Facebook Twitter Google +1     Admin

La decencia de Soriano y el trágala capitalino

20100312003810-1252145137812a.jpg

¿Se pueden tener principios en política? ¿Se puede ser independiente y mantener el máximo estatus de respeto dentro de la formación de turno? La respuesta es que no, al menos en España y contextualizando todo esto en el presente. El mejor ejemplo de lo que sostengo lo ha venido a reflejar el concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, Alfonso Soriano, quien ha puesto de manifiesto que el pacto entre su formación y los nacionalistas ha constituido un auténtico trágala y que sólo quien no tiene principios en política ha optado no sólo por picar el anzuelo, sino disfrutar de la situación de privilegio de estar 14 meses a la mamandurria (me refiero a un sueldito saladito, que conste en acta) de un puestito de concejal de Economía y Hacienda o retornar a las labores en el distrito de Anaga con tal de que se arrincone a una cuasi estéril área de Recursos Humanos a quien hasta ahora ejercía de portavoz, el denostado Ángel Llanos. De hecho, el propio Soriano rechazó ocupar un cargo como concejal de Sanidad (o como se llame) por el simple hecho de que no estaba de acuerdo con esta bajada de pantalones (o de faldas).

 

Y es que, abundando en lo expresado ayer, el PP ha jugado a partido perdedor en la capital tinerfeña, pero esa es una estrategia que lleva copiándola dramáticamente desde hace muchos años, ya que han encabezado el cartel electoral, por lo menos hasta donde la memoria me alcanza, gente como José Emilio García Gómez, Guillermo Guigou, Cristina Tavío, Ángel Llanos y quien decidan poner ahora, para 2011, que supongo que será un nuevo rostro para no perder la costumbre. Si desde 1991 no se repite candidato, lo lógico es que al final no se trabaje con un proyecto definido, sino que el PP ha optado por instalarse en la temporalidad y la interinidad, algo similar a lo que acontece con los socialistas y a los que parece empeñado en copiar la formación conservadora.

 

Al final, unos y otros, se dedican a quemar y a sacrificar líderes como si no costara y de todo esto, por si alguien no se ha percatado, sólo beneficia a la sempiterna Coalición Canaria, que no sale de los puestos de poder ni con agua hirviendo. Y con el espectáculo surrealista ahora de los populares y en otras ocasiones del PSOE, la verdad, tampoco tienen que matarse demasiado en las campañas. El desgaste es mayor en la bancada opositora, en clara contradicción con la norma general, puesto que quienes ostentan el poder suelen sufrir una erosión espectacular cuanto más tiempo están en la poltrona.

 

Sinceramente, ansío la llegada de las municipales de 2011 para ver como estas palabras se hacen realidad, como al final los populares acaban cayendo irremisiblemente en las urnas y que CC recuperará la mayoría absoluta perdida en el 2007. No se trata de jugar a pitoniso, sino aplicar el sentido común y a nivel municipal, guste o no, mucha gente vota por conocimiento de los candidatos y en eso, qué duda cabe, los nacionalistas son unos expertos en promocionar a sus prohombres y produjeres. PP y PSOE se han dedicado en cuerpo y alma a fustigar a quienes tienen criterio propio y eso se percibe desde fuera. Los ciudadanos, incluso quienes somos militantes de base de una determinada formación política, ni somos bobos ni marionetas, aunque alguien así lo haya creído. Por eso, le duela a quien le duela, suscribo al cien por cien las palabras de Alfonso Soriano.

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: David

Apunta a otro que suscribe al 100% las palabras de Alfonso Soriano.

Fecha: 12/03/2010 00:40.


gravatar.comAutor: Máximo Medina

El PP lo ha hecho mal, o por lo menos no bien, en muchas cosas, pero en Santa Cruz se lleva la palma (y La Gomera y el Hierro). El equipo de la actual presidenta Cristina Tavío no sabe qué hacer con Santa Cruz, donde han venido pinchando en hueso desde hace décadas. No repiten candidato, ¿cómo van a hacerlo con las luchas intestinas que tienen dentro de la formación?, y no dan con la tecla que pueda convencer al electorado. El irse del gobierno municipal y ahora volver es otro disparate más de un partido que está a las de todos y a las de ninguno. La ambigüedad hay que calcularla muy bien, porque si no se te ve el plumero muy rápido. Y si nos ponemos serios, indicar que el PP en Canarias sólo ha sido Soria en Las Palmas cuando Aznar ganaba en Madrid. De resto, se ha convertido en una formación marginal (parecido a Cataluña) siempre muy atenta a los pactos. Pero poco más, por mucho que les pese.

Fecha: 12/03/2010 14:46.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris