Facebook Twitter Google +1     Admin

El 'aval' a Rajoy: 200.000 votos menos en Galicia y Oyarzábal haciendo el cafre en Twitter

20121022123353-screen-shot-2012-10-22-at-7.36.41-am.png

Veinticuatro horas después de celebradas las elecciones en el País Vasco y Galicia, con el reposo necesario para que el cuchillo del análisis pueda atravesar la intrincada tarta política, cabe decir que no sé a qué viene tanto entusiasmo de algún sector de la prensa de derechas con Mariano Rajoy por la mayoría absoluta de Alberto Núñez Feijóo. Sí, es verdad que el candidato del PP se la jugaba en un contexto donde todos sabemos que pese a ser comicios regionales, la globalización provoca que la gente vote en clave nacional y más en un contexto de crisis y recortes. Sin embargo, la victoria del hombre de la marca de la gaviota en Galicia no es ningún aval a la gestión de Rajoy.

A ver, basta con mirar los resultados en número de votos para comprobar que, a pesar de que Feijóo pasa de 38 a 41 escaños, el PP pierde casi 200.000 votos. Esto, en condiciones normales, hubiese supuesto perder la mayoría absoluta e incluso ver discutida la propia victoria simple en las urnas. Pero, claro, el PSOE perdió alrededor de 250.000 papeletas y el nacionalismo, dividido, peleado y cabreado entre sí (Beiras y Jorquera) obtuvo la suma de 16 escaños y el respaldo de 320.000 votantes. Sin embargo, ha sido la abstención la nota destacada y lo que en realidad ha motivado que nada cambie en tierras galaicas. Si el Gobierno actual era tildado de regular, lo que venía era peor, sobre todo porque ya no se hablaba de bipartito, sino de tripartito y al final, por dejación, los gallegos optaron por el ’Más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer’.

Y en el País Vasco, ¿dónde demontres se agarran los panfletarios de Rajoy para decir que esto es un éxito? No pueden justificar nada, absolutamente nada, salvo certificar un fracaso tremendo, aunque es verdad que el PP en Euskadi, desde el exitazo de Mayor Oreja en 2001, con 19 parlamentarios, sólo ha ido degradándose de tal manera que todos los que estaban en la línea de confrontación con ETA, (el propio Mayor o María San Gil) fueron relevados por paniaguados como Basagoiti o el impresentable de Oyarzábal, quien no tiene mejor idea ni más luces que la de meterse vía Twitter con la periodista Isabel San Sebastián.

Pues gracias al PP y también a la congénita torpeza del PSOE de Patxi López hoy Bildu, el lobo revestido con piel de cordero, está con amplia representación en el Parlamento vasco. Ahora el PNV, ganador sin mayoría absoluta, tiene la palabra para ver con quién gobierna los próximos cuatro años. Urkullu no lo tiene claro y por eso en la noche electoral cortejaba indirectamente con sus mensajes a unos y a otros. Y es que el nacionalismo vasco recupera la poltrona que siempre había considerado de su propiedad. Viendo la especial torpeza del dúo gafapasta (López y Basagoiti) normal que se haya dado este escenario en Euskadi.

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris