Facebook Twitter Google +1     Admin

Estupidez humana

20100219000126-1265049556295-100201-tfe-temporal-lluvias-01.jpg

La estupidez humana no tiene límite, al menos así lo demostraron algo más de cien personas la pasada tarde-noche del miércoles que, a pesar de la advertencia de una alerta naranja con lluvia y fuertes ráfagas de viento, se negaron resueltamente a largarse de la cola que formaban por el exterior del estadio Heliodoro Rodríguez López para ser los primeros en adquirir las entradas del partido que medirá el 27/28 de febrero al CD Tenerife con el Real Madrid. Sí, entiendo que ver al equipo merengue, como en su momento fue acudir al recinto capitalino para admirar el juego azulgrana, requiere grandes sacrificios, pero ante una situación meteorológica tan adversa y con posibilidad de sufrir daños físicos lo mejor era ahuecar el ala e irse a casa. Pero estos personajes optaron por no levantar el campamento allí establecido.

Y miren que se intentó convencer a esos aficionados de mil maneras, incluso el propio jefe de Deportes de Cope Tenerife, Guillermo García, habló con alguno de esos seguidores para intentar hacerles ver lo irracional de su postura. Les informó que el propio club, dada la alerta por el temporal, había decidido suspender el inicio de las localidades para el jueves, pero ni con esas ni con la más de media docena de policías nacionales que se personaron hasta la grada de herradura para persuadir a los hinchas de que su comportamiento no era lógico y que, en último término, podrían poner en riesgo a otras personas en la eventualidad de que la tormenta se complicase y fuese necesario rescatar a alguno de estos aficionados.

Pero ni con esas, que los señores no se marchaban ni desmontaban las tiendas. Desconozco si al final optaron por marcharse cuando sopesaran que el CD Tenerife no iba a despachar las localidades el día previsto inicialmente, pero me sorprendió sobremanera que alguien pueda tener tal afición, tal forofismo, que prefiera correr el peligro de sufrir en sus carnes las inclemencias del tiempo por ser el primero en conseguir esa preciada entrada en vez de ser razonable, arriesgarse a quedarse luego sin ticket, pero al menos asegurar su integridad física. Visitas del Real Madrid habrá muchas, pero vida sólo una y algunos olvidan fácilmente como se las gasta el viento y la lluvia en esta isla y, muy en concreto, en la capital. Y eso que el 1 de febrero estuvimos en el umbral de sufrir una gran catástrofe.

De todas maneras, y como recomendación al club, no estaría de más que empezasen a pensar los miembros del Consejo de Administración del CD Tenerife que hay un invento genial que se llama Internet y que por esa vía se puede comprar las entradas. Todos los equipos de Primera despachan así gran parte de sus localidades y los blanquiazules, digo yo, tendrán que demostrar su categoría también en el aspecto organizativo. Muchos lo agradecerían y este episodio debería de servir para ponerse manos a la obra, aunque está claro que si hubiese pasado algo, el CD Tenerife estaría exonerado de toda culpa.

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Máxima Medina

Hya que tener bemoles para estar en cola, con tormenta de por medio, esperando por unas entradas de fútbol. Que además no serán nada baratas. La gente está convencida de que tiene sus derechos y de ahí que cuandoocupan un lugar no quiera irse ni bajo consejo de la autoridad policial competente. Hay mucho pardillo suelto por ahí.

Fecha: 20/02/2010 00:29.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris