Facebook Twitter Google +1     Admin

25-N: Elecciones independentistas

20120926180627-artur-mas-ciu.jpg

Artur Mas ya ha lanzado su órdago a la grande. El 25 de noviembre de 2012, es decir dos años después de las últimas elecciones catalanas, el presidente regional llama a los ciudadanos a las urnas para que, supuestamente, avalen el proyecto independentista, secesionista, separatista, de autodeterminación o de estado libre asociado que ha planteado en Madrid ante Rajoy. Si no va de farol el político del CiU, está claro que el 25-N se juega seguir en la poltrona de la Generalitat y entonces tocará ver si este jugador de póker electoral va en serio o al final recurre a los faroles para intentar engañar y engatusar nuevamente al electorado.

El líder nacionalista catalán se ha lanzado en los brazos de los más radicales, quizá recordando las estampas de hace algo más de un año, cuando decenas de miles de exaltados rodearon el Parlamento catalán y no dejaron acceder en condiciones normales a muchos de los diputados, entre ellos el propio Mas, que tuvo que entrar en las dependencias a través de un helicóptero. De haberlo intentado a pie o en coche oficial, a estas horas ya hubiese sido historia.

Sin embargo, y a los resultados electorales del 2010 me remito, no ganaron (ni siquiera se acercaron a una mayoría simple) aquellas formaciones que propugnaban la independencia de Cataluña, sobre todo ERC, que fue cayendo en votos y escaños hasta ser nuevamente una fuerza casi residual en el arco parlamentario catalán, de ahí que ahora esta fuerza trate de sacar rédito del golpe de timón de Artur Mas en pos de una separación de España que, de momento, la sociedad en bloque no ha pedido, reclamado o anhelado.

Eso sí, triste futuro para una región bella en todas sus dimensiones, pero que no ha sabido cortar de raíz las malas hierbas de quienes quieren tener en propiedad el juguete o romperlo directamente. Los votantes tienen el 25 de noviembre la palabra y sobre todo la papeleta para evitar una astracanada. Y mientras, en Moncloa, ni están ni se les espera.

Comentarios » Ir a formulario



gravatar.comAutor: Maria Hernandez

Lo que no puede ser no puede ser y adeMas es imposible.
Sir Arthur dice que hay que dar la razón al pueblo y lo que en realidad significa es que quiere que voten lo que a él le interesa. No se puede llamar pueblo a un millón y medio de manifestantes, frente al resto de habitantes, 6 millones que no quieren saber nada de esa historia. Ya lo dejaron claro en las elecciones de 2010.
En lugar de centrarse, con la que esta cayendo, en lo realmente importante como es tomar medidas contra la crisis, mira para otro lado o, mejor dicho, mira simplemente por sus intereses personales, es decir, conseguir la ansiada independencia, cubriéndose de gloria en el supuesto caso de que le salga bien, cosa difícil.
Intenta últimamente no salir en la foto con D. Juan Carlos, pero si, algún día, se decide a pronunciar la palabra mágica, que ya no es rescate, sino independencia, se le van a echar encima las tres Ces: la Constitución, Cebrián y Cataluña entera.
@MMariaHs

Fecha: 30/09/2012 19:32.


gravatar.comAutor: Máximo Medina

El señor Mas puede cantar misa, pero el problema no es España, sino la situación en que quedará después de la supuesta y esperada por él independencia de Cataluña. Todos los escenarios que nos han pintado hasta ahora son tremebundos y en ninguno de ellos la comunidad autónoma catalana sale ganando. No entiendo por ello cuál es el interés que tiene el señor Mas y toda CiU en meterse en este berenjenal. Y es que todo lo que disfruta Cataluña por pertenecer a España lo perderá y sólo ganará estar sola en un mundo que cada vez se apiña más con acuerdos entre países, casi de la Unión Europea en la que no estaría, así como la cantidad de empresas, la mayoría multinacionales, que perdería en su supuesto nuevo status. Si es un chantaje, o una monda de cambio para conseguir otros fines, de acuerdo, pero no han elegido el mejor momento.

Fecha: 01/10/2012 23:11.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris