Facebook Twitter Google +1     Admin

Deporte femenino, la asignatura pendiente de RTVE

20130326232645-miriamblasco.jpg

El deporte femenino en los medios de comunicación suele tener el espacio que los responsables de las redacciones quieren darle, es decir poco o muy poco. No es la primera vez que escribo que las féminas tienen que hacer tamaña hazaña para poder abrirse un hueco en portada o ser primera noticia del bloque de deportes de un informativo y, en cambio, el triunfo de la Selección Española masculina de fútbol ante Francia de hace pocos días fue portada hasta en la prensa generalista.

Obviamente, tratar de convencer a las empresas periodísticas sobre lo que deben priorizar o no es un debate estéril y absurdo porque cada quien con su dinero apuesta sobre lo que entiende que le va a reportar más méritos a la hora de conseguir los ingresos publicitarios de rigor. Es evidente que en Marca o en As se le va a dar cancha a una deportista femenina si ésta gana una medalla (pasó en Londres 2012), pero si no hay triunfo, siempre estará el manido fútbol para que ocupe el puesto preferencial en la primera plana.

Sin embargo, ya que aún, de manera incomprensible con la que está cayendo, tenemos medios públicos como TVE o RNE, amén de la propia web institucional, hagamos de ese servicio público un ejemplo de equilibrio, de igualar en su justa medida la información que se dedica al deporte masculino y al femenino. Y eso es lo que la portavoz de Deportes del Grupo Popular en el Congreso, Miriam Blasco, se propone con la presentación de una nueva Proposición no de Ley en la que se reivindica una mayor presencia del deporte femenino en RTVE, debido a la enorme desigualdad existente con respecto a la presencia del deporte masculino en los medios de comunicación.

Por ejemplo, para empezar a poner negro sobre blanco, los resúmenes de los encuentros de la Liga Femenina de Fútbol son inexistentes. Salvo que estén perdidos por una franja horaria tipo 4 o 5 de la mañana, nadie ha visto que el balompié jugado por mujeres merezca siquiera una simple referencia en el repaso del fin de semana. Y no hablemos de otros deportes como baloncesto, balonmano, etcétera que, a lo sumo, se llevan un breve si se ha disputado la finalísima del algún campeonato. Eso es así guste o no.

Precisamente, ya que TVE ha perdido la mayor parte de los derechos de los grandes deportes, le queda la Champions (y de aquella manera), es un buen momento para darle realce a los torneos femeninos. ¿Por qué no soñar, por ejemplo, con un Bernabéu a rebosar con la final entre el Ath.Bilbao y el Barcelona de chicas? Sólo hay que desear que la iniciativa de Blasco no se quede en una mera declaración de intenciones y de buenos propósitos. Si el deportes es educación y una escuela de valores, qué menos que darle su espacio a las mujeres. La pelota ahora está en manos de los diputados y sobre todo en el despacho de los rectores de la TVE, esa que tanto nos cuesta y que no termina de rematar esa vocación de servicio público que en realidad debiera de cumplir.

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris