Facebook Twitter Google +1     Admin

Ana Botella o cómo cargarse la Cabalgata de los Reyes Magos

20140106010340-0000aaaa1aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaab.jpg

El Ayuntamiento de Madrid sigue faltando el respeto a quienes creemos en el mito de los Reyes Magos. No sólo se arrogan tres concejales el honor de representar chuscamente a tres celebridades que, al margen de otros aspectos, fueron a ofrecer sus riquezas al niño Dios (justo lo contrario que suelen hacer los políticos, que intentan sablear a los ciudadanos todo lo que pueden y un poco más a base de impuestos, tasas, contribuciones y todo lo que se les pase por la cabeza), sino que además patean la sagrada tradición y hacen burla y chanza de la misma embadurnando con betún o pintura negra a uno de esos ediles. Hay que tener papo, pero estos politicastros lo tienen y además a prueba de bombas. Menudos PPájaros.

Este año 2014 ruló por Internet, concretamente por la página change.org una iniciativa para solicitar que en la cabalgata de los Reyes Magos de Madrid el Rey Baltasar fuese representado por una persona negra, que se evitase el ridículo de tener que pasar por negro a alguien que no lo es. ¿Saben cuál fue la respuesta de Consistorio de la señora Botella? Que ese era un acuerdo plenario y que tradicionalmente han sido tres ediles de la corporación los que hacen de reyes y que, por tanto, no había lugar a cambiar las normas. Y encima se quedan tan panchos y tan anchos.

Y ya puestos, aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, este año se redujo al mínimo el lanzamiento de caramelos. Se quiso justificar esta medida por una cuestión de seguridad, tomando como ejemplo lo acaecido hace un año en Málaga, con la muerte de ese niño que se lanzó a por esos dulces y acabó atropellado por una carroza. Sin embargo, en las zonas acotadas por vallas y donde era imposible atravesarlas, el nivel de caramelos a repartir resultó escaso. Otro punto a sumar en el despropósito del equipo de Ana Botella a la que, a Dios gracias, le quedan poco más de 15 meses de chupar una poltrona para la que nunca fue elegida por los madrileños.

En fin, esperemos que los Reyes Magos de verdad, no estos de pacotilla, hayan tomado buena nota y que, en especial, el Rey Baltasar les haya dejado una buena remesa de carbón…amargo a estos arribistas, a estos verdaderos jetas y desahogados que son capaces de cargarse algo tan bonito y tan ilusionante como la Cabalgata. De milagro no contrataron de telonero al DJ de aquella nefasta celebración en el Madrid Arena.

Comentarios » Ir a formulario



gravatar.comAutor: María

Que bueno: menudos PPajaros.
Pues si, en vez de Reyes Magos, Reyes Mangos o mangoneantes.
Porque parece que ni en estas fechas tienen buenos propósitos. Aprovechan que la gente realiza sus comprad a última hora y lógicamente, aunque sea por un día, aparcan como pueden y creo que envian a la policía local con toda su flota de grúas a sablear un poquito más. Ese debe ser su "regalo" a los ciudadanos.

Es normal que Baltasar no sea negro, porque la alcaldesa tampoco es de verdad.
Y tampoco los otros dos se lo curran mucho. Bueno, si, se lo curran, parecen actores de teatro de otros siglos. Quiero decir que no son ni ancianos ni barbudos de verdad ninguno de ellos.

Esta alcaldesa ha quedado a la altura del betún, nunca mejor dicho.


@MMariaSp

Fecha: 06/01/2014 09:52.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris