Facebook Twitter Google +1     Admin

El 'retorno' de Hermoso

20120624091112-hermosobuena.jpg

Si alguien pensaba que el reciente cónclave de Coalición Canaria no iba a resultar un punto de inflexión en la trayectoria de la formación nacionalista, mejor que lea con detenimiento las últimas declaraciones del señor Manuel Hermoso, ex presidente del Gobierno de Canarias y que ha dicho en La Opinión de Tenerife que hay que meter al Partido Popular en las responsabilidades del Gobierno de Canarias. Dicho en plata, que con socios como los socialistas no se va a ningún lado en estos momentos mientras que el Ejecutivo nacional esté bajo la égida de la derecha.

A estas alturas, evidentemente, no vamos a descubrir al señor Hermoso, todo un experto en el arte del funambulismo político. Conocidas son dos de sus grandes hazañas para pegarse al sillón con una técnica mejor que la de adherir su salva sea la parte con Superglue a esa poltrona. Una de ellas fue la perpetrada en 1993, cuando había pactado año y pico antes con los socialistas un acuerdo gubernamental por el cual Jerónimo Saavedra se hacía con la Presidencia y a Hermoso le tocaba ser el vicepresidente. Pues bien, he aquí que el nacionalista acabó dando la puñalada trapera al PSOE y no tuvo escrúpulos o remilgos en pactar con otro elemento de dudosa catadura moral llamado Dimas Martín para perpetrar una moción de censura y arrebatarle el puesto de jefe del Ejecutivo a los socialistas.

La otra pirueta fue poco después, en 1995. Conocedor entonces de que el PP estaba a punto de ser el próximo partido en el Gobierno de España y, por tanto, su poder podía tener el efecto contagio en unas elecciones regionales y locales, el señor Hermoso decidió que había que salvar para Coalición Canaria tanto la alcaldía de Santa Cruz de Tenerife como el Gobierno canario y su solución fue la de hacer doblete (algo que luego han aplicado políticos en el PP como José Manuel Soria, Cabildo y Ejecutivo autonómico). Una vez obtenida la victoria a nivel de Canarias, renunció a su puesto de alcalde en la capital chicharrera para dársela a un político que empezaba a despuntar, pese a su juventud, el señor Miguel Zerolo. Una trampa legal, pero que dejaba al descubierto las ansias de un político por gobernar allá donde fuese.

De todas maneras, en este caso, aunque el comportamiento de Coalición Canaria suele ser el habitual, dar el picotazo del escorpión a su socio de Gobierno cuando ya no le conviene a sus intereses, es verdad que las palabras de Hermoso van más dirigidas a mermar la línea de flotación de Paulino Rivero, que tras el congreso de CC ha quedado más que tocado para los próximos meses.

Comentarios » Ir a formulario



gravatar.comAutor: Maria Hernandez

Un saludo, Juan!
En las afortunadas Islas Canarias y en la Península...da igual!
Todo esto se lo voy a comentar, cuando me reciba, a mi Consejero en la Comunidad Autónoma de la Rioja, D. Emilio del Río Sanz, así como al Sr. educado D. Paco Arnau @ciudadfutura, que hoy mismo afirmaban en Twiter que no se puede decir que todos los políticos son iguales, porque asi nada cambiará. Y afirmaban tambien que pensar eso es de franquistas...
Yo les he respondido que no estoy de acuerdo y que Dios me libre de ser franquista!
Pues bien, el Sr. @ciudadfutura se ha dirigido a mi tratándome de tú como si me conociera de toda la vida diciendo: "pues entonces tú eres igual"
Me ha dejado sin palabras.... Y sin respuesta porque le he pedido explicaciones y aun estoy esperando...
Con mentalidades como esas es como no se pueden esperar cambios...En todo caso serian cambios a peor!
No sé donde están las ideologías!
Cuando se trata de agarrarse bien al cómodo sillón del poder parece que desaparecen todas ellas o se esconden debajo de la alfombra...

Ayyy! PorDios! PorDios!
Que insomnio me produce todo esto y encima no puedo ya ni comprar medicamentos...

@MMariaHs

Fecha: 02/07/2012 00:45.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris