Facebook Twitter Google +1     Admin

Tres Ligas en una

20090828123004-a3fdur6cauds0haca3fzli8caw2nsz4cawebhtkcaw36xlwcae0zsaacaguo9r7camcq0v2ca11fdmhcalvl339caz9runaca8fbpo7cauz32epcalyymfdcafmqmxdcawybiyuca3yjo79.jpg

La Liga de fútbol da comienzo este sábado (una o dos semanas más tarde que el resto de los principales campeonatos europeos, en eso seguimos siendo diferentes) con un plato fuerte de inicio, el renovadísimo Real Madrid frente a un Deportivo de La Coruña que llegará al Santiago Bernabéu con el aliciente de intentar poner freno a las megaestrellas que, a golpe de chequera, ha contratado Florentino Pérez. Los Kaká, Cristiano Ronaldo, Benzemá, Alonso, Arbeloa, Albiol o Granero son argumentos suficientes para acudir en masa a ver al equipo blanco. Tres cuartos de lo mismo sucede con el Barcelona, sin grandes incorporaciones, a excepción del delantero sueco Zlatan Ibrahimovic, los culés ya han demostrado que su arma principal se basa en el bloque construido hace justo un año y sólo ha cambiado una pieza fundamental, la de Eto’o por el ex punta del Inter de Milán.
 
El caso es que todos los expertos consideran que la competición sólo tiene dos aspirantes, merengues y blaugranas. Unos por la inversión y los otros por haber apostado por la continuidad del bloque (con algún que otro retoque ‘imperialista’, ¿verdad Laporta?), lo cierto es que nadie niega su papel de máximos favoritos a alzarse con la Liga, pero no olvidemos a los que vienen pisando fuerte. Un año más podemos hablar de un Sevilla que ha conseguido retener a sus mejores piezas y encima se lleva en las rebajas de agosto a todo un delantero de la talla de Álvaro Negredo. Con un poco de regularidad, los hispalenses pueden estar al quite y dar un susto a los blancos y a los blaugranas.
 
Tampoco pueden quedar marginados otros grandes de nuestro fútbol como el Atlético de Madrid, Villarreal o Valencia. Los tres completaron el año pasado un torneo ciertamente irregular, lleno de altibajos y sólo los del Manzanares, con una prodigiosa recta final, sobre todo después de pifias como la del día del Osasuna (2-4) o Racing de Santander (5-1), fueron capaces de llegar a la cuarta plaza y asegurarse la participación en la Champions tras el cruce con el Panathinaikos. A falta de alguna incorporación de relumbrón, la dirección rojiblanca ha optado por mantener el bloque, con Agüero y Forlán como estrellas destacadas y Asenjo como nuevo y prometedor seguro de la meta del Vicente Calderón. En Valencia, por su parte, la mejor noticia ha sido la de haber podido retener a Villa, Mata y Silva. Pese a las tentadoras ofertas de aquí y de allá, al final los rectores del cuadro ché han sabido mantenerse y no vender a sus mejores productos. Otra cosa será solventar las grandes deudas que ahogan a la entidad del Turia. Y el Villarreal, un año más, reinventándose. Se va Pellegrini, pero viene Valverde al banco, con Nílmar como buque insignia y de nuevo todas las expectativas para que en El Madrigal gocen, por fin, de algún título.
 
El resto de equipos que conforman la competición de Primera lucharán por las raspillas europeas (los menos, Getafe, Espanyol, Deportivo, Málaga o Ath.Bilbao) y la permanencia. Nunca antes se habría podido facilitar una lista de candidatos tan grande para eludir el drama del descenso. Todos dan por hecho que el Xerez regresará por la vía rápida a Segunda (sobre todo porque apenas tiene hombres para afrontar un torneo tan largo), pero también tienen muchas papeletas el Racing, Osasuna, Tenerife, Valladolid, Almería, Zaragoza, Sporting o Mallorca. Sin embargo, como decía aquel genio de las frases balompédicas, Vujadin Boskov, fútbol es fútbol y nadie hubiese apostado, por ejemplo, una sola peseta a que el Real Madrid se dejaría dos ligas consecutivas en el Heliodoro Rodríguez López.

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Lewis Rogers

Tres eran tres las hijas de Elena y ninguna era buena. No ceo yo, colega, que haya tres ligas, sino tres grupos de equipo que buscan diferentes finalidades en esta competición. El refranero nos anticipa muchas cosas y la experiencia define aquello de "víspera de mucho, día de poco". Expectación, sí; pasión, más, pero una Liga no dura tres días, ni tres meses. Es la regularidad lo que marcará a todos los equipos y a priori falta sólo por definar quiénes serán los equipos sorpresa de esta temporada. Ojalá que el Tenerife sea uno de ellos, pero lo veo muy complicado.

Fecha: 28/08/2009 16:00.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris