Facebook Twitter Google +1     Admin

Fitur se rinde a los encantos de La Rioja

20140124150628-rioja.jpg

El buen trabajo tiene su recompensa, pero si encima éste es excelente, está claro que el premio aún será mayor. Por eso, no es de extrañar que un año más una de las autonomías más pequeña de España se haya llevado el máximo galardón que concede Fitur a los stands de nuestras instituciones patrias. La Rioja sorprende cada año a sus visitantes y en este 2014 tenían claro que había que presentarse en el recinto Ferial de Ifema, en Madrid, con un concepto revolucionario, pero sin perder la esencia de la tradición.

Y está claro que lo tradicional en suelo riojano son los viñedos y las bodegas. La cuestión es saber combinar perfectamente los conceptos para ofrecerle al visitante a la Feria Internacional de Turismo un lugar atractivo para que, posteriormente, si es un profesional del sector, sepa vender las cualidades que adornan a La Rioja a sus clientes o si, es este fin de semana del 25-26 de enero, para que en la siguiente escapada piense en esta región como un lugar incomparable para pasar dos días de descanso reparador y salir con algún año menos tras darse un homenaje (moderado, claro) de los exquisitos caldos que jalonan esta generosa tierra.

Una vez más hay que destacar la magnífica labor que ha desempeñado el equipo que capitanea el consejero de Turismo, Gonzalo Capellán, junto con la directora general, Mónica Figuerola, para ser referencia clara en esta exigente feria internacional, un evento que está a la altura de la World Trader Market de Londres o la ITB de Berlín. A nadie se le puede ocultar a estas alturas que cuando La Rioja es nombrada edición tras edición como una de las regiones con mejor atención a los profesionales y al público en general no es por una mera cuestión de dejarse llevar por la inercia, sino porque simplemente, en cuanto termina una edición de Fitur, ya se piensa en la siguiente.

En cierta medida, en el departamento de Turismo de La Rioja funcionan con mentalidad fallera, que es no quedarse en estado contemplativo disfrutando eternamente del éxito, sino que ya se piensa en cómo sorprender el año que viene. Seguro que en 2015 vuelve a estar el stand riojano entre los más visitados y, sobre todo, pugnando por volver a ser el mejor de todos, algo que sólo se consigue con una fórmula sencilla, trabajo y sacrificio, el mismo que los bodegueros para ofrecer a los consumidores el mejor producto. Y ya se sabe que no hay buen caldo si previamente la viña no se ha trabajado a conciencia.

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris