Facebook Twitter Google +1     Admin

'Metapatas' Martino

20130826101132-000000000000000000000000000aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaatata.jpeg

El entrenador del Fútbol Club Barcelona, ‘Tata’ Martino, ya empieza a ser conocido como el nuevo ‘Mesías’ o, más corrientemente, como el ‘Metepatas Martino’ dada su afición a meterse en camisas de once varas e introducirse en casas ajenas sin que haya mediado invitación previa. La última perla de este señor ha sido la de poner el grito en el cielo por el fichaje de Bale por el Real Madrid y los 99 millones largos que va a desembolsar la entidad de Florentino Pérez para hacerse con sus servicios.

Efectivamente, el gasto que va a realizar el club de Concha Espina por este jugador es como poco cuestionable, pero precisamente no creo que el más indicado para hablar sobre despilfarros y demás zarandajas sea el míster del Barcelona. Todavía, a día de hoy, no se le ha aclarado convenientemente a la afición cuánto ha costado la llegada de Neymar. Lo de los 57 millones de euros como cifra oficial no convence a prácticamente nadie, sobre todo cuando el Santos estaba reclamando una cantidad mucho mayor, muy cercana a los ceros que se han pagado por el galés del cuadro merengue. Ante eso, ¿qué dice el Tata Martino? Nada de nada, rien de rien, nothing to declare.

Parece que tampoco el técnico argentino de la entidad culé-nacionalista-independentista (lo de la nueva camisetita manda trillo) tiene demasiadas ganas de criticar el megasueldo que se lleva anualmente su estrella, el diez superlativo de Leo Messi. Los 15 millones de euros por temporada deben ser una propinilla para el Tata, puesto que hasta la fecha no ha alzado la voz a este respecto. Debe parecerle una cantidad razonable y que Messi se la ha ganado con creces sobre el campo. Seguramente sea así, pero entonces, ¿a cuento de qué viene este ataque frontal contra el Real Madrid?

Sinceramente (igual me equivoco) creo que el Tata Martino ha llegado al Barça como una solución de emergencia, sin saber realmente qué tiene entre manos y que la única manera de caer bien entre parte de la masa más acérrimamente radical culé es ahondar en los ataques al conjunto blanco. Y es que, de cuando en cuando, en Barcelona olvidan que sus momentos más brillantes han venido cuando se han dejado de comparar con el Real Madrid, pero el germen dejado por los señores Núñez y Gaspart caló tan fuerte que aún sigue dañando eventualmente a la entidad blaugrana, empeñada en ver fantasmas y franquismos varios donde no hay absolutamente nada.

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris