Facebook Twitter Google +1     Admin

Petri: la excelencia del concepto de restaurante de barrio

20140308120228-petri.jpg

Llega el fin de semana y a todos nos encanta poder salir a comer. Sin duda, es uno de los placeres que más apreciamos. El hecho de poder llegar a un restaurante, tener nuestra mesa reservada y deleitarnos con las ricas creaciones que se hacen en sus fogones es algo que no se paga con dinero (bueno, sí, se paga, pero me refiero más a esa sensación de placer que, a Dios gracias, no viene incluida en la carta). Sin embargo, también produce cierta pereza eso de tener que desplazarte al centro porque, si tienes coche, no puedes apenas tomar alcohol, y si apuestas por el transporte público, el rato de la siesta te lo fulminas de raíz en el metro o en el bus, con lo que se mata ese pequeño capricho de descansar plácidamente después de haber comido opíparamente.

Por eso, vuelvo a hacer aquí una encendida defensa de los restaurantes de barrio que, lejos de lo que alguno puede creer, ofrecen un servicio de calidad, un trato amable y, lo más importante, un precio atractivo.

Uno de estos ejemplos lo encontramos en el Restaurante Petri, en la madrileña calle Mota del Cuervo 1, uno de estos locales que podría denominar sin temor a equivocarme como un clásico en la zona, un lugar donde generaciones y generaciones de vecinos del barrio de Villa Rosa han pasado por su barra y por su salón. Un sitio que con el paso de los años, como el buen vino, ha mejorado su estética y se ha ido adaptando a los tiempos de la mejor manera. Eso sí, algo ha mantenido invariable, su excelsa cocina. Nada de creaciones químicas ni platos nitrogenados, carnes, pescados o cocidos como manda el Señor.

El Restaurante Petri ofrece de lunes a viernes un atractivo menú del día con varios primeros y segundos a elegir, auténticas delicias para el paladar. Alguien pensará que el ‘truco’ está en la carta, que ahí se disparará el presupuesto hasta extremos insospechados. Nada más lejos de la realidad. Este establecimiento tiene unos precios moderados, adecuados al momento que vivimos. Un simple ejemplo, pidiendo un entrante, plato principal, bebida, postre y café, de media, el precio ronda los 27 euros. Hagan ustedes el experimento en cualquier lugar del centro y ya verán lo que se encuentran cuando vayan a pagar.

La carta que ofrece es relativamente corta, pero es que la idea es trabajar mucho y bien sobre unas pocas referencias. Son especialistas en cocina del norte y entre las diferentes especialidades que pueden degustar destacan, a mi juicio, dos, una por cada bando. Por el lado del pescado, el bacalao, un plato imperdible, pero si se es más de carne no puede dejar de pedir el Villagodio, aunque para eso mejor ir acompañado, ya estamos hablado de un platazo que, como poco, es para dos personas.

Las referencias vitivinícolas van desde un Ribera de Duero a unos excelentes Riojas, pasando por los Penedés, los Valdepeñas o los Albariños. Caldos que maridan perfectamente con cada uno de los platos y además con unos camareros que les aconsejarán sabiamente sobre la decisión a tomar.

Así que si quieren probar una excelente cocina, no dejen de visitar este establecimiento. Para más información y reservas pueden llamar a los teléfonos 91 300 42 30 / 91 388 52 35 o entrar en la web www.restaurantepetri.com Que ustedes lo disfruten.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris