Facebook Twitter Google +1     Admin

Los egos

20120916111340-cristiano-ronaldo-5062018.jpg

¿Está el Real Madrid en crisis? A tenor de los resultados cosechados hasta la fecha, la respuesta es sí. Si en cuatro partidos un equipo de la categoría de los merengues, con un plantillón que ya lo quisieran para sí el 99% de los clubes del mundo, sólo es capaz de sumar cuatro puntos, es evidente que algo extraño está pasando en el seno de la entidad del Santiago Bernabéu y ese algo lleva el número 7 en la camiseta, amén por supuesto de los paños calientes que se han puesto desde los propios compañeros, a la directiva y algún que otro medio de comunicación pelotillero que optó por posicionarse del lado de Cristiano Ronaldo en vez de decirle cuatro cosas bien dichas a un jugador que será todo lo excelente que quieran, pero que no deja de ser una pieza más en el engranaje de la plantilla.

Los caprichitos del luso, que antes del parón por las selecciones ofreció aquella rueda de prensa improvisada (¡¡¡y al mismo tiempo que la que daba Mou tras el partido frente al Granada!!!), empezaron con los mohines de que él no estaba feliz, que en el club sabían cuáles eran esos motivos, pero que él no tenía por qué desvelarlos (la táctica de tirar la piedra y esconder la mano). La pelota fue creciendo porque, sin fútbol de Primera División en lontananza, la prensa indagó y teorizó hasta el cansancio sobre las posibles causas del abatimiento de CR7. Vamos, no se sacaron tantas hipótesis sobre el malestar del merengue desde el asesinato de Kennedy o la muerte de Elvis Preysler.

Pero, independientemente de que la prensa estirase el chicle de la crisis del portugués hasta que no dio más de sí, el problema real venía desde dentro, que nadie, ni siquiera Florentino Pérez y su entorno, eran capaces de atajar un iceberg que ríanse ustedes del que se chocó contra el Titanic. Mimos, demasiados arrumacos a Cristiano, Casilla haciéndole la rosca y todo un entorno de paniaguados pelotilleros que, a la par, no se daban cuenta del incendio que podían estar generando en otras cabezas de la entidad madridista que tienen tantos o más títulos que el niño caprichoso.

Y es que, como me relataba un socio del Real Madrid con muchos años de carnet, la entidad siempre ha estado plagada de estrellas, pero nunca se ha ganado una Copa de Europa apelando a individualismos, sino cuando el vestuario hizo piña para salir de una situación delicada. Ni siquiera Zidane, siendo el mejor jugador de la historia cuando llegó al club de Chamartín, reclamó para sí lo que era un trabajo de equipo. Sólo cuando un jugador o una ‘Quinta’ anteponían sus intereses al del resto de la entidad, al final los grandes logros, que para el Madrid es siempre la ‘orejona’ se quedaban a las puertas. Es decir, aquí pueden haber pasado los Hugo Sánchez, Michel, Butragueño, Martín Vázquez o Ronaldo Nazario. Su ego era tal que al final el club se quedaba perpetuamente en el ‘casi’, pero no remataba. Con CR7 muchos empiezan a temer que el vestuario se puede empezar a desgarrar y hacer cada uno la guerra por su cuenta.

Comentarios » Ir a formulario



gravatar.comAutor: Lewis Rogers

No cabe duda de que el jugador de Funchal es especial, pero no sólo jugando al fútbol sino en todo lo que le rodea. Rara vez habla, pero no abra la boca el mundo balompédico se estremece, ya sea para bien o para mal. Desde que llegó al fútbol español se le ha visto mucho de caprichoso y poco de profesional. No da la impresión de ser un jugador sacrificado y se enfada si no le pasan la pelota con frecuencia, igual que su eterno rival Messi. Técnicamente es impecable, pero se le aprecia cierta apatía cuando las cosas van en contra. Si piensa que todo lo puede resolver él, que puede que lo piense, está muy equivocado, pero la culpa no será solo suya, sino de toda la cohorte de aduladores que tiene a su alrededor. Si se mantiene en el camino que emprendió el día del Granada, su equipo tiene un gran problema con él, y más desde su propio técnico ('Cristiano y diez más') se ha atrevido a decir que no tiene equipo. El bajón de juego del Madrid no parece ser flor de un día. No hay más que ver el papel que realizaron los jugadores en la Eurocopa con sus respectivas selecciones y comprobar lo que están ofreciendo ahora. Ozil, Kedhira, Pepe, Arveloa, Sergio Ramos o Benzema parecen otros. Hasta Casillas está descubriendo errores poco habituales en él. Y, claro, aquí no valdría aquella frase latina de 'ego te absolvo a pecatis tuis...'.

Fecha: 16/09/2012 23:36.


gravatar.comAutor: Maria Hernandez

Bien, pues si ayer, sobre Guardiola, decía que no hay nadie perfecto, "me equivoqué".
Por hacer un chiste fácil diría, no los Egos, sino los h....evos (y no me gusta decir palabrotas) que tiene Cristiano "el triste".
Esta claro que CR7, que  parece mas bien el nombre de un quitagrasas, el KH7 que todo lo limpia, este luso si que es perfecto, un perfecto niñato. 
Parece tan delicado como la princesa del cuento que no podía dormir porque tenía un guisante debajo de un montón de colchones.
Pero, como tu dices y el refrán también, el grano no hace granero sino ayuda al compañero
Ahora, que también es cierto, que se lo puede permitir. Ya me gustaría a mi tener sus tristezas.
Aunque, la verdad sea dicha, de guapo no tiene nada. El atractivo y este no se conocen de nada.

No es concebible que con el presupuesto que maneja el Club estén ahora en el puesto décimo primero de la BBVA, por detrás, por ejemplo, de una Real Sociedad recién ascendida prácticamente.
 Cualquier día me los veo jugando en Las Gaunas, contra el Logrońes, no en Primera, mas quisiera yo, sino en Tercera, o incluso en el campo de tierra que hay frente a mi casa.
Por algo se llaman merengues...

Ademas ahora Mou también esta triste y dice que no tiene equipo, pues que ponga orden, que para eso es the boss...

@MMariaHs

Fecha: 17/09/2012 08:29.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris