Facebook Twitter Google +1     Admin

Foto cruenta

20121027181227-rajoy-inem.jpg

Las fotos de ayer se te rebelan hoy. Eso es lo que han debido de pensar muchos ciudadanos al ver ‘rescatadas’ del baúl de los recuerdos las imágenes de un Mariano Rajoy frente a una oficina de empleo y abajo un titular declarativo que se torna hoy destructivo para la figura del propio presidente del Gobierno, “cuando gobierne bajará el paro”. La instantánea y las palabras corresponden a inicios del mes de enero de 2010, es decir, aún le faltaban casi dos años al líder del PP para poder traspasar el quicio de la Moncloa como presidente in rectore. En esos momentos, la situación del desempleo en España apuntaba ya maneras de ser el principal, primordial y casi único problema de los españoles y aquí el político conservador nos proponía una alternativa, que era no subir los impuestos, porque si estos se tocaban al alza, la creación de empleo se resentía notablemente.

Sin embargo, ¿qué ha sucedido? Que Rajoy fue olvidando sus promesas hasta el punto de aplicar punto por punto el recetario socialista (para eso nos habríamos quedado con Rubalcaba) de meterle mano a los impuestos y ver como el paro ha ido creciendo mes por mes, salvo en los tradicionales en los que se genera algún puesto de trabajo, es decir los de verano y los que se corresponden con las campañas de Navidad y de Semana Santa.

Eso sí, humor o fina ironía no les falta a nuestros representantes políticos que tienen el ‘papo’ de decirte que ya se vislumbra una luz porque fíjate tú que la cifra de paro que se ha generado en esta EPA es mucho menor que la que arrojó la encuesta del mismo trimestre de 2011. Claro, genios, es que si encima en vez de dar 85.000 desempleados hubiese dado un saldo de 200.00, entonces ya era para calificarles de zotes supinos con bandita y diploma de honor. Cuando menos trabajadores quedan, más difícil es que se destruya más empleo, eso es de cajón, aunque parece que alguno le cueste asumir con facilidad ese principio.

Mucho me temo que la situación, laboralmente hablando, tarde demasiado tiempo en mejorar en España y que nos veamos abocados a tener que emigrar en masa a otros destinos. Y no se es que se trate de que nos pongamos como el movimiento 15-M o 25-S, pero desde luego de alguna manera hay que darle un toque severo de atención a unos políticos, empezando por los que ahora gobiernan, los del PP, para que se den cuenta de una vez que por este lado no vamos a ningún lado, sino directamente al hoyo.

Comentarios » Ir a formulario



gravatar.comAutor: Máximo Medina

La diferencia entre estar en la oposición o en el Gobierno son radicales. Justo lo que a Rajoy y los suyos no les gusta lo más mínimo. Una vez más se aplica aquello de una cosa es prometer y otra dar trigo.

Fecha: 03/11/2012 15:09.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris