Facebook Twitter Google +1     Admin

'Cutrecero'

20120424172707-celebrity-solstice.jpg

Hay crisis, lo sabemos; las cosas están muy duras, también somos conscientes; no hay pasta, no hace falta que nos lo jures, pero tampoco podemos llegar a extremos en los que, directamente, se hace el ridículo y se intenta, infructuosamente, insultar a la inteligencia de los demás. Y conste que esta vez no ha tenido responsabilidad alguna ni Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, ni el Cabildo ni la Autoridad Portuaria, sino los ’lumbreras’ de una embarcación de lujo que cobrando de 1.200 a 25.000 euros por trayecto no son capaces de tener preparado un recibimiento en el puerto chicharrero como Dios manda.

Lo cierto es que, tal y como cuenta el diario La Opinión de Tenerife, algún canario que viajaba en el crucero se quedó de una pieza cuando observó que a pie de escalerilla no les recibía la típica pareja ataviada con el típico traje de magos, sino una joven vestida de sevillana. Total, pensarían los cerebritos del Celebrity Solstice, la estampa iba a ser typical Spanish de todas maneras y se podría engañar a los casi 3.000 pasajeros que iban a bordo.

Al final, engaño, engaño, lo que se dice engaño, a medias. Habrá quienes desconozcan que esta nuestra España tiene un tipismo muy variado y quizá lo de la gitana les parezca un símbolo muy reconocible, pero obviamente eso no es así y además hay que luchar contra ese clásico estereotipo donde aún se nos identifica como el país del toro, la peineta y el traje de faralaes. Y encima, de remate, fue una propia empleada del barco la que tuvo que hacer el pariré y con un vestido más raído que el que llevaba la Cenicienta antes de convertirse en princesa.

Cierto es que el detalle no ha gustado nada a la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife y rápidamente ha salido al paso de cualquier crítica para decir que no ha tenido nada que ver en esta mamarrachada, pero al mismo tiempo  reconocer que en los tiempos boyantes en los que había perras se regalaban las clásicas esterlizias como símbolo de bienvenida. Además, para que quede claro, cuando es la primera vez que el crucero llega al puerto capitalino, una vez parta, hay un grupo folclórico canario que despide a los turistas.

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris