Facebook Twitter Google +1     Admin

Ignorante aldeano

20101023172416-maximino.jpg

Patanes, lamentablemente, tenemos a nuestro alrededor para parar un tren. Gente que se creen que hacen la gracia o que son graciosos, pero nada más lejos de la realidad. Son metepatas profesionales y encima, a veces, lo hacen de forma extremadamente grosera, confudiendo el culo con las témporas y la velocidad con el tocino. Eso es lo que le ha sucedido a un tal Maximino Martínez, presidente de la Federación Asturiana de Fútbol que se permitió el lujo de llamar "extranjero" a Pep Guardiola por el manido tema de los futbolistas que podrían acudir a la recogida del Premio Príncipe de Asturias.

Este señor, por tildarlo de alguna manera, cogió la primera alcachofa que vio al vuelo y se descolgó con estas manifestaciones cuando le preguntaron por la reticencia de los grandes clubes a dejar venir a sus estrellas: "Mourinho y Guardiola son casi extranjeros, uno es portugués y el otro catalán, por lo que igual no saben lo que significan los Premios Príncipe de Asturias".

En el caso del entrenador luso del Real Madrid no vamos a negar la evidencia, es extranjero y, además, es verdad que soltó un "innegociable" cuando se le cuestionó sobre si habría alguna posibilidad de que determinados jugadores estuviesen el viernes en la tarde en el Principado. Pero en el caso de Guardiola, el tal Maximino se equivocó de extremo a extremo. Si hay algo que ha definido a la perfección al técnico del Barcelona es su saber estar, su no poner peros a la presencia de jugadores en la Selección Española, su visita al combinado rojigualdo días antes de la final ante Holanda. En sí, Guardiola ha tenido un comportamiento que se ha situado en las antípodas del corrupto y secesionista Joan Laporta.

Evidentemente, si el presidente de la Federación Asturiana de Fútbol quería protagonismo, ya lo ha logrado, ha tenido sus minutos y sus líneas de gloria mediática, pero después de esto seguirá siendo el mismo mindundi, un don nadie fuera de su comunidad autónoma y que se ha creído provisto de licencia para soltar el exabrupto a los cuatro vientos. Sin lugar a dudas, ha actuado como un verdadero pueblerino, un paleto pertrechado del valor que confiere la ignorancia innata en la que debe manejarse a diario. Seguramente, estamos ante un personaje que no ve más allá de los Picos de Europa y que, a poco que le pregunten, igual cree que Galicia, Castilla-León o Cantabria son países que circundan su peculiar aldea global.

Comentarios » Ir a formulario

juanvelarde

gravatar.comAutor: Lewis Rogers

La ignorancia es atrevida y mucho más si hay un premio de por medio. Los Premios Príncipe de Asturias son a medias políticos y otro tanto oportunistas. Este año le tocó a la selección española de fútbol porque se le ocurrió ganar el Mundial el pasado verano. Quizás haya por ahí deportistas que lo merecieran igualmente, pero eso de hacerse una foto con Del Bosque y sus chicos siempre viene muy bien a unos galardones que han perdido algo de importancia por las valoraciones que tienen sus jurados. Lo del presidente federativo asturiano no deja de ser una anécdota. Hace bien en quejarse, aunque quizás no de esa manera, al quedar comprobado que los técnicos de dos equipos (Madrid y Barça, quienes si no), son los que deciden si sus jugadores recogerían el premio o si por contra se quedaban 'concentrados'. La Federación Española de Fútbol, 'propietaria' de la selección, por lo que se pudo comprobar, no tenía nada que decir en el asunto. Mejor se lo habrían otorgado en solitario a Iniesta y ver después con deleite si Guardiola le prohibía ir a recogerlo a Oviedo. Estos profesionales millonarios cada vez que pueden dan la nota.

Fecha: 25/10/2010 01:28.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris