Facebook Twitter Google +1     Admin

Pasarela Llamazares

20120523185839-pasarelallamazares.jpg

El mundo de la moda está perdiendo un auténtico filón con Gaspar Llamazares. Los grandes diseñadores españoles, cabreados como una mona (y con razón) con el COE por el diseño mamarracho de los uniformes de la delegación española para los Juegos Olímpicos de Londres, deberían de ir pensando en reorientar su negocio, ahora que gobierna el PP y que la calle va a estar más caldeada que nunca, hacia la moda revolucionaria, propagandística y de algarada callejera.

El candidato ideal para hacer de modelo es el diputado de IU que, a buen seguro, no tendría reparo en ofrecer su cuerpo serrano, esculpido a fuerza de ir de aquí a allá quemando suela de zapato proletario, para presentar la nueva colección primavera-verano y otoño-invierno de la Pasarela Plaza Cibeles (básicamente porque ese suele ser el punto de congregación de los huelguistas y manifestantes varios).

Llamazares, desde luego, apunta maneras para tener un esplendoroso futuro fuera de la política. Tiene el porte y elegancia del clásico comunista y puede llevar a partes iguales el look ’No a la guerra’ como el de ’No a los recortes educativos’ o las pintas casuales de ’Sí a la huelga’. Lo importante, como todas las modas, son los complementos, en especial una chapita, una pegatina o un dibujo perfectamente serigrafiado.

Eso sí, la condición para poder lucir esta moda es que siempre gobierne en La Moncloa o en la comunidad autónoma de turno la rancia derecha. Si se hace estando la zurda en el poder sólo se puede sacar el trapito verde o la pegatina rojinegra en época de carnavales, donde todo es engaño, truco e ilusión, como la estafa de la huelga general del 29 de septiembre de 2010. A lo sumo, si gobierna el PSOE, sólo se permite el look saharaui mosqueado, pero el monopolio lo tiene Willy Toledo y no está por repartir beneficios ni hueco en su peculiar pasarela.

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Máximo Medina

Pero bueno Velarde, hay que ver cómo se las gasta. ¿Cómo va a ir vestido el ínclito Llamazares, de Galiano o quizás Armani? No hombre, no. El discurso es el discurso y a el se debe, aunque pinte menos que un albañil en paro, porque ahora todo lo lleva el camarada Cayo Lara, que por cierto nunca se queda callado. Si manda la zurda, hacemos piñita, si no, todo está mal. Llama hace su papel, que ya es bastante, pero no le pida que sea modelo de nada. Faltaría más, aunque claro dependería del sueldo y de las condiciones laborales, más estas últimas que están por los suelos. Aunque no de las pasarelas.

Fecha: 24/05/2012 00:48.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris