Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Junio de 2012.

El Griñán golfista

20120601132710-grinan-644x362.jpg

Griñán vuelve a regar con cuantiosas subvenciones una nueva fruslería, aunque en este caso tiene su lógica. Pese al boquete económico de la Junta de Andalucía, el presidente socialista emboca perfectamente una partida de no sé cuántos millones para patrocinar un torneo de golf. Sólo falta que el Gobierno de este ’Tiger Woods del califato andaluz’ ponga los agujeros (financieros) para completar el favor a los organizadores de tan elitista deporte, una especialidad que deben jugar esos señoritos que tanto critica (de boquilla, claro está) el presidente socialista.

Andalucía, claro está, seguirá siendo un caos gubernativo, máxime en esta legislatura del pacto de la izquierda, porque habrá muchas más bocas que complacer, más favores que cumplimentar y que satisfacer. ¿Qué la comunidad autónoma está a la cabeza del paro, del fracaso escolar o que su sanidad es una de las peores valoradas (seguramente sólo superada por la canaria)? No pasa nada. El señor Griñán saca sus palos, los examina, valora la situación y decide a ver dónde manda la pelota. Normalmente, salvo que el tiro le vaya desviado, ésta acaba cayendo en el tejado de Moncloa. Y es que Madrid, ¡cómo no! parece tener la culpa de todo, es la salida más recurrente para justificar la incapacidad al frente de una administración.

De todas maneras, no nos olvidemos de lo fundamental del asunto, de lo (blanco) nuclear, que es que el 25 de marzo de 2012 los andaluces tuvieron la gran ocasión de cambiar el color rojo del Gobierno, pero optaron por el rojizo comunista, es decir, más de lo mismo, pero salpimentado, más picante al asunto. Sí, dirán ustedes, ganó el PP, pero no alcanzó (por bastante) la mayoría absoluta y al final, salvo cuestiones personalistas como en Extremadura, manda la aritmética parlamentaria.

Así que nada, el señor Griñán podrá seguir tostándose al sol de los campos de golf, de la hípica o de los puertos deportivos más exclusivos de Andalucía. Seguirá habiendo parados a tutiplén, pero pueden sentirse orgullosos de ver a su presidente paseándose y posando en las instalaciones más Vips. Comer, no comeremos, pero al menos unas risas sí que nos echaremos.

'Supelcopa'

20120602114627-1646756-w2.jpg

La Federación Española de Fútbol se lleva la organización de la Supercopa a China. Los cerca de 40 millones de dólares que ingresará en las arcas el ente que preside ad eternum Ángel María Villar han sido argumento más que suficiente para que el torneo entre los campeones de Liga y de la Copa del Rey se vaya hasta el lejano Oriente. Tengan por seguro que los chinos serán eso, chinos, pero no tontos y le sacarán mayor partido aún que el proceloso y provechoso negocio que cree haber hecho la Federación Española.

A estas alturas, claro está, no vamos a negar que la situación financiera en España afecta (y mucho) a prácticamente todos los entes y que la FEF, evidentemente, no está libre de esa crisis y no sólo se trata de potenciar el ingenio, sino también buscar salidas que dejen el saldo en números negros. Otra cosa será, qué duda cabe, cuando haya que elaborar los calendarios de la temporada 2013-2014 y siguientes y empiecen los problemas de compaginar la Supercopa ’asiática’ con la competición doméstica y, ¡ojo al dato! con la posibilidad de que alguno de los participantes en esa Supercopa haya tenido la osadía de haber ganado Champions o Europa League y, entonces, también habría que tener en consideraciín el partido que juegan en Mónaco los campeones continentales.

Desde luego, llámenme cenizo, gafe o aguafiestas, pero este negocio de la Federación para llevarse durante siete años la Supercopa a China va a ser, acuérdense, un quebradero de cabeza tras otro que no se pasa siquiera con toneladas de aspirinas (o su genérico correspondiente). Ya saldrá el Rubiales de turno para amenazar con la enésima huelga por incumplimiento del calendario laboral para con sus afiliados. Pero, fuera de toda broma, lo que no me queda claro es cómo se va a poder calzar este partido sin que, primero, afecte a los compromisos amistosos que todos los años en pretemporada tienen los grandes de nuestro fútbol y que, salvo sorpresa, suelen ser los que siempre se disputan la Supercopa, y, después, en qué media afectará al inicio de la Liga, cuándo daría comienzo, máxime que en 2014, por ejemplo, hay un Mundial que jugar.

En fin, cuestiones todas éstas en las que, me juego el pescuezo, Ángel María Villar ni ha reparado medio segundo en ellas. A él sólo le interesa seguir en la poltrona y esperar, cómo no, que se jubile Joseph Blatter para ocupar el puesto de preboste mayor de la FIFA. A estos dinosaurios de los despachos federativos ni les ocupa ni les preocupa cargarse el fútbol y sobre todo fastidiar a los aficionados. Y es que, como última reflexión, ¿alguien ha tenido en cuenta a los socios de los clubes que tendrán que jugar la Supercopa en China? Está claro que no y eso, moralmente, es tratar a los seguidores como gente de segunda o tercera fila, cuando no directamente de basura.

MAFO y similares

20120602120355-rato-478x270.jpg

Me gusta que se cumpla la ley y si ésta dice que es completamente lícito que el ex gobernador del Banco de España perciba durante dos años un sueldo de 11.000 euros mensuales, lo que da la bonita cifra de 264.000 euros hasta mediados de 2014, me tengo que envainar mis argumentos sobre la ilegalidad o la injusticia de esta dádiva, pero no se puede uno, por lo menos, dejar de manifestar en torno a la oportunidad o a lo moral que puede ser esa percepción, sobre todo cuando el mandato del inquilino de esta institución reguladora ha dejado bastante que desear.

Y es que Miguel Ángel Fernández Ordóñez se marcha con unas cantidades que para sí las quisiéramos muchos (salvo Carlos Dívar, al que igual no le parecen lujosas). Sí, la ley, la que hacen nuestros políticos, indica claramente que eso es así, que está perfectamente instituido que han de ganar el 80% de lo que percibían mientras estaban en sus mullidos sillones dentro de unos despachos de maderas nobles. Y así hasta 24 meses, salvo que encuentren una ocupación que les impida, entonces, seguir percibiendo esa ’propina’ de 11.000 euros mensuales.

Seguro que muchos de ustedes ni nos molestaríamos en buscar en demasía, no vaya a ser que de repente, por unos cientos euros de más, tuviéramos que madrugar para acudir a trabajar. A casi nadie le caen así como así 11.000 euros por no hacer nada, salvo a MAFO. Lo que sucede, paradójicamente, es que a todos estos cargos que demuestran su ineficacia contante y sonante es que luego acaban encontrando chollos aún mayores y, entonces, no les duelen prendas en renunciar a esa cantidad. Ejemplos tenemos a porrillo, Aznar, González, Zaplana, Corcuera, Solana, Boyer, Rato…todos, indefectiblemente, acaban renunciando a lo que por ley les corresponde para cobrar, por supuesto, mucho más.

Esta es la España que tenemos, una nación en la que nadie es responsable de nadie, en la que da igual que las hemerotecas rescaten las mentiras de unos y otros. Aquí nadie da un paso al frente ni renuncia a sus privilegios. Normal será que dentro de cuatro años, ante unas nuevas elecciones, acaben por no ir a votar más que los políticos y alguno de sus familiares. El resto de los ciudadanos, viendo este panorama, haremos nuestro propio referéndum, es decir, si pasar el día en el monte o en la playa.

Metiendo miedo con Bankia

20120604160016-bankia.jpg

Que la situación de Bankia, a día de hoy, es más que preocupante, no es nada novedoso. Sin embargo, independientemente de que haya que pagar entre todos los españoles alrededor de 24.000 millones de euros del ala, lo que no me parece ético es que ciertos directores/interventores de otras entidades financieras vayan asustando a diestro y a siniestro a los clientes que tienen su dinero repartido entre su banco y el afectado Bankia para que corran rápidamente a esta última y saquen de ahí hasta el último céntimo.

Precisamente, y porque me toca muy de cerca, el interventor de la sucursal de un banco que tiene sucursal en la zona de Tomé Cano, en Santa Cruz de Tenerife, dio a unos clientes una especie de consejo-advertencia: "Sacad a la mayor brevedad posible todo el dinero de Bankia". Obviamente, ante un mensaje así y teniendo en cuenta que se trata de personas de cierta edad, que empiezan a temer lo peor para sus ahorros, raudos y veloces fueron hasta la entidad a retirar la mayor parte del dinero y meterlo en otra entidad.

Evidentemente, todos queremos lo mejor para nuestro dinero y evitar que de la noche a la mañana, por ejemplo, nuestros euros queden reducidos, por ejemplo, a simples bonos, una especie de corralito argentino, pero a la española. Sin embargo, hay que tener en consideración que hoy lo fácil es asustar y blandir el fantasma de que nuestros ahorros pueden desaparecer por arte de magia. Si no pasó nada con Banesto, a pesar de la intervención del Banco de España, tampoco creo que Bankia acabe quebrando, aunque es verdad que el agujero es lo suficientemente enorme como para empezar a sentir vértigo.

Un director o un interventor de la competencia no te va a hablar maravillas nunca de su rival y menos aún si éste se encuentra en una situación delicada y encima pasando un mal ’Rato’. Ya es suficiente el mal trago que están pasando los clientes de Bankia para que encima te vengas con cuentos, conjeturas e hipótesis apocalípticas. Sencillamente, es bochornoso rentabilizar esta tragedia, aunque sea al 3% de interés.

RTVE, nada que ver con un hotel

20120605161608-echenique2-abc-644x362.jpg

Leopoldo González-Echenique, ese es el nombre del elegido por Mariano Rajoy para hacerse con la gestión de RTVE, un caramelo envenenado y al que tendrá que poner orden y concierto este gestor procedente de NH Hoteles. Desde luego, mucha paciencia tendrá que tener el nuevo presidente de la Corporación para que la Casa no se le convierta en una especie de hotel de los líos. Y es que, al igual que un alojamiento de alta categoría, no siempre todos los huéspedes están dispuestos a abandonar su lujosa estancia, se atrincheran en su habitación mediática y siguen pidiendo cava y champagne a cuenta de los fondos públicos, esos dineros inexistentes y que, como la capa de ozono, cada vez van haciendo más grande el déficit en RTVE.

Lo que sí ha provocado ya el señor González-Echenique es una especie de vacío por parte de los sectores más afines al PSOE. Se dice, no sé si con segundas, que no se le conoce de nada, lo que a priori puede ser bueno porque empiezas la gestión sin máculas que desmentir cada cinco minutos, pero también puede tener la interpretación aviesa de hacer ver que se ha escogido a un tipo gris, sin brillo y que sólo está ahí por ser compañero de promoción del marido de la vicepresidenta primera del Gobierno, la señor Soraya Sáenz de Santamaría.

 

RTVE necesita, desde luego, alguien que sepa meter en cintura su abultada deuda y si este señor viene de la empresa privada, tanto mejor. Normalmente, alguien con espíritu de empresario y que tiene que jugarse su dinero debe ser, en principio, la persona ideal para manejar una Corporación tan delicada como es la de RTVE. Hay que empezar aplicar técnicas del ámbito no público a la cosa que es de todos. Hay que ponerle un control radical al gasto, revisar nóminas y empezar a meter el tajo en todo lo que se pueda, empezando por ejemplo por la consabida manía de externalizar determinadas producciones para que se forren cuatro o cinco productoras, por ejemplo.

Como contribuyente, démosle un margen de confianza a este nuevo presidente, pero desde luego no se puede aterrizar en RTVE con paños calientes. Medidas concretas y concisas desde el primer minuto, directo, a la yugular y sin pelargones. Todo lo que sea empezar a marear la perdiz indicará que el PP tampoco está interesado en poner orden y concierto en la Corporación.

Crisis bolsística

20120605185335-bolsaswe-b.jpg

La bolsa está en crisis, pero no la institución económica (ésa iría con mayúscula) sino la bolsa de toda la vida, la del súper del barrio y la del gran hipermercado. De hecho, ya circulan datos que hablan de que el consumo se ha visto reducido en un 80% un año después de la puesta en marcha del cobro de las mismas y que va desde el céntimo de esa especie de envase que se agujerea con solo mirarlo, a los 50 céntimos de los envases de rafia y que son bastante útiles para el consumidor por su capacidad, durabilidad y comodidad.

Cierto es que esa medida, la de cobrarnos cada vez que llegamos a la caja y, ¡¡oh cielos!!! habernos olvidado en casa cualquiera de las 900 bolsas que tenemos acumuladas, ha provocado que cada vez sea más difícil que la amable cajera nos encasquete el artilugio plástico y, por tanto, que nuestra factura aumente tontamente unos cuantos céntimos. Sí, ya sé que no son nada, pero imagínense decenas de miles de clientes en una gran superficie y que se le lograse colar una bolsita por persona….al final saldría una cifra realmente jugosa.

Por eso, como los españoles parecemos cada vez más concienciados con el medio ambiente, aunque sólo sea por una cuestión pecuniaria, la industria de las bolsas plásticas ha sufrido una caída sensible en su producción y lo que empieza a ser preocupante es que una cantidad importante de los empleos que genera este sector corre peligro de irse dentro del poco al paro o, en el mejor de los casos, y haciendo un símil con las bolsas, necesitará reciclarse para no quedarse colgado de la brocha laboral.

Evidentemente, todos tenemos que concienciarnos ante la protección del medio ambiente, pero también tendremos que sopesar si merece la pena el cobro de la bolsita de toda la vida, que al final, precisamente por evitarnos pagar los centimitos, lo que provoque sea un nuevo agujero laboral, es decir más paro. Y entre la defender la ecología y reducir los casi seis millones de parados, me quedo con lo segundo, aunque para lo otro también debiera haber fórmulas.

El 'igualitario' de Marinaleda

20120606131915-sa-769-nchez-gordillo.jpg

El alcalde de Marinaleda, el señor Juan Manuel Sánchez Gordillo, sigue dando ejemplo de ’coherencia’ política allá donde va o donde le ponen el micrófono para que se desfogue un pelín. Este caballero, después de su gira pro chavista por tierras de Venezuela y donde sembró de auténtica doctrina ’gorilense rojiza’ ciertos medios de comunicación afines a la ideología del sátrapa de Miraflores, ahora utiliza en España la táctica de ir en contra de todos aquellos que le están poniendo fino (con razón) no sólo por sus palabras, sino también por contradecirse en sus supuestamente incorruptibles principios morales.

Y es que el señor Gordillo viajó hasta Caracas en primera clase de Iberia, lo que cuesta un ojo de la cara y tres cuartas partes del otro. Alega que él no sacó un solo céntimo de las arcas de Marinaleda, algo que concedo sin más dudas, que su viaje estuvo sufragado por esos medios de comunicación que le entrevistaron, es decir que fue un desplazamiento y una estancia costeadas directamente por Hugo Chávez y este señor, como buen comunista de caviar, no tuvo más remedio que aceptar la generosa dádiva que se le ofrecía, no fuese a enfadarse con él el camarada del Palacio miraflorense.

Luego, una vez llega a España de vuelta, se pone muy digno y habla de que los muy ricos lo son porque necesariamente han de robar a los demás. Este político de IU no debe entender o, mejor dicho, trata de hurtar a sus seguidores un principio básico, el de la libertad competitiva, el que uno puede hacerse perfecta y honradamente rico con sus propias manos, fruto de un trabajo sacrificado y con denuedo. A gente como él le gusta esa especial doctrina comunista por la cual todos son iguales y, por tanto, da lo mismo que trabajen diez minutos que diez horas, al final el salario será el mismo para todos a final de mes. Eso, lisa y llanamente, se llama izquierdismo de sopa de col, un mejunje insípido en el que antes ya han jeringado estos prebostes de pañuelo palestino para repartirse la sustancia y dejar el liquidillo a los demás.

La pena es que en el oprimido pueblo venezolano hayan tenido que ver a semejante elemento hablar y desbarrar sobre España y tener la creencia de que en verdad en este país somos así de chabacanos y sobre todo que funcionemos como una república bananera. Así no es de extrañar que nos tomen el pelo por medio mundo y nos dejen en paños menores (cuando no desnudos del todo) en el otro medio.

"Estos españoles están locos"

20120607191508-asamblea-de-madrid.jpg

Tengo que confesar que cada vez me estoy haciendo más fan de las desopilantes y desternillantes crónicas de mi compañero Javier González Méndez en Periodista Digital. Igual te saca un tema de su Galicia local o es capaz de analizar los más intrincados asuntos que se mueven en la Unión Europea, pero siempre con un denominador común, el ingenio, la sorna y la fina ironía para hacer sacar a los lectores algo más que una pícara sonrisa. Sú última crónica, sobre la medida planteada por Esperanza Aguirre y la entrada en crisis de la empresa ’Aprietabotones SA’ es, sencillamente, espectacular, amén de tener más razón que un santo.

Y es que la lideresa madrileña ha puesto el dedo en la llaga y, cual verso suelto al estilo gallardonista, propone que se reduzca a la mitad el número de diputados en la Asamblea de Madrid, es decir pasar de los 129 actuales a un máximo de 65, lo que supondría un ahorro considerable de sueldos. Pero, tal y como fantasea el propio González Méndez, podemos empezar a mirar hacia el resto de las instituciones que tenemos en este país y nos llevaríamos una gran sorpresa. He aquí las cifras que nos deja el propio articulista.

"259 inútiles senadores, 350 diputados del Congreso abducidos, 54 eurodiputados que van y vienen de Bruselas, 1.206 sumisos parlamentarios autonómicos, 1.031 diputados provinciales de Diputaciones para el desguace, 74.000 secuaces (entre alcaldes y concejales) distribuidos por la geografía municipal española y 139 representantes en Cabildos y Consejos Insulares, forman parte de la plantilla de la segunda empresa nacional con más personal de España: “Aprietabotones, S.A.”, con cerca de 78 mil trabajadores en nómina. Le cuestan a España, o sea, a los españoles, unos mil millones de euros al año en salarios y otros dos mil millones de euros más de gastos, en amplios y discutibles conceptos de representación ¿Puede soportar esta sangría un país que camina por la frontera del rescate?".

Está claro que si desde Bruselas, Berlín o Washington llegan realmente a ser conscientes de este dislate político, que influye directamente en la economía estatal o regional, no sólo no contemplarían otra opción que no fuese la intervención, sino que encima a más de un dirigente político podría costarle una temporada en el talego o en el psiquiátrico, sobre todo porque aparte de parecer que estamos cometiendo un delito, sin duda sí que parecemos locos de atar al tener en determinadas regiones hasta cuatro niveles burocráticos. Remedando a Asterix, "Estos españoles están locos".

Los 'argumentos' de El Comidista con Mercadona

20120606202005-timthumb.php.jpg

España es la nación por antonomasia donde más envidiosos y destructores del que triunfa hay por metro cuadrado. Descubro, por mera casualidad, un artículo de un señor que se hace llamar El Comidista y que bajo la etiqueta de presentarse como una especie de crítico gastronómico ’a la remangillé’ al final cumple con esa máxima de darle hasta en el DNI a personas que no comulgan con la ideología del progresismo, esa que tiene por norma que todo debiera ser gratis y que si un empresario es capaz de hacerse rico con su empresa es que algo debe estar haciendo ilegal. Aclaro para los no iniciados, la progresía cree que las empresas son ONG, no ámbitos para ganar dinero.

El caso es que el llamado El Comidista se mete en esta ocasión con el presidente de Mercadona porque, por ejemplo, tiene la tienda llena de productos Hacendado. A ver, cada cual en su casa hace lo que considera más conveniente para tener el mejor balance contable. Si Juan Roig ha decidido apostar mayoritariamente por la marca blanca será porque sus productos son buenos, su precio es competitivo y, además, viendo la situación que hay de crisis en este santo país, ¿para qué vas a llenar los lineales con primeras marcas que se van a quedar ahí por los siglos de los siglos hasta que se caduquen?

Luego le fastidia a este crítico que Mercadona nos obligue a comprar ciertos productos en pacos. A ver, esta es una práctica que llevan todos los supermercados a cabo, no se trata tampoco de empaquetados exagerados, no da tiempo, salvo olvido del consumidor, a que se nos pudran en la nevera y, consecuentemente, a tenerlos que tirar a la basura. Además, dentro de una economía de libre mercado puedo decidir comprar en Mercadona, Supercor, Hiperdino, Carrefour, Alcampo, Lild o Ahorra Más, por poner unos ejemplos.

Y lo de la crítica por no tener productos ecológicos o de comercio justo ya es de traca, sinceramente. No creo que por ley haya que tener esos productos que, dicho sea de paso, son bastante caros para los bolsillos de muchos consumidores. Sí, todos queremos comer sano, pero no menos cierto es que los productos de toda la vida no son veneno y que, afortunadamente, Mercadona es uno de los establecimientos que más y mejores controles fitosanitarios pasa a lo largo del año.

En fin, Mercadona no es santo de la devoción de El Comidista, lo cual respeto perfectamente, al igual que yo no soy cliente habitual de Sánchez Romero, pero no porque me caiga mal el empresario, que parece el leiv motiv del artículo del columnista de El País sobre Juan Roig, sino porque me parece que es un supermercado con precios desorbitados en todo lo que se refiere a productos frescos. Sobre la excelsa calidad de Sánchez Romero, desde luego, nada que decir ni que rebatir, igual que tampoco se puede negar el sacrificio continuo del señor Roig para sacar adelante su empresa y este país llamado España.

Krahe y la libertad de expresión

20120608194912-javier-krahe.jpg

La Justicia lo deja claro, en España se puede insultar a la Iglesia Católica porque, pásmense ustedes, las críticas y los ataques a las creencias religiosas son algo habitual y hasta institucionalizado como normal. Esto no lo digo yo, sino la conclusión de una sentencia por la que se absuelve al artista Javier Krahe y a la que entonces era directora de Lo + Plus, Montse Fernández Villa, por la emisión de un vídeo en esa cadena en la que se quemaba un Cristo, al que previamente se le sacaba de la cruz y se le untaba con mantequilla para posteriormente ser cocinado.

Los puristas, of course, ya han salido a ondear la bandera del derecho a la libertad de expresión y a defender que lo que hizo en su momento Krahe (en los años 70) y que emitió 20 años después el programa Lo + Plus no tiene nada de especial y que, por tanto, no había lugar a condenar absolutamente a nadie. Tampoco me produce mayor sorpresa porque los ataques a todo lo que sea el catolicismo, desgraciadamente, están a la orden del día y no parece que haya nadie que le ponga freno.

Eso sí, los mismos que se chotean sin pudor de la Iglesia son los mismos que luego se ponen tiquis miquis a la hora de darle duro a esas creencias islámicas. Son esos críticos de cartón-piedra incapaces de burlarse, siquiera mínimamente, de Mahoma porque saben perfectamente que esa gente no se anda con medias tintas, que se lanzan a degüello contra quien tenga la osadía de hacer la más mínima chanza sobre el Corán, Alá o las mezquitas, por poner sólo unos ejemplos. Un ministro italiano, tras apoyar al dibujante danés que hizo unas caricaturas sobre Mahoma vio como se atentó posteriormente contra intereses italianos en Afganistán, con varios muertos en el atentado y no tuvo más remedio que dimitir.

Desde luego, que no se me entienda mal. No pido el regreso ni la resurrección de la Inquisición, pero habrá que poner unos límites judiciales porque el hecho de que la Iglesia se aplique a sí misma la doctrina de poner siempre la otra mejilla ya supone un abuso en toda regla. A favor de la libertad de expresión, siempre, pero que ésta no tenga que exceder los límites del respeto. Es lo menos que podemos pedir.

Emperador Nadal

20120611195353-rafa-nadal-estima20120608-0016-17.jpg

Rafa Nadal no tiene rival en la tierra batida de Roland Garros. Quitando la famosa derrota frente al sueco Soderling, hace ya tres años, al tenista manacorí no se le resiste esta competición y ya es el rey, el emperador absoluto de Francia, lo que sin duda debe haber puesto ’cachondos’ a los guiñoles, que ahora tendrán que meterse por donde la espalda pierde su casto nombre todos los ataques y acusaciones que han ido vertiendo en las últimas semanas. Y es que cuando al mejor no se le puede derrotar en la pista, se le intenta desprestigiar fuera de ella. Pero Rafa es mucho Rafa como para caer en las críticas baratas e infundadas de unos muñecajos de chichinabo.

Es una pena que no se pueda clonar a Nadal, por ejemplo, como presidente del Gobierno y que combatiese a raquetazos por ejemplo la prima de riesgo, que cual Djokovic irreverente ha vuelto a superar en el lunes del ’post-no-rescate’ los famosos 500 puntos. Es increíble, pero cuanto mayor es el desprestigio de nuestra clase política, mayor es el de nuestros deportistas, los únicos que, a fecha de hoy, defienden en parte la imagen española en el exterior.

Si con Franco se decía que el Real Madrid era el mejor embajador de España, ahora tenemos muchísimos más representantes, las selecciones de fútbol, baloncesto, balonmano o waterpolo o el propio Rafa Nadal, que acude al resto para, por lo menos, mantener en deuce la imagen de un país que, económicamente, no es siquiera de castañuela y pandereta porque, sinceramente, ni siquiera tenemos dinero para eso. Y es que, básicamente, nos han dejado 100.000 millones de euros para rescatar el sistema financiero español que, a Ratos grandes y a ratos pequeños han dejado en ’Bankiarrota’.

Tenemos que agradecer a Nadal sus gestas porque al menos, por unos minutos, los españoles se han olvidado de las desgracias mundanas que tenemos que sufrir por mor de unos políticos incompetentes, mentirosos y que encima son incapaces de mantener una línea argumental dentro del propio Gobierno. Menos mal que nuestro presidente y nuestros ministros no practican ningún deporte porque su papel sería el de meter la pata constantemente y no llegar, siquiera, a clasificarnos ni para las previas de los torneos.

La Eurolotería

20120611125752-rajoy-rescate4.jpg

Me escribe un internauta al hilo de mi último post, sobre Javier Krahe, y me recrimina que no escriba sobre el rescate al sistema financiero español. Tranquilidad, amigo, que todo está previsto y, por supuesto, con su permiso, usaré las ’chuletas’ que usted me envía para poder desarrollar el hilo argumental. Eso sí, desde luego, el Gobierno de Mariano Rajoy, por enésima vez, vuelve a dar una lección de descoordinación, de despropósito y, sobre todo, de una fallida política de comunicación, amén, por supuesto de que hace de la mentira su seña de identidad.

La cronología de los hechos (y de las palabras) es la siguiente:

13 de abril - "No es posible rescatar a España. No hay intención y no es necesario". (Mariano Rajoy)
28 de abril - "La banca española no necesitará los fondos europeos". (Luis de Guindos)
28 de mayo - "No habrá rescate a la banca". (Mariano Rajoy)
31 de mayo - "Lagarde ha disipado las dudas" Refiriendo a un rescate financiero (Soraya Sáenz de Santamaría.)
2 de junio - "España saldrá de la crisis por sus propios medios". (Mariano Rajoy)
6 de junio - "Los hombres de negro no van a venir a España". (Cristóbal Montoro)
7 de junio - "No estamos preparando absolutamente nada". (Luis de Guindos)

Es decir, o a los españoles se nos trata de niños de biberón o bien, directamente, nos están llamando imbéciles en nuestra misma cara. Siete declaraciones contundentes en el plazo de dos meses, todas enfocadas a que nosotros solitos seríamos capaces de salir de ese agujero y, por arte de magia, ¡tachán! nos prestan 100.000 millones de euros, pero no es un rescate, sino algo bueno para Europa y para España.

Y encima, para rematar la jugada, viene el señor Rajoy y nos quiere vender la moto o la burra de que el presionó al Eurogrupo para forzar esta dádiva de nada menos que 100.000 millones de euros. Es de traca y encima luego querrán que dentro de cuatro años los electores vuelvan a coger la PPapeleta del PP. Me sé de uno y de mil que ahora mismo tienen algo más que una PPataleta con las decisiones y las mentiras que nos están contando desde Moncloa. Y no es para menos, la verdad.

El plan de publicidad de la Cadena SER en Canarias

20120612134204-cadenaser.jpg

Alguien en el Partido Popular de Canarias debería dar explicaciones de por qué se frenó esta pregunta parlamentaria: 1.13 - 8L/PO/P-0319 .- título otorgado a Radio Club Tenerife-Cadena SER para ofertar a las empresas un Plan de Ayuda Publicitario, dirigida a la Sra. Consejera de Empleo, Industria y Comercio.  Proponente: Excmo. Sr. Diputado D. Jorge Alberto Rodríguez Pérez, del G.P. Popular.

Me cuentan fuentes muy fiables que la pregunta en cuestión venía al hilo de una carta que ha estado siendo enviada a determinados comerciantes para acogerse a un plan de publicidad. Se trata, concretamente, de una misiva enviada por la directora de Radio Club Tenerife-Cadena SER, doña Lourdes Santana, para que se una a ese plan publicitario.

Hasta aquí todo sería normal, pero lo que choca frontalmente es que la SER se dirige al comerciante no sólo en nombre de la cadena radiofónica, sino también en nombre -lo dice textualmente- de la Dirección General de Comercio del Gobierno de Canarias, de la cual es responsable Gustavo Matos.
       
A mayor abundamiento, en el contenido de la carta aparecen los dos logos, el de la SER y el de la Dirección General de Comercio, pero en el sobre sólo aparece el logo de la Consejería, por tanto del Gobierno (el matasellado y logo está adjuntado justo debajo de la carta). Es decir, el comerciante recibe una carta de la Consejería de Empleo y cuando la abre se encuentra a la directora de la Cadena SER ofreciéndole publicidad. ¿De qué va toda esta película? ¿Por qué en el PP, según me cuentan, hubo varios diputados que consiguieron frenar esa pregunta parlamentaria? ¿Presionó Lourdes Santana para que no se formulase la cuestión en la sede parlamentaria? ¿La Dirección General de Comercio tiene ahora su sede en el edificio de la SER en la Avenida de Anaga? ¿Qué tipo de acuerdos existen entre la SER y la Dirección General de Comercio del Gobierno de Canarias?

Son sólo preguntas, no afirmaciones, pero sería deseable que alguien las conteste, lo desmienta categóricamente o que explique detalladamente los puntos esenciales de este acuerdo por el cual la SER y la Dirección General de Comercio colaboran en esta iniciativa.

'Arenas' pegadizas

20120612133850-2057428-644x429.jpg

Rezan las encuestas que a los españoles nos interesa cada vez menos la política y, a tenor de algunos hechos, no es de extrañar que se produzca ese fenómeno. Sin ir más lejos, resulta cansino hasta la saciedad ver como las mismas sagas permanecen por los siglos de los siglos amén en la poltrona de turno. No dejan el puesto ni por casualidad. Se aferran al sillón o al escaño con mayor firmeza que echando en salva sea la parte Pegamento Imedio, Supergén o La Gotita. Como se dice popularmente, ni con agua hirviendo se marchan ciertos personajes públicos.

Pero, para no andarnos por las ramas, vayamos a un ejemplo claro y evidente de esta manía de permanecer siempre en primera línea así pasen 30 años. Este es el caso del señor Javier Arenas, hasta ayer mismo el líder del Partido Popular en Andalucía que, visto lo visto, que no podrá gobernar en la vida en su comunidad autónoma, ya empieza a buscarse un acomodo en la capital de España, a ser posible en el gabinete de Mariano Rajoy, para seguir en primer plano de la actualidad.

Quizá el señor Arenas no es consciente de que su tiempo pasó, que las elecciones de 2012 fueron su momento y que, pese a ganar, la aritmética de los pactos ha hecho que vuelva una vez más a la fría oposición, algo que no le viene muy bien a su tez morena de cortijo y rayos UVA. El ’campeón’ Arenas necesita notoriedad y cuatro años más en su comunidad sin tener más relevancia que las migajas que le permitan en la prensa local y en Canal Sur son escasos atractivos para un político con demasiadas ambiciones y demasiada necesidad de cuota de pantalla y aperturas de páginas nobles.

El PP, al igual que otros partidos, precisa de una renovación, de que salgan nuevos valores, de introducir aire nuevo. En las organizaciones huele demasiado a polil y a naftalina, a gente que no se baja del coche oficial de la institución o del partido desde hace demasiado tiempo y, evidentemente, muchos han convertido su misión de prestar un servicio público en servirse del público (de los votantes) para vivir a cuerpo de rey. Y eso no puede ser. Pero claro, esto es clamar en el desierto, y ya sabemos que ahí hay demasiada Arena(s).

Carta al señor Rajoy

20120613193845-rajoy.jpg

Estimado señor Rajoy:

En nombre de los 11 millones de votantes que le dieron su apoyo y, por supuesto, en nombre de los 47 millones de españoles para los que usted debe gobernar, usted no puede hurtarnos su opinión y su versión sobre el rescate al sistema financiero. Cien mil millones de euros prestados por Europa no son una broma ni ninguna nadería para que usted decida, por su cuenta y riesgo, o por los consejos del druida Arriola, posponer su comparecencia en el Congreso de los Diputados. Precisamos de explicaciones rápidas y coherentes, que nos convenzan al común de los ciudadanos de que no estamos a paso y media de acabar como los ruinosos egregios griegos, o sea, con huelgas a todo pasto y quemando todo lo que pasa a nuestro lado.

Usted, señor Rajoy, siempre dijo que no ocultaría nada a los españoles, que les diría la verdad por muy amarga que fuera ésta. Clamaba usted en aquellos años de la fría estancia en la oposición que no era de recibo que el PSOE se inventase nombres y palabros diversos para ocultarnos la crisis. Sin embargo, las palabras dichas por usted se las ha ido llevando el viento, al igual que sus promesas y hoy, por arte de magia, estamos peor que hace unos meses, con la prima de riesgo que ha crecido más que el de Zumosol y con un ambiente en sede parlamentaria cada vez más caldeado.

Haga usted memoria, señor Rajoy, de todo aquello que dejó dicho, de aquellos pomposos anuncios en los que prometía menos impuestos y más empleo, pero quizá debe ser que el diseñador gráfico se equivocó y puso el más donde el menos y a la inversa, es decir que al final tenemos más impuestos y menos puestos de trabajo. Si esto lo llega a hacer Zapatero (bueno, en realidad lo hizo con su pleno empleo), habría que haber estado oyéndole a usted con la dichosa matraquilla.

Finalmente, señor Rajoy, por respeto a la inteligencia de los 47 millones de españoles, no insista usted en la famosa herencia recibida. Usted ya sabía a lo que se enfrentaba, incluso a sabiendas de que podía ocultarle parte del déficit. Hay que tener, como se dice, un cierto remanente por si vienen mal dadas y uste y su equipo vinieron a pecho descubierto y dándose hostias por doquier que, curiosamente, han acabado repercutiendo sobre el resto de los ciudadanos. Si usted no sabe sacar esto adelante, ya sabe lo que tiene que hacer, paso al costado y dejar a otros, pero no podemos estar con estos bandazos.


                                  Atentamente. Un ciudadano cabreado

¿Dimitirá Dívar?

20120615190448-divarabc-644x362.jpg

Sería deseable que hoy el señor Carlos Dívar, presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, presente su dimisión basándonos en ese principio universal de que la mujer del César no sólo debe ser honrada, sino además parecerlo. No es de recibo que, después de todo el ruido mediático con respecto a los viajes del caballero a Marbella y a otros lugares, con las sospechas de que esos desplazamientos y estancias pudieron ser pagadas a golpe de talonario público, este señor aún permanezca en su puesto y se atrinchere en él como si no tuviese otra meta en su vida.

Luego dicen que la Justicia en España tiene un descrédito de marca mayor entre los ciudadanos. Pero, ¿qué esperamos? Si quien tiene la obligación de dar ejemplo de buena gestión y de honradez, está rodeado de un halo de dudas y de incertidumbres. No podemos aceptar que los servidores públicos tengan la más mínima mácula. Hay que dar un puñetazo sobre la mesa y reclamar la expulsión de estos elementos. Pero no sólo su salida, que al fin y al cabo es el detalle, la anécdota, sino que también sean juzgados y, en el caso de que se demuestre que han trincado o malversado…que devuelvan la pasta.

Necesitamos creer en el sistema, en una regeneración tranquila (no en esa regeneración visceral y alocada que proponen cuatro advenedizos) de nuestras instituciones, que se establezca de una vez por todas un código ético por el cual quien no respete las reglas del juego establecido pueda ser echado automáticamente. Y no sólo es una cuestión de malversar fondos públicos, sino también de mentir. Ahora mismo, sin ir más lejos, tenemos en Moncloa a un presidente, Mariano Rajoy, que faltó a la verdad en la columna vertebral de su programa electoral (Más empleo, menos impuestos).  Con un código ético en la mano, en España tendríamos ya que estar pensando en unas nuevas elecciones.

Por eso espero que hoy Carlos Dívar tenga un gesto de honradez y decida dar un paso al costado. Sería una manera de que empecemos a creer, al menos por un rato, en el sistema. De seguir empecinado en no moverse de la silla, habrá que pensar seriamente en que aquí nos gusta vivir en un sistema judicial decimonónico.

Ascenso frustrado

20120614191940-cb-canarias-copa-principe-2012-1.jpg

Me parece injusto que el CB Canarias se quede un año más en la Liga LEB Oro. Quien se ha ganado honradamente su puesto en la élite del baloncesto nacional no puede verse abocado ahora a una situación tan surrealista como la de quedar apeado de ese sueño por una cuestión burocrática. Sí, por supuesto, son las normas con las que se ha jugado en los últimos años y que todos los equipos han ido tragando porque la ACB es así, un coto de unos pocos que mandan muchos y que han hecho de esa liga un galimatías en todos los sentidos. Sin embargo, en algún momento es de esperar que alguien dé un puñetazo sobre la mesa y diga bien a las claras que aquí tienen que imperar los méritos deportivos sobre los asuntos de despacho.

El Estudiantes, que había bajado por deméritos en la cancha, puede obtener en el ámbito burocrático la salvación al no pode hacer frente el CB Canarias a ese canon de algo más de cinco millones de euros, una cantidad bestial y que, a no ser que haya apoyos privados e institucionales, no hay quien pueda por sí mismo asumirla, a no ser que seas un Real Madrid, Barcelona, TAU y poco más. Cualquier equipo modesto necesita de un soporte económico de un patrocinador privado o público para poder competir en la máxima división.

En el caso del CB Canarias, que ya ha renunciado a participar la próxima temporada en la ACB, se da la circunstancia de que las instituciones tienen menos dinero que nunca, las empresas están también amarrando hasta el último céntimo y los socios, evidentemente, no pueden tampoco aportar esa cantidad que se exige desde los mullidos sillones y mesas de caoba de unos despachos de la Ciudad Condal que es donde reside la beautiful people de la ACB.

Eso sí, tampoco puede quedar en el tintero la responsabilidad de las autoridades cestísticas de la isla de Tenerife. ¿Cuántas veces habremos oído, vivido y sufrido el debate sobre la fusión? Cientos de veces, miles de ellas y al final siempre ha habido una parte que no se ha quedado satisfecha. Y es que también hay que aclarar a más de uno que el baloncesto en la isla del Teide ha sido un nido de oscuros intereses, de envidias diversas, de puñaladas traperas y de los quítate tú para ponerme yo. Pero aún así, no es justo que a los aficionados aurinegros se les quite un caramelo que ya tenían pelado y a punto de degustar con verdadera fruición.

La culpa la tiene el bedel

20120615160612-screen-shot-2012-06-15-at-10.56.42-am.png

Lo cuentan en El Blogo Feroz mis amigos Carmen Ruano y Paco Almagro. Si el nivel de la educación en Canarias es similar al cartel que se puede observar en el tablón de anuncios de la Universidad de La Laguna, entonces, apaga y vámonos. Mas aun, teniendo en cuenta que se trata de la información sobre los horarios de los exámenes de la PAU.

El caso es que el texto en cuestión esta lleno de faltas de ortografía, acentos colocados a la buena de Dios y palabras inventadas o con un desorden mas propio de una sopa de letras dominical. Claro, luego es la propia universidad lagunera la que exige rigor va sus estudiantes con medidas coercitivas como suspender un examen impoluto en conocimientos si hay mas de dos errores ortográficos. ¿Con qué autoridad se puede mantener esa norma si luego nadie es capaz de corregir esos errores? Porque no se trata de un simple despiste, qué va, es un festival de fallos.

Eso sí, en un majestuoso alarde de irresponsabilidad, alguien ha tenido el gesto nada elegante de endilgarle la culpa al bedel. Sí, sí, como lo leen. Es decir, a los nuevos universitarios, a los que debe dárseles ejemplo de rigor académico, de que la facultad no es el instituto, se les ofrece una estampa de chamberga, de que da lo mismo A que B. Pero eso si, la culpa es del bedel.

Luego nos extrañamos de que nuestra Universidad de La Laguna esta por debajo de cualquier clasificación, salvo en aquella que reza que sus licenciados, especialmente en las carreras de ciencias, suelen ser los peores preparados de España. Pero nada, no le echen la culpa a los profesores, catedráticos o penenes. Échenle la culpa al bedel.

Dívar: ¿La manzana podrida?

20120618124451-principe-divar-presiden-acto-bicentenario-supremo-1-1261306.jpg

Pues no, don Carlos Dívar ha decidido no presentar su dimisión, al menos hasta el próximo jueves 21 de junio, con la entrada del veranito. Se cree que dará ese paso al costado porque dice que anunciará una medida contundente, pero que los vocales del Consejo General del Poder Judicial no son quienes para marcarle la hoja de ruta. Y menos aún, añado, jeringarle la fiesta por el 200 aniversario del CGPJ, aunque se quedó sin la foto con el Rey al que, curiosamente, le ha venido de perilla tener que viajar a Arabia Saudí para tener que dar un pésame a no sé quién. ¡Todo pura oportunidad!

Dívar, con su actitud, hace que la visión de la Justicia sea tenida como algo sucio, donde al final las cosas, lejos de aclararse, acaben enfangándose más. El aún presidente del CGPJ, lejos de haber tenido un gesto de dignidad y hacer que el bicentenario de la institución tuviese una celebración neutra, es decir centrada únicamente en lo que debía ser, un acto ceremonial sin más, ha conseguido que todos los flashes estuviesen más centrados en él y en ver esas caras de póker de muchos de los invitados a esta ceremonia solemne. Y es que a nadie le ha tenido que hacer especialmente feliz verse retratado junto a Dívar.

Y es que la permanencia de este señor al frente del CGPJ y del Tribunal Supremo supone el mejor ejemplo de la parábola de la manzana podrida en el mismo cesto que las sanas. Nos guste o no, a nadie le place que alguien que emana dudas sobre su honradez (ahí está la polémica no resuelta sobre sus viajes a Marbella supuestamente abonados con fondos del erario público) quiera salir en todas las fotos abrazando hasta a las mismísimas farolas, pero especialmente buscando la complicidad gráfica con el Príncipe Don Felipe o el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón.

En fin, bien estará que el señor Dívar cese de sus cargos el próximo jueves 21 de junio, pero mejor hubiese estado que lo hubiese hecho desde el primer momento en que surgieron las acusaciones, sospechas e insinuaciones que, sinceramente, ha sido incapaz de rebatir con argumentos sólidos. La Justicia no se merece personajes así, pero en esto también tiene culpa la política y los políticos, empeñados en politizar la vida judicial.

Llámalo como quieras...menos rescate

20120619200032-guindosahogado.jpg

A Dios, lo que es de Dios y al César, lo que es del César. Tengo que reconocer que el vídeo confeccionado por las Juventudes Socialistas es un monumento de cómo poner más rojo que un tomate a quienes en las últimas semanas nos han intentado endilgar la moto de que desde la Unión Europea no se nos rescataba, sino que se trataba de una ayuda, de una refinanciación o de una línea de crédito. Y encima dicho esto, el señor Rajoy se nos marchaba a Polonia a ver el partido inaugural de la Eurocopa.

La cantera del PSOE saca a la luz una producción audiovisual en la que deja al descubierto o, mejor dicho, en paños menores al Ejecutivo español, concretamente a su presidente, Mariano Rajoy, y a su ministro de Economía, Luis de Guindos, a costa del famoso rescate europeo a nuestro sistema financiero. Y es que el archivo gráfico, le guste o no a los inquilinos del Palacio de la Moncloa, tiene memoria. A veces demasiada.

En la pieza hecha por los jóvenes socialistas, titulada #TuDicesRescateYoDigoTomate (colgada en Youtube), se pueden ver y escuchar para el general divertimento de los internautas varias  declaraciones del presidente del Gobierno y del ministro de Economía negando hasta la saciedad que se tuviera que rescatar al sistema bancario español. Estas son las palabras que, en el caso de la videoteca, no se las ha llevado el viento:


"No va a haber ningún rescate de la banca española" (Mariano Rajoy)

"No se ha hablado en absoluto de ninguna intervención en España" (Luis de Guindos)

"Nadie ha planteado ningún rescate de España, ni nadie va a plantear un rescate de España, ni está en la agenda de nadie" (Mariano Rajoy)

"Nadie ha pedido nada a España" (Luis de Guindos)

"Plantear un rescate de España en estos momentos es algo que no tiene ningún sentido" (Mariano Rajoy)

"Nadie ha hablado en absoluto de acudir al fondo de rescate" (De Guindos)

"España no va a ser rescatada" (Mariano Rajoy)

"No va a haber ningún rescate de la banca española" (Mariano Rajoy)

"Esto no tiene que ver en absoluto con ningún rescate, es un apoyo financiero que irá dirigido al FROB" (Luis de Guindos)

"Es una línea de crédito para nuestro sistema financiero" (Mariano Rajoy)

"No hay condicionalidad alguna, esto no afecta al déficit" (Mariano Rajoy)

"A mí nadie me ha presionado y no sé si debería decir esto, pero aquí el que ha presionado he sido yo" (Mariano Rajoy)

"Decir siempre la verdad, aunque duela. Decir la verdad sin adornos, llamar al pan, pan, y al vino, vino" (Mariano Rajoy)

Evidentemente, contrastando las palabras con los hechos, queda claro que se nos ha mentido e intentado pintar una realidad distinta a lo que en verdad Europa le ha dicho al Gobierno de España; es decir, que se nos ha rescatado y que tengamos mucho ojo con seguir endeudándonos.

Montserrat 'Tenebra'

20120618194528-monserratnebrera-560x280.jpg

¡Menudo elemento es la señora Montserrat Nebrera! Esta individua, que quiso presidir el PP en Cataluña, va ahora de independentista, lo que supone un salto ideológico mayor que el triple mortal que en su momento dio Jorge Vestrynge, que también pasó de ser el niño bonito (y conservador) de Manuel Fraga a un mendigo a las puertas de Ferraz reclamando la afiliación al PSOE para terminar creyéndose un líder del 15-M con espíritu okupa.

La señora Nebrera, una política nefasta a más no poder, fue la que en las últimas elecciones nos sorprendía con un vídeo pseudoerótico donde sugería que los políticos debían enseñarlo todo. Por suerte, esta representante nos mostró sus cartas antes de que los ciudadanos fuesen a votar y, a tenor de los resultados obtenidos, parece ser que las urnas decidieron que se quedase con poco menos que la toalla que tapaba sus encantos y partes impúdicas propiamente dichas.

Nos dice ahora la señora Nebrera que ya va siendo hora de que Cataluña tome las riendas de su futuro, de que no se puede seguir al albur o al socaire de ciertos dirigentes nacionales, que su autonomía debe ser soberana para decidir por sí misma, que ya se acabó el uso y el abuso que se viene cometiendo desde Madrid. Desde luego, es como para felicitar a esta política por revelar sus intenciones y saber exactamente cuál es su futuro, montar una coalición con otros frikis como el señor Laporta, por ejemplo.

De todas maneras, no es de extrañar que al PP le haya ido tan mal en los últimos años a nivel catalán. Y es que con gente como Nebrera no sólo no se iban a conseguir los votos de los radicales o de los independentistas, sino que el propio elector de derechas preferiría quedarse en su casa o bien dar su voto a otras opciones más moderadas al estilo de UPyD o de Ciudadanos.

Avestruz Rajoy

20120621075052-efe-20120620-164123-pa1459rajoy-1.jpg

Mariano Rajoy vuelve a demostrar su temor y su pavor a explicar las cosas, pero es de una gravedad inopinada que se haya decidido por el artículo 33 que no habrá este año el Debate sobre el Estado de la Nación. La tradición suele dictaminar que cuando las legislaturas han comenzado en el mes de mayo, es decir, casi ya en la mitad del año, normalmente suele posponerse esa comparecencia presidencial y posterior intervención de todos los grupos para el siguiente. Sin embargo, con un período legislativo que arrancó a finales de diciembre de 2011, no se entiende ni se comprende esa decisión unilateral.

Desde las filas gubernamentales se alega que la medida no es la primera vez que se adopta y que hay precedentes. Sí, es cierto, en 1990, en 1993 y en el año 2000, los dos primeros con Felipe González y el otro con José María Aznar, no tuvieron lugar esos debates generales sobre el Estado de la Nación, pero por lo menos en 1993 y en el 2000 había razones de peso, la legislatura comenzó en el primer caso ya metidos en el verano y la otra en abril. En ambos casos, se optó por pasar esa comparecencia y evaluación general de la situación del país para el ejercicio siguiente. En 1990 no se celebró alegando que había habido elecciones en 1989, en octubre. Es el único precedente donde se hurtó a la democracia la posibilidad de que el presidente hablase de la situación de España y posiblemente se hizo para no tener que dar cuenta de los casos de corrupción que le empezaban a estallar a espuertas al señor González.

Fíjense ustedes que hasta con el denostado y vapuleado José Luis Rodríguez Zapatero siempre se llegaron a celebrar debates sobre el Estado de la Nación, a pesar de que sus mandatos siempre arrancaron bien iniciado el año. Por eso, teniendo en consideración todos estos datos y con la que está cayendo ahora mismo en España, no es de recibo que Rajoy adopte la estrategia del avestruz, ocultar la cabeza bajo tierra y esperar a que el temporal escampe. Pero la ciclogénesis perfecta de la Unión Europea, con el huracán Merkel azotando a todo lo que se mueve, no se combate de esa manera. Hay que dar la cara en el Congreso y dejarse de tantos viajes a Polonia, a México o a Brasil. Los ciudadanos merecemos un respeto y el actual inquilino de La Moncloa se lo está pasando por el mismísimo arco del triunfo.

Alejados de la realidad

20120621195001-rubalcaba-rajoy-560-420x210.jpg

Los partidos políticos en España toman el pelo a los ciudadanos de una manera aviesa. Mientras por un lado se hartan de decir que hay que predicar con la austeridad, que todos nos hemos de ajustar el cinturón y saber vivir en medio de unas estrecheces mayores que la que nos proponía la ministra ’Apretrujillos’ con sus minipisos y soluciones habitacionales, por el otro lado estos mismos representantes de la clase política siguen trincando de las arcas públicas como si no costara. Concretamente, y sólo a nivel del Congreso y del Senado, estos partidos se llevan la bonita cifra de 66 millones al año. No es que ordeñen la vaca presupuestaria, es que la dejan sin gota de leche.

Hace tiempo que el común de los políticos ha perdido el oremus, el contacto con la realidad más cruda. Mientras ellos van en taxi y en business class, al resto le toca gastar suela o abono transporte y encima, como debe ser un privilegio eso de tener que trabajar hasta la medianoche, a los madrileños que les toque currar hasta esa hora se van a llevar en unas semanas una desagradable sorpresa, que el Metro cerrará a las 12 de la noche. Eso sí, nuestros políticos seguirán teniendo al chófer delante de la puerta de su majestuoso palacete o delante de la puerta de Las Cortes.

Lo preocupante es que uno mira a la izquierda, al centro, a la derecha, arriba, abajo y hasta en diagonal y no ve una formación que en realidad proponga que los políticos bajen a la realidad y empiecen a vivir como viven el resto de los ciudadanos. No se trata de ponernos en plan soviético, es decir que todos ganen lo mismo, sino de plantear la política como una ocupación laboral que esté regulada salarialmente con unos máximos, nunca con unos mínimos y que, sobre todo, ellos, como rectores de los designios y de los destinos de una patria, sean los primeros en bajarse los sueldos y de esta manera tener argumentos morales para que nos reclamen sacrificios a los demás.

Pero no seamos ilusos, ¿qué podemos esperar de unos partidos que en tiempos de crisis siguen reuniéndose en torno a mesas de maderas nobles, sentados en mullidos sillones y bebiendo whisky del caro mientras cargan la ardua tarea de los recortes y las subidas impositivas sobre las espaldas de nosotros, sufridos ciudadanos?

Saturados de Kikos Rivera y compañía

20120619120101-2012-01-26-img-2012-01-26-111920-kiko.jpg

¿A qué nivel hemos llegado en este país para que el hijo de Isabel Pantoja, el inefable Paquirrín, es decir Kiko Rivera, llegue a cobrar en tres meses más dinero que el presidente del Gobierno en todo un año de trabajo?  Pues eso, que en España no se prima en absoluto la capacidad de las personas, sino que éstas sean capaces de llegar a las profundidades abiselas del ridículo y de la desvergüenza con tal de ganarse unos cuantos miles de euros por apenas unas horas delante de la cámara y contar toda la vida propia, la ajena y hasta la inventada con tal de seguir estirando hasta el hartazgo el chicle de la presencia en los Sálvame, en los Deluxe y en todos aquellos programas que se precien.

Kiko Rivera es un personaje que acabará, de seguir en esa vorágine, en un juguete roto, en una Belén Esteban en versión masculina, con una vorágine de parejas sentimentales reales o ficticias, con embarazos de pega, con rupturas y reconciliaciones a golpe de exclusiva bien pagada. Kiko interesa por ser hijo de quien es, una folclórica que ahora tendrá que cantar frente a un público más selecto y más rígido, ante un juez, unos fiscales y no sé si hasta un jurado. Pero Kiko, por sí mismo, no hubiese tenido mayor trayectoria que la de ser un pésimo futbolista que intentó entrar en la cantera del Real Madrid y ahora se mueve entre ser empresario de poca monta y un DJ de menor relevancia, pero que se lo está llevando a espuertas allá donde va. Eso sí, por ser hijo de quien es, que si no…

Por desgracia, estamos llenos de Kikos Riveras en nuestro país, gente sin oficio ni beneficio que, de la noche a la mañana, se convierten en personajes mediáticos por la obra y gracia de su permanencia en una casa o en una isla, Hoy todos hablan de Alessandro o Noemí, pero, ¿quiénes son esas personas? No son nadie. Son, como diría el mentalista Anthony Blake, únicamente productos de su imaginación, no trate de darle más vueltas. El problema es que bluffs de este estilo como el italiano o la canaria seguirán teniendo su cuota de pantalla y nunca sabremos exactamente qué fue primero, si el huevo o la gallina o, dicho de otra manera, si estos personajes tienen tirón porque la audiencia se engancha a ellos o porque al final te los acabas encontrando en cualquier pausa publicitaria.

El Metrohuelga

20120624110645-metroventas.jpg

Los madrileños tendremos que ir preparando un buen calzado, la billetera o, en su defecto, grandes dosis de paciencia en las marquesinas de los autobuses y/o en los atascos para lo que parece irremisible, dos huelgas de Metro, de 24 horas cada una, los próximos 27 y 29 de junio de 2012. La medida se corresponde con un nuevo ajuste salarial que pretende hacérsele a la plantilla del metropolitano capitalino y que acarrea en consecuencia que millones de usuarios se van a quedar a verlas venir esos dos días, teniendo como alternativas a escoger el ir andando, los autobuses, el coche particular o tirar de taxi, no queda de otra.

El problema de esta huelga, respetable como todas, es que confluyen en esta oportunidad intereses contrapuestos. Por un lado, el lícito derecho de los trabajadores a secundar su derecho a realizar los paros que consideren pertinentes en defensa de sus condiciones salariales. Pero, por el otro lado, tenemos a unos usuarios de Metro que ya están un poco hasta el gorro de ser usados como los rehenes de siempre. Cualquier medida que últimamente se viene adoptando en relación a lo que es este medio sólo termina por perjudicar al ciudadano, que o bien le dan por un lado, por el otro o por los dos al mismo tiempo.

Los madrileños hemos ido aceptando en los dos últimos años unas subidas bestiales en el Metro y a cambio se nos ha dado poco o nada (ampliaciones de líneas al margen). Primero fue el euro de entrada y salida en las paradas de las terminales aeroportuarias, luego dos aumentos consecutivos en el bono de 10 viajes, pasando entre 2010 y 2012 de los 7.60 euros a 12, incrementando el billete sencillo hasta llegar a 1.50 y encima con la entrada inminente de la tarifa por tramos, el incremento del abono mensual y, de remate, el recorte en los horarios del Metro. Con ese panorama tarifario encima nos dicen que el Metro va a tener dos días de huelga. ¿Creen que es sencillo que el ciudadano de a pie entienda a los huelguistas? Difícil, muy difícil.

Espero que, por el bien común, alguien en el Consorcio Regional de Transportes o como se denomine el invento en la Comunidad de Madrid, tenga a bien reunirse con los sindicatos convocantes de los paros y eviten una huelga que va a dejar la ciudad patas arriba. Hay que intentar, al menos, conciliar todas las posturas y al mismo tiempo que desde esta tribuna comprendo y acepto esas justas reivindicaciones salariales, también tengamos en cuenta que a muchas personas se les hace polvo sin poder disponer del Metro. Al final es una cuestión de saber encajar bien las piezas y poder conseguir resolver un puzzle que no debe ser tan complicado. Quizá la pieza discordante sólo sean los coches oficiales y unos despachos que no dejan ver la realidad.

Los madrileños tendremos que ir preparando un buen calzado, la billetera o, en su defecto, grandes dosis de paciencia en las marquesinas de los autobuses y/o en los atascos para lo que parece irremisible, dos huelgas de Metro, de 24 horas cada una, los próximos 27 y 29 de junio de 2012. La medida se corresponde con un nuevo ajuste salarial que pretende hacérsele a la plantilla del metropolitano capitalino y que acarrea en consecuencia que millones de usuarios se van a quedar a verlas venir esos dos días, teniendo como alternativas a escoger el ir andando, los autobuses, el coche particular o tirar de taxi, no queda de otra.

 

El problema de esta huelga, respetable como todas, es que confluyen en esta oportunidad intereses contrapuestos. Por un lado, el lícito derecho de los trabajadores a secundar su derecho a realizar los paros que consideren pertinentes en defensa de sus condiciones salariales. Pero, por el otro lado, tenemos a unos usuarios de Metro que ya están un poco hasta el gorro de ser usados como los rehenes de siempre. Cualquier medida que últimamente se viene adoptando en relación a lo que es este medio sólo termina por perjudicar al ciudadano, que o bien le dan por un lado, por el otro o por los dos al mismo tiempo.

 

Los madrileños hemos ido aceptando en los dos últimos años unas subidas bestiales en el Metro y a cambio se nos ha dado poco o nada (ampliaciones de líneas al margen). Primero fue el euro de entrada y salida en las paradas de las terminales aeroportuarias, luego dos aumentos consecutivos en el bono de 10 viajes, pasando entre 2010 y 2012 de los 7.60 euros a 12, incrementando el billete sencillo hasta llegar a 1.50 y encima con la entrada inminente de la tarifa por tramos, el incremento del abono mensual y, de remate, el recorte en los horarios del Metro. Con ese panorama tarifario encima nos dicen que el Metro va a tener dos días de huelga. ¿Creen que es sencillo que el ciudadano de a pie entienda a los huelguistas? Difícil, muy difícil.

 

Espero que, por el bien común, alguien en el Consorcio Regional de Transportes o como se denomine el invento en la Comunidad de Madrid, tenga a bien reunirse con los sindicatos convocantes de los paros y eviten una huelga que va a dejar la ciudad patas arriba. Hay que intentar, al menos, conciliar todas las posturas y al mismo tiempo que desde esta tribuna comprendo y acepto esas justas reivindicaciones salariales, también tengamos en cuenta que a muchas personas se les hace polvo sin poder disponer del Metro. Al final es una cuestión de saber encajar bien las piezas y poder conseguir resolver un puzzle que no debe ser tan complicado. Quizá la pieza discordante sólo sean los coches oficiales y unos despachos que no dejan ver la realidad.

Concepción-decepción

20120625075851-img-1716-e1329278925796.jpg

La decepción sigue habitando en la planta noble del Callejón del Combate. El CD Tenerife vuelve a quedarse un año más en la Segunda División B y su presidente, el señor Concepción-decepción, sigue erre que erre aferrado a la poltrona, al mullido sillón de cuero, sin darse cuenta de que ha conseguido dos descensos consecutivos desde 2010 y no lograr el obligado retorno a la división de plata en el presente curso. Porque, no nos engañemos, el ascenso de los blanquiazules era lo menos que podía exigírsele a la entidad, por historia, por presupuesto y por, ¡qué demontres! devolverle algo de ilusión a una sufrida afición que ya lleva varias temporadas de sinsabores.

Pero claro, ¿qué vas a esperar de un equipo que ha terminado la temporada con tres técnicos, que cuando la cosa pintaba fea (se estuvo alguna que otra jornada fuera de los play-off de ascenso) se dejó la plantilla en manos de un preparador de la tierra, Quique Medina? El Tenerife, todo hay que decirlo, ha dado el todo por el todo en estas tres eliminatorias por llegar a la Segunda División A o Liga Adelante, que quizá en el partido de vuelta frente a la Ponferradina no tuvo de lado un arbitraje ecuánime, pero no sería justo dejar de reconocer que los bercianos jugaron un partido impecable en el Heliodoro y que los canarios, en 180 minutos, fueron incapaces de poner en serios apuros a su rival.

Ahora, con relativa calma, toca preparar la próxima temporada y ver qué jugadores conformarán en segundo proyecto en Segunda División B. Lo gracioso del caso es que se quiere contar para el nuevo curso con gente de la tierra y eso puede llevar a un claro conflicto con el Marino de Tenerife, equipo recién ascendido a la división de bronce y cuyo presupuesto, mucho más limitado, le obliga a tener que rastrear a fondo el mercado canario y, en último término, acertar con aquellos jugadores que tenga que traer desde la Península.

No seré quien critique que se apueste por la cantera, al contrario; debe darse una oportunidad a las promesas de la tierra para evitar, por ejemplo, que emigren luego a Ponferrada, como el caso de Acorán, y acaben triunfando a más de 2.000 kilómetros de la isla. Sin embargo, el momento de haber dado un paso firme en pos de contar con gente del filial tenía que haber sido hace un año, no ahora. Si se le da ahora la responsabilidad a la gente de casa, también habrá que rebajar las exigencias y ponerse en un escenario de dos a tres años para ascender. ¿Podrá soportar esa situación la maltrecha economía del club? ¿Concepción-decepción se dará cuenta de que desde hace un par de temporadas que viene sobrando?

26/06/2012 23:17 Juan Antonio Alonso Velarde Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Rajoy: El que no iba a subir el IVA...y lo subió

20120626130523-rajoy-iva.jpg

Mariano Rajoy vuelve a engañar a los españoles. Después de negar la mayor con respecto a la subida de este impuesto, ahora ya se plantea en serio un incremento del mismo y que repercutiría (¡abróchense los cinturones!) a productos de primera necesidad (pan, lácteos, medicamentos o pañales) así como al transporte. Es decir, no sólo es que nos hayan tocado el IRPF, sino que encima también nos fulminan los bolsillos con un agujero más grande que la capa de ozono con la subida del IVA. Algunos, a este paso, no es que tengan serias dificultades para llegar a fin de mes, sino que van a tener que hacer urgentemente un curso de CCC de funambulista para arribar al tercer día del mes sin necesidad de tener que pedir en la puerta de la parroquia o perpetrar un atraco en una entidad bancaria (si es que antes ésta no te roba a ti).

Desde luego, el Ejecutivo de Rajoy está dando palos de ciego o, realmente, no sabe dónde se ha metido. Está gestionando el país de una manera poco ortodoxa, desmintiendo a cada paso que da el programa con el que ganó las elecciones. Aquí no hay empleo, sino impuestos, impuestos y más impuestos y, si aún nos pudiera parecer poco, más impuestos. Aunque conociendo al presidente del Gobierno, le acabará llamando ampliación o ensanchamiento de las aplicaciones fiscales del IVA, al igual que al rescate no se le llama tal, sino refinanciación, recapitalización o préstamo.

De verdad, si las cosas están tan mal, si con las medidas que se están aprobando (y las que están por venir) se constata que este país llamado España no está para despilfarrar en fuegos artificiales, que alguien nos expliqué qué demontres hace el ministro de Exteriores, el señor Margallo, anunciando un posible viaje de Rajoy a la final de la Eurocopa para ver a España. Pero, ¿en qué hemos quedado? ¿no se había dicho que no habría representación gubernamental en Ucrania por mor de la situación política que vive el ex país soviético? Y, de remate, ¿cuánto sale la broma al erario público entre aviones, hoteles , desplazamientos y ágapes variados?

Es decir, mientras los españoles estamos a verlas venir, a ver cómo podemos llegar a final de mes sin morirnos de hambre, otros (el Gobierno de Rajoy) están a subirnos los impuestos y luego coger un avión para irse a ver el fútbol. Quizá sea para aprender tácticas de cómo poder meternos más goles a los sufridos ciudadanos.

Banqueros sin piedad

20120625195412-varela.jpg

Mauro Varela, el de las preferentes, deja la presidencia de Novacaixagalicia. Este caballero, que llegó a tomarse la atribución de reírse de los clientes a los que previamente había encandilado para que comprasen las famosas preferentes, esas que al final les han supuesto más que un quebradero de cabeza porque el dinero que invirtieron está más perdido que las pelusas de la perra Laica en el espacio sideral.

Sin embargo, con la salida de este caballero nadie puede conformarse ni tirar cohetes. Ahora toca poner las cartas (y el dinero) sobre la mesa, ver exactamente qué operaciones y tejemanejes se han cometido y perpetrado en los últimos años y, lo esencial del asunto, ¿por qué estos directivos han hecho, desecho y rehecho a su antojo’ ¿quién les ha dado carta blanca para perpetrar en muchos casos unos atropellos que han acabado con personas de cierta edad depositando su confianza (y sus ahorros) en estas entidades para ver luego como se les defraudaba?

Desde el terremoto-tsunami de Bankia, todas las cajas están empezando a caer cuales fichas de dominó. Todas parecen haber estado contagiadas por el mismo virus, el del mangoneo político colando, colocando y quitando a directivos de los consejos de administración para asegurarse el control y la aprobación de ciertas operaciones financieras cuyo riesgo o, mejor dicho, cuyo fracaso, siempre estaría sostenido por los fondos de los incautos clientes.

Dicen que la Fiscalía ha imputado a cinco ex directivos de Novacaixagalicia por las prejubilaciones que, verbigracia, aprobaron concederse. Eso sólo es la punta del iceberg de lo que han hecho ésta, aquella y la otra caja, entidades que nacieron como Montes de Piedad y que se han reconvertido en la montañas de dinero gestionadas por directivos sin piedad. Esperemos que la Justicia sepa meterle mano a este embolado, pero tengo mis serias dudas, a un 7,5% de interés, concretamente.

Baremos académicos: Cómo hacer las cosas a voleo en Canarias

20120628200543-ies-maria-rosa-alonso.jpg

Voy a hacerme eco de una denuncia que, cuando menos, merece ser tenida en consideración para que se sepa de una vez por todas como funcionan ciertas cosas en Canarias. Aquí las cosas no se otorgan por una cuestión de méritos, sino que vale más la amistad, el tener conocidos en las alcantarillas de las administraciones o, simplemente, tener la suerte de que cuando el tribunal tiene que ver quién se hace acreedor a las plazas, el examen que arrojan previamente al aire acabe cayendo en la mesa. Los que van al suelo, se pisotean, como muchos otros derechos. Esto es lo que le ha pasado a Elena Vinent, una esforzada estudiante que busca una salida laboral digna y que se ha topado con las burrocracia (sí, con dos ERRES). Esta es la historia:

Después de haber superado la prueba de acceso a ciclos de enseñanza media con una nota de 8,25 siendo la segunda de mi instituto (el primero obtuvo un 8,97), se me ha denegado el acceso al curso de “Auxiliar de Enfermería” sin explicación alguna. Ante mis preguntas tan solo me remitían al BOE, me pregunto si en el susodicho sale alguna noticia referente a mi persona. Por lo visto y vivido, las cosas siguen moviéndose a “voleo” ya que en el curso de “Ayudas a personas discapacitadas física y mentalmente” los admitidos son personas con una nota de 5 pelao.

Los trámites para la matrícula son del 26 al 29 de Junio, con presentación de certificado médico, pago de 5€, tres fotos y rellenar más papeleo, por lo que deduzco que simplemente hacen una criba ya que dichas fechas no fueron comunicadas anteriormente y solo me he enterado al pasar por dicho instituto ya que cuando decían una fecha nunca estaba y había que volver una y otra vez hasta que tenías la sorpresa de ver lo esperado, al fin publicado.

En el instituto que me presenté para la prueba de acceso me dijeron que estuviera tranquila porque mis conocimientos superaban con creces la media. ¿Por qué extraños baremos se rigen en el “IES María Rosa Alonso”? ¿Por qué no se respondió a ninguna de mis preguntas? Si fui la segunda de dicho instituto… ¿tan solo han aceptado a uno?

Para que quede constancia, la persona que fue aceptada al ser la única que estaba por delante de mi, ha rechazado su puesto al observar “juego sucio” y que no queda nada claro la forma de otorgar las plazas, lo cual me plantea ahora la siguiente pregunta ¿Al ser yo la primera en lista de espera (por llamarlo de alguna manera)… ¿me avisarán o pasarán de largo porque ya no hay tiempo para el papeleo?

Al ser preguntada la persona que rechazó su puesto, respondió: “El Gobierno de Canarias sigue haciendo las cosas como el culo y me niego a entrar en este juego” (sic)

Sólo queda añadir, olé por la denunciante y otro ole por la honestidad de la otra persona en renunciar a lo que consideró un tongo y un mangazo en toda regla.

La España de las lentejas

20120627080815-lentejas.jpg

España, el país de las lentejas, del tomate o de los macarrones. ¡Ojalá! Tirando de coherencia y de saber tener los pies en el cielo, el director de Periodista Digital, Alfonso Rojo, ha puesto un ejemplo claro de hacia dónde tendría que dirigirse este país. Durante muchos años nos hemos centrado en compararnos con quienes, desgraciadamente, no tenemos muchos puntos de comparación, es decir las grandes potencias mundiales. Nos hemos propuesto en destacar internacionalmente por tener el mayor número de ricos en listas como la de Forbes, pero nos hemos ido alejando a la hora de consolidar esa llamada clase media, de tal manera que cada vez hay unos pocos ricos y unos muchos pobres que, con demasiada frecuencias, acaban en otra lista, en la de espera para los albergues y comedores de Cáritas.

Cualquiera de nosotros, a día de hoy, firmaríamos a ciegas un papel en el que se nos asegurase que de aquí al resto de nuestros días íbamos a tener garantizado el sustento diario de un plato de lentejas o de macarrones. Sí, está claro que no es igual comer en De María, el Asador Frontón o en la Venta de Moncalvillo, pero desde luego no están los tiempos para exquisiteces, sino para al menos poder tener en el plato algo tan mundano, pero a la par tan nutritivo que esas legumbres o esa energética pasta.

A fecha de hoy, tal y como nos vienen evaluando desde los organismos económicos mundiales, prácticamente tendríamos que someternos a una estricta dieta tan baja en calorías que alcanzaríamos rápidamente una alarmante avitaminosis. Para evitarlo, hay que empezar a poner el remedio y lo primero es acabar con los despilfarros a los que nos hemos acostumbrado en los últimos tiempos, así como a favorecer indiscriminadamente a la banca a la que, mientras se le suministraba liquidez desde el Gobierno para que ésta luego pudiese facilitar crédito a los clientes, se le ha consentido que estrangulase esos mismos préstamos, invirtiese el dinero en vaya usted a saber qué fondos y encima ahora, con el dinero de todos los ciudadanos, hay que pagar ese desaguisado.

Por eso, sin duda alguna, tenemos que apostar por volver a ser esa España de la lenteja y del ándeme yo caliente y ríase la gente. Mejor comer productos patrios de andar por casa a diario que anhelar durante 364 días poder pegarse el atracón. Pero para eso hace falta que se pongan los medios y que este Ejecutivo de Rajoy baje de la estratosfera y ponga los pies sobre la tierra.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris