Facebook Twitter Google +1     Admin

Corinna: chica (o princesa) para todo

20130318231242-corinna.jpg

Nos toman a los ciudadanos por tontos, ineptos o descerebrados. El tema Corinna, lejos de quedar enterrado por el paso del tiempo, cobra mayor relevancia ante las mentiras y las patrañas que nos han querido colar dirigentes del anterior Gobierno, el de Zapatero, y el actual, el de Rajoy. Rubalcaba dijo no conocer negociación alguna por parte de esta señora para que mediase entre su Ejecutivo y algún país. Exactamente fue lo mismo que dijo ‘pastas’ Margallo en el Senado, que de mediaciones de Corinna con el Gobierno y otro Estado, rien de rien, nada de nada.

Sin embargo, el diario El Mundo se hizo eco de una jugosa información donde, precisamente, no se pone en buen lugar a quienes tuvieron la osadía de poner el no por delante. Hubiese bastado un simple ‘no me consta’ o un ‘desconozco esa información’ para al menos haber salvado el honor y al menos no tener que sufrir ahora el desdoro de haber sido pillados en una patraña tan grande como la catedral de Burgos y, por supuesto, tener que jugarse el todo por el todo y llamar mentiroso al medio de comunicación en cuestión. Aquí ya se sabe que la práctica habitual es coaccionar a los periódicos, a las televisiones, a las radios o hasta a la hoja parroquial con demandas por atentar contra el honor. Y si cuela, y algunos medios se desdicen, pues miel sobre hojuelas.

Lo que es grave a estar alturas de la película es observar como aquí los secretos de Estado hayan podido pasar por delante una señora que, como excelente comisionista que debe ser, es capaz de vender todo lo que sabe al mejor postor y no quiero ni imaginar que informaciones privilegiadas ha podido tener sobre la mesa de su despacho y que reveladores testimonios puede albergar en sus archivos.

Normal que el CNI la custodiase a base de bien, no sólo por el propio bien de ella, sino porque ni al Ejecutivo ni a la Casa Real les interesaba que estuviese en entornos menos controlados. Por ello, nada mejor que ponerla en pleno entorno de La Zarzuela, con seguridad costeada de nuestros impuestos y desplazamientos aquí y allá con escoltas armados hasta los dientes. Como se siga investigando, a esta señora le encuentran relaciones hasta con los independentistas de Artur Mas y Oriol Junqueras. Pero ya saben, el Gobierno de España dice que todo es mentira. Lo peor es que en Moncloa se la creen de tanto repetirla.

Comentarios » Ir a formulario



gravatar.comAutor: María

Que bueno lo de "pastas" Margallo!

Si, aquí se trata de negarlo todo y echar la culpa al otro ...
Siempre así...

@MMariaSp

Fecha: 29/03/2013 11:44.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris