puerto de la Cruz, sino del desastre que empieza a ser más que patente la propia ciudad turística. Uno, que tuvo la oportunidad de pasear por la misma la pasada semana, pudo comprobar in situ que el caos se ha apoderado de este enclave, antaño un lugar con unos atractivos indiscutibles, con un turismo de calidad y que ahora sólo alberga, con todos mis respetos, a visitantes de alpargata, de 300 euros a la semana con todo incluido (y los niños gratis). Evidentemente, no tienen la culpa de la degradación portuense estas personas que pueden disfrutar siete días a precio de saldo de las bondades del clima del norte de Tenerife. Los responsables de la pérdida de categoría y de caché del Puerto de la Cruz la tiene una clase política que no ha sabido manejar el potencial que tiene entre sus manos y han convertido este destino en un completo disparate, dejando hacer y deshacer al primero que llega.

Yendo al grano, les cuento que la zona principal de la ciudad, la zona del Lago Martiánez, San Telmo o la plaza del Charco se han convertido en zonas donde reina a sus anchas la anarquía. Ojo, desconozco cuál es la normativa municipal al respecto de la venta ambulante y quizá esas personas tengan todos sus permisos en regla para estar ahí, pero en caso de que fuera legal, ¿no se han parado a pensar en el Ayuntamiento que en muchas ocasiones el tránsito resulta imposible? Y eso por no hablar de las cafeterías que existen entre San Telmo y las piscinas de Martiánez. Dos o tres (no diré nombres, aunque son de sobra conocidas) han sacado sus terrazas hasta la mitad del paseo, con lo que entre las mesas y sillas de esos locales y los vendedores ambulantes se hace poco menos que imposible el poder pasar sin tropezarse con alguien.

Por cierto, ¿alguien en el Consistorio portuense conoce la normativa sobre la exposición de animales exóticos fuera de los lugares autorizados para tal fin? ¿Sabe alguien que es completamente ilegal la existencia de esos personajillos que cargan con una especie de palitroque y tres o cuatro loros y/o papagayos con las alas cercenadas para que el turista de turno se haga una foto? No será la primera vez que se reciben denuncias por ese maltrato animal, pero visto lo visto, con parejas de policías locales transitando por la zona y sin llamar a nadie la atención ni requisar la mercancía, doy por hecho que desde la corporación norteña se ha dado carta de naturaleza a todos estos disparates. En fin, allá cada uno, pero el Puerto va de mal en peor y encima los políticos locales peleándose para ver quién ocupa la poltrona a partir de septiembre.

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Máximo Medina

Canarias siempre fue destino de un lujoso turismo invernal y el Puerto de la Cruz era su buque insignia. Desde que a alguien se le ocurrió masificar las llegadas de visitantes a la isla durante los doce meses todo ha ido de mal en peor. En el corto plazo pareció que la industria facturaba mucho más y que se creaba más riqueza, pero aquellos polvos trajeron los lodos actuales: destino barato o nos vamos a otro lado. Al reducirse los precios, el subsector ha quedado marcado, herido y de eso es difícil recuperarse por muchas promociones que se hagan en el exterior. Por cierto, nunca he entendido que se promocione con dinero de todos el que se venga de vacaciones a Canarias. Los hoteleros y turoperadores también tienen su dinero, ¿por qué no publicitan ellos el destino canario? En época de crisis hay que preguntar por todo.

Fecha: 03/08/2009 14:17.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris