Facebook Twitter Google +1     Admin

La 'Veleta' del Gobierno

20120104140704-carmenvela.jpg

Mariano Rajoy sigue sin enterarse de qué va la fiesta. Al presidente del Gobierno de España le ha colado su ministro de Economía, Luis de Guindos, un gol por toda la escuadra con el nombramiento de la señora Carmen Vela como secretaria de Estado de Ciencia e Innovación. Esta política arribista, además nunca mejor dicho, ha conseguido la proeza de que la realidad supere a la ficción, de ser más camaleónica que ningún otro bicho de la selva, de ser capaz de vender y traicionar sus principios por un plato, sustancioso eso sí, de lentejas. Y es que esta señora es una propagandista del PSOE a la que ahora poco le importa colocarse la camiseta del adversario. Lo que importa, debe pensar para sí, es seguir vegetando a la sombra del poder.

El caso es que Carmen Vela, el 9 de febrero de 2008, aplaudía con fruición y con una sonrisa de oreja a oreja las mil y una andanadas que estaba soltando por su boca el cineasta José Luis Cuerda. En palabras de este director, el PP estaba conformado por una turba de mentirosos y además tampoco tuvo reparo en llamar a los militantes imbéciles. De hecho, la que es hoy nueva secretaria de Estado de Ciencia e Innovación, tuvo parte activa en esa plataforma pro Zapatero y aseguraba con infantil ilusión que el candidato socialista era el mejor político que podía haber, que con ZP era posible. En síntesis, habrá que hacerse la pregunta del millón, ¿es la señora Vela una mentirosa o una imbécil? Más que nada porque ahora se ha pasado a ese lado oscuro.

De todas maneras, la actitud de Carmen Vela ya empieza a no sorprender ni a propios ni a extraños. Siendo tan excelente como era Zapatero, en plena precampaña y posterior campaña, no tuvo tampoco el menor empacho en poner por las nubes a Alfredo Pérez Rubalcaba. Aseguraba con un convencimiento inédito que con el aspirante socialista se podían alcanzar grandes logros en investigación. Es más, de su magín surgió lo de Ciencia con Rubalcaba. Pero cuando el candidato de Ferraz se vio superado en las urnas, entonces se vio en la necesidad de mutar nuevamente y arrimarse a quienes van a tener la vara de mando durante los próximos cuatro años.

En definitiva, ya sabemos que en el Gobierno de Rajoy no es que haya una independiente declarada, sino una señora que actúa como veleta, que sus ideas se resumen en un concepto claro, a más dinero ganar. Le da lo mismo estar al lado del PSOE, del PP o de quien detente el poder. El caso es estar ahí, al calorcito de una mayoría absoluta y después, cuando los conservadores pierdan el poder, pasarse una vez más al mejor postor.

Comentarios » Ir a formulario

juanvelarde

gravatar.comAutor: Máximo Medina

Siempre había pensado que los representantes del pueblo eran políticos profesionales, pero hay quienes le superan sin afiliación alguna y ése es el caso de la señora Carmen Vela. Lo único que le importa es la Ciencia, pero sin añadir el apellido: oficial, que en las empresas uno no sabe cuánto puede durar. Probablemente pensaba que con el PSOE tendría una parcelita de poder, pero al no ser así, pues no le importa lo más mínimo irse con los competidores y más si es el ministro de Economía quien se lo ofrece. Lo coherente, lo lógico, incluso lo racional, sería haber rechazado el cargo, pero se ve que, una vez más, lo importante es estar en el machito, no importan las siglas del partido que la haya 'contratado'. Claro que es un 'contrato' sui generis que nada tiene que ver con los que se estilan en el marcado laboral español, inclyendo muchos de ellos blindados. Los supera a todos, en ambición y en rostro. Viento en popa a toda Vela...

Fecha: 05/01/2012 00:20.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris