Facebook Twitter Google +1     Admin

Liga blanca

20120422115850-cristiano.jpg

¿Ha ganado el Real Madrid la Liga? Oficialmente, no, pero a lo sumo en dos fines de semana (podría ser incluso el venidero si los merengues ganan al Sevilla y el Barça pierde en Vallecas) se materializará el título para los de Concha Espina. El cuadro de Mourinho, no obstante, se reserva cualquier festejo o cualquier signo de optimismo porque en menos de 72 horas se juega su futuro en Europa, en un trascendental partido ante el Bayern de Munich, para poder pasar a la final de la Liga de Campeones, donde además podría toparse con los culés, siempre que estos saquen adelante la complicada eliminatoria frente al Chelsea.

No voy a ocultar que a los que no somos ni del Madrid ni del Barcelona y que, como es mi caso, padecemos el devenir y los tumbos del Atlético de Madrid, se nos ha terminado prácticamente la emoción en el campeonato. La Liga, salvo hecatombe de dimensiones bíblicas, ya está tocando las puertas de las vitrinas del Santiago Bernabéu, los puestos para la Champions del año que viene están adjudicadas casi con total seguridad a los dos grandes del fútbol patrio y a los irregulares Valencia y Málaga que, pese a todo, no terminan de certificar su clasificación y siguen dando esperanzas a sus perseguidores. La única emoción radica en saber quiénes de entre Osasuna, Levante, Bilbao, Atlético, Sevilla o Getafe se van a quedar sin entrar en la Europa League. Están todos en un pañuelo y seguramente será la única incógnita que quede pendiente hasta la última jornada.

También queda por saber si al Barcelona le pasará lo que en los últimos ejercicios le vino ocurriendo al Real Madrid, es decir si estas cuatro últimas jornadas se las tomará a título de inventario o procurará, al menos, terminar de una manera más digna que lo que pasó en su momento con los merengues. Es verdad que influirá en el caso de los culé lo que suceda el martes ante el Chelsea, un encuentro que llega en un pésimo momento para los blaugranas, pero que también va a servir de piedra de toque para evaluar las habilidades como psicólogo de Guardiola. Hasta la fecha, el entrenador del Nou Camp ha tenido que gestionar escasas decepciones y el sábado 21 de abril le tocó lidiar con un varapalo colosal, justo que mismo que tuvo aquel Madrid de Juande Ramos que, teniendo a tiro al Barcelona, acabó por entregar la Liga a su eterno rival. Aquella vez, repito, el Madrid se dio por vencido. Veremos a ver cómo encaran los culés este fin de fiesta.

Comentarios » Ir a formulario



gravatar.comAutor: Lewis Rogers

La Liga no es sólo blanca, sino también radiante. Falta saber si se vuelve rojiblanca la Champions del próximo año, aunque el rollo está muy complicado. El Barça se ha ido desinflando al paso de las jornadas y eso de jugar Liga y Copa de Europa no lo ha llevado en esta ocasión como en otras precedentes.

Fecha: 28/04/2012 17:36.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris