Facebook Twitter Google +1     Admin

El padre Anchieta se nos hace santo

20140228203849-anchieta.jpg

Canarias puede estar de enhorabuena. Por fin una buena noticia inunda los corazones de los isleños y es que hace apenas unas horas que se ha conocido que el Papa Francisco I canonizará al beato padre Anchieta, un lagunero universal, nacido en 1534, y que desde muy joven salió de las Islas para recalar primero en Portugal, en la localidad de Coimbra y posteriormente viajar a Brasil, a las localidades de Sao Paulo y San Vicente de Río de Janeiro, donde llevó a cabo una encomiable labor apostólica, pero sin olvidar el magnífico trabajo literario que venía desarrollando desde muy joven. Su fallecimiento tuvo lugar a los 63 años, en 1597. Posteriormente, el 10 de agosto de 1736 el Papa Clemente XII declaró al Padre Anchieta como Venerable. Juan Pablo II lo beatificó el 22 de junio de 1980.

Lo que choca bastante (o tal vez no) es que las reacciones de mayor exaltación jubilosa vienen del otro lado del Atlántico. Sin ir más lejos, el Arzobispo de Aparecida y presidente del Episcopado brasileño, Cardenal Raymundo Damasceno Assís, que “la canonización del sacerdote jesuita y Beato José de Anchieta es una de las mejores noticias que podrían recibir, dado que el lagunero dejó profundas marcas en el inicio de la colonización y la evangelización de Brasil. Creo que él merece recibir el culto de toda la Iglesia".

Damasceno añadió que "al responder positivamente, el Papa (Francisco) nos llena de alegría y satisfacción, principalmente en los lugares por donde él (el Beato Anchieta) pasó: Sao Paulo, Espíritu Santo y Bahía. Él es una persona que marcó nuestra historia desde el inicio".

La ceremonia de canonización del conocido como el ‘Apóstol de Brasil’ se realizará este año, posiblemente en abril, aunque aún falta por definir la fecha concreta. Seguramente, muchos brasileños y muchos canarios no querrán faltar a tan magno acontecimiento.

¿Y qué se dice en las Islas? Pues si lo centramos en lo político, apaga y vámonos. Ahora todos se ponen la medalla del ‘yo’ lo logré, nosotros estuvimos ahí, se ha puesto a La Laguna y a Tenerife en el mapa. En fin, mientras en la tierra carioca se le considera el Apóstol de Brasil, la limitada altura de miras de algunos políticos limita su influencia nada más que a Tenerife. En fin, así nos luce el pelo. Menos mal que la Virgen del Pilar se apareció en Zaragoza (y a pocas palabras).

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris