Facebook Twitter Google +1     Admin

Moratinos desatinos

20100719162259-moratinos.jpg

Las relaciones diplomáticas de España van de mal en peor. Zapatero ha conseguido que seamos el hazmerreír mundial gracias, entre otras razones, a que tenemos a un ministro que es incapaz de decir no a todos los encuentros con los sátrapas que campan alrededor del planeta. Miguel Ángel Moratinos ha sabido adoptar a la perfección el papel de tonto útil (o inútil) de las relaciones internacionales. Posiblemente, estamos hablando del personaje con menos actitudes para ostentar el cargo, pero se mantiene en el mismo porque ha conseguido hacer migas con lo más granado del lado oscuro. Lo del encuentro con el criminal ruandés Kagame (¡menuda cagada, dicho sea de paso!) es la guinda a nuestra agenda de relaciones con otros países.

Hace ya tiempo, de todas maneras, que las andanzas de Moratinos no sorprenden a nadie. El responsable de Asuntos Exteriores ha hecho de su departamento el negociado de las dictaduras de la Tierra. Sus innumerables viajes a Cuba siempre han tenido por objeto bailarle el agua a los hermanos Castro. Ni un solo gesto para los disidentes políticos, esos mismos a los que el actor Guillermo Toledo tildó de delincuentes comunes. La llegada de esos presos políticos a España no es, ni de lejos, un acierto de la gestión de Moratinos. Entre la labor de la Iglesia y de que los Castro querían quitarse a esas personas de ahí, lo demás era coser y cantar, pero, ya que vino el tonto útil hasta la isla caribeña, le endosamos unos cuantos presos de conciencia a nuestro amiguete Zapatero.

Por supuesto, seguimos haciendo el primo en otras naciones como Venezuela o Bolivia. Aquí, no hablamos ya de presos políticos, sino de que intereses españoles son pisoteados impunemente ante la pasividad moratiniana. Cualquier queja emitida por Curro Moratinos es inmediatamente aplacada por el Chávez o el Evo Morales de turno. Si nos expropian, que nos expropien, pero mejor no llevarse a mal con otros dos elementos de la alianza del mal, que son de los pocos ¿amigos? de los que podemos presumir a nivel internacional.

Esto, señores, es nuestra contribución a la diplomacia universal, unos ejemplos que, como ustedes comprenderán, deberían de estar urgentemente incluidos en una manual de Relaciones Internacionales, en el apartado de lo que no debe hacer una nación o en chapuzas y deslices varios. España tiene excelentes conocedores de la diplomacia internacional, Gustavo de Arístegui, por ejemplo, es uno de ellos, que ayudarán, cuando toque el momento, a recomponer nuestras maltrechas relaciones con los que tendrían que ser nuestros verdaderos socios (Estados Unidos, Israel, Francia, Gran Bretaña, Japón, Italia o Alemania). Mientras tanto, a ponernos en manos de la divinidad, que alumbre a Moratinos para que no siga por la vía del ridículo y del desdoro.

Comentarios » Ir a formulario

Autor: Beatriz Ruipérez

1. Mejor eran las relaciones del expresidente Aznar, con George W. Bush y Tony Blair, y sus cachondeos en las Azores, que nos metieron en una guerra totalmente injusta porque Irak tenía armas de destrucción masiva que siguen sin aparecer. Guerra que por cierto ocasionó los atentados del 11-M que le costaron el gobierno a los del bigote.

2. ¿Tilda de criminal a Kagame y plantea que España se debe relacionar con Israel? El Estado israelí es un modelo a seguir, claro, solo asesina diariamente a decenas de palestinos, ataca a barcos de ayuda humanitaria y bloquea, "para seguridad de los israelitas", a los pueblos muslmanes colindantes.

3. Era lo que faltaba por leer...

Fecha: 19/07/2010 20:29.


gravatar.comAutor: Máximo Medina

Moratinos no pasa por ser uno de los ministros más eficientes del Gobierno ZP, pero mirándolos a todos con lupa, ¿con cuál nos quedaríamos? Yo, personalmente, con ninguno, porque para que un partido de izquierdas (dicen que el PSOE lo es) se dedique a hacer políticas liberales, mejor que pongan al original. Ahora recuerdo que Cristina Garmendia, la ministra del rollo científico, innovador y tecnológico, es de las más calladitas, y la verdad, aparte de su fortuna personal, me despierta cierta admiración. Pero regresando a los asuntos diplomáticos, España anda 'peleada' con medio mundo y sólo nuestros socios europeos, quizás porque no les queda otro remedio, nos apoyan más allá de la palabra. Otra pregunta bien distinta sería, ¿cómo nos ve el resto del mundo a nosotros? Ahí se levantarían controversias, la mayoría de ellas económicas, porque hay quien sabe distinguir en el pueblo de España y el Gobierno de España. Para los USA, por ejemplo, España es un buen país, pero su Gobierno un medio desastre, para Cuba, lo contrario. Y así, multitud de ejemplos. A Moratinos nunca lo he considerado un dechado de virtudes, pero desde que trató a Gibraltar casi como si fuera un Estado no me cae nada bien.

P.D.: Tanto a Juan Velarde como a la invitada Beatriz Ruipérez, España ya mantiene relaciones con Israel, que sean fluidas o tensas depende del momento o del día y de las acciones de uno y otro. En este aspecto creo que debemos relacionarnos con todo el mundo, pero como es obvio y normal con unos más que con otros.

Fecha: 21/07/2010 00:06.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris