Facebook Twitter Google +1     Admin

Marketing caritativo

20121026214504-javiermarias.jpg

La caridad y la solidaridad son buenas obras, pero choca bastante cuando éstas se quieren publicitar por la propia persona que realiza esos actos. Tenemos el caso de Javier Marías, reciente Premio Nacional de Literatura, que acaba de renunciar a ese galardón y los 20.000 euros que lleva aparejados para que estos sean donados a varias bibliotecas. Vamos a ver, ¿qué es lo que le interesa realmente al escritor? ¿que no se le adhiera o adscriba ideológicamente a un determinado partido político o hacerse una promoción by the face para aumentar las ventas de su libro Los Enamoramientos?

Como campaña de marketing puede ser de lo más efectiva porque está claro que se va a hablar de este gesto y todo el tiempo saldrá indirectamente que este escritor es el autor de una novela premiada y todo el mundo tendrá la sana curiosidad de tener en sus manos esta obra. La estrategia es, sencillamente, genial, aunque siempre habrá quien crea que en realidad él lo ha hecho con la mejor intención y que su objetivo no era, precisamente, el hacer una campaña alternativa de promoción del libro, sino que sólo anhelaba ese gesto solidario.

Sin embargo, cuando uno va de desprendido por la vida, cuando se propone o lleva en sus genes hacer el bien, no lo va promulgando por ahí. Es más, siendo además un personaje de cierta relevancia como es Javier Marías, lo prudente en estos casos es recoger la cantidad que has ganado y luego, discretamente, dotar a los centros que él estime oportuno de unas ciertas cantidades, así hasta desprenderse de los 20.000 euros que parecen quemarle tanto en las manos porque vienen del Estado, que debe ser malo malísimo de solemnidad.

Pero no, Marías no se ha comportado, por ejemplo, como el futbolista Raúl, al que jamás nadie habrá visto desviviéndose por la gente más desfavorecida. Es más, él ha dado orden tácita de que no quiere ser fotografiado. Para él, es algo tan íntimo, tan de su esfera privada, que no pretende hacer una campaña de imagen con eso. Y así muchas personas anónimas actúan de esa manera, pero hay determinados protagonistas que tienen que hacerse notar, montar el paripé y hacernos ver al resto de la humanidad que son más solidarios que Cáritas. En este caso, Marías ha escrito un renglón bastante torcido. Él sabrá lo que hace.

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris