Facebook Twitter Google +1     Admin

¿Redes sociales politizadas?

20100502000257-0000000.jpg

¿Es Facebook la nueva forma escogida por los políticos para hacer llegar sus mensajes a la ciudadanía? A tenor del interés de determinados líderes nacionales y locales, se me ocurren por ejemplo los casos de Esteban González Pons y Ángel Llanos, por el PP, y Claudina Morales, por CC, está claro que parece que se ha descubierto una nueva vía por la que se puede convencer más sutilmente a los votantes para que se decanten por una u otra opción, pero, sinceramente, tengo mis reparos sobre los verdaderos réditos que puede propiciar esta manera de mitinear indirectamente a los internautas.

 

Cierto es, qué duda cabe, que cuando alguien nos pide que le agreguemos como amigo, nosotros tenemos la última palabra, la posibilidad de llevar el ratón a la pestaña de Aceptar o de Ignorar, lo cual quiere decir que los no sé cuántos miles de amigos que tienen estos y otros políticos de la geografía española no los han conseguido agregando indiscriminadamente, sino que muchos habrán o habremos sido los que hayamos dado vía libre para que se integren en nuestro club de amistades virtuales.

 

De todas maneras, por si alguno de estos representantes de la cosa política no se ha percatado aún, este método de aproximarse a las personas de la calle cuenta con un pequeño peligro, que es la posibilidad de la suplantación. Determinadas redes sociales, Facebook es una de ellas, no cuenta con los filtros suficientes como para discernir entre si yo, por ejemplo, soy Juan Antonio Alonso Velarde, o Perico el de Los Palotes. Cualquiera puede crearse un perfil con el nombre y fotos de José Luis Rodríguez Zapatero, pero no necesariamente tiene porque ser él, puede ser un graciosote que, si se curra mucho la broma, podría hasta hacerse pasar por unos instantes por el mismísimo presidente del Gobierno. De hecho, es muy conocido el caso del fulano que se hace pasar por Florentino Pérez, el dirigente del Real Madrid o Javier Clemente, el hoy entrenador del Real Valladolid.

 

Por eso, como diría mi siempre correcto y acertado amigo Máximo Medina, cuando poner tus datos en la red de redes, el riesgo de que te salgan clones, los modifiquen o acabes fichado por la mismísima CIA por tener un sospechoso parecido con Bin Laden es algo que uno debe asumir y replantearse antes de meterse de lleno con el fin, digo yo, de captar votos. Muchas veces sucede que las supuestas simpatías de las que alardean estos políticos se suelen transformar en las plataformas antifulano o antimengano. Además, a fin de cuentas, las redes sociales son para hallar amigos, no para que te den la lata con soflamas partidistas durante cuatro años.

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Máximo Medina

Lo de las redes sociales me parece una estupidez más del ser humano, donde uno, no es mi caso, aparenta ser mucho más de lo que es o lo contrario. Se han puesto de moda, eso no hay quien lo discuta, pero si los políticos han visto en ellas una puerta más para darnos el coñazo, razón de más para salir huyendo. Además, eso de las plataformas anti o pro alguien, también me merecen un juicio contrario por el mero hecho de que se trata de hacer ver algo que puede ser verdad o justo lo contrario. Así, que menos clones y menos datos, que uno de los grandes problemas del mundo actual es que tenemos demasiada información. Lo escribió el otro y lo suscribo el ínclito Juan José Millás. Palabra de...

Fecha: 03/05/2010 00:49.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris