Facebook Twitter Google +1     Admin

Fincas de 'Infantasía'

20130619204730-00000infanta.jpeg

¿Alguien puede creerse racionalmente que varios notarios van a meter la pata y endosarle a la Infanta Cristina la venta de 13 propiedades, además cada una en un punto de nuestra geografía? ¿Alguien considera, siquiera mínimamente posible, que en Hacienda no hayan contrastado y cruzado datos y, por tanto, se hayan lanzado a la piscina y ofrecer una información tan sensible como ésta? ¿Quién está detrás de esta chapuza? ¿Acaso se ha querido ‘perjudicar’ para posteriormente beneficiar a la esposa de Iñaki Urdangarín dando unos datos falsos a propósito para que así, de paso, pensemos que otras operaciones truculentas en las que está reflejado su nombre puedan pasar a ser sospechosas de no ser ciertas?

Tirándome a la piscina, con el riesgo que ello conlleva, tengo casi por seguro que con todo el enredo que ya tiene la Infanta con los tejemanejes de su marido, ha habido una llamada oportuna de Casa Real al departamento de Cristóbal Montoro para que salga a desmentir la mayor. Y el ministro, muy locuaz en ciertas ocasiones, resulta que da la callada por respuesta, se escabulle y luego, cuando ya no le queda más remedio, se saca de la chistera una serie de respuestas evasivas y donde mete porquería a los técnicos, a los catedráticos, a los notarios y a los responsables del Catastro.

Como bien decía el periodista Graciano Palomo, todo esto es una verdadera opereta, una farsa, un circo donde todavía no se ha producido lo esencial, dimisiones. Él ponía el ejemplo claro de Alemania donde a un ministro de Merkel, al que pillaron con una nimia parte de su tesis doctoral plagiada, tuvo que dimitir. Es más, no hizo falta ni que la oposición tuviese que exigir explicaciones en el Parlamento. El propio afectado fue el primero en reconocer la falta y dar un paso al costado.

Seguramente, al final acabará cayendo en esta historia un pringado, un machaca que pasaba por ahí y que tendrá que ser el cabeza de turco de todo este disparate. Pero una cosa también está claro, no van a poder acabar con la sombra de la sospecha de que la Casa Real se ha colgado del teléfono y claramente le han dicho a Montoro eso tan elocuente de “resuelve esto, pero a nosotros que no nos salpique”. Y mientras, los ciudadanos, a verlas venir.

Comentarios » Ir a formulario



gravatar.comAutor: Máximo Medina

La verdad es que resulta insólito ver una chapuza en la Agencia Tributaria, Hacienda, vamos; y por lo que se está sabiendo ha sido de las grandes. Lo único que ha trascendido de momento es que el DNI de la Infanta aparecía en varias de esas 'ventas', que luego no resultaron ser transacciones, sino que en algunos casos eran meras herencias entre familiares. Lo importante sería saber qué hacía el DNI de la hija del Rey en esos documentos y sobre todo por qué, porque resulta del todo extraño que un número tan especial como el que porta la Infanta es como que alguien se hubiese dado cuenta antes en la Agencia Tributaria, o allí ¿todos los datos que se reciben se dan por buenos y aquí paz y en el cielo gloria? No, amigo Velarde, esto no se arregla con un machaca que pasaba por allí, tiene que apuntar mucho más arriba, cerca incluso del ínclito Montoro. ¿O no fue el señor ministro quien nombró los cargos de la Agencia de recaudación estatal?

Fecha: 20/06/2013 02:28.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris