Facebook Twitter Google +1     Admin

TVE: suspenso en narradores deportivos

20140312230937-rivero.jpeg

Televisión Española debe revisar urgentemente qué profesionales tiene en esa casa y empezar a depurar a alguno de ellos, pero no por purgas políticas (práctica indeseable donde las haya), sino por la capacidad (o incapacidad, mejor dicho) que algún presentador o narrador parece demostrar en cada retransmisión. La falta de conocimiento, soltar datos a lo loco y dar la sensación de aparentar que se sabe algo cuando en realidad se desconoce salta demasiado a la vista y al oído. Ya que los ciudadanos optamos por pagar a la fuerza una televisión pública (es una ironía, claro), al menos se pide un mínimo de profesionalidad, que no tengamos a los pin y pon de turno que provocan que desees bajar el volumen de la televisión a la par que subes el de la radio.

Lo cierto es que el pasado martes 11 de marzo de 2014, durante la retransmisión del partido entre el Atlético de Madrid y el Milán, el narrador, Juan Carlos Rivero, y la compañera a pie de campo, Silvia Barba, obsequiaron a los telespectadores con una retransmisión digna de ser vista en todas las facultades de Ciencias de la Información…pero como ejemplo de lo que no debe hacerse. Falta de coordinación entre ambos, confusión de jugadores, cambios dados al revés, referencias continuas a los programas siguientes o vender con pasión el partido de la próxima semana del Real Madrid con el Schalke 04 cuando los meregues traen una renta de 1-6 de Alemania.

Pero peor aún es no saber los resultados que había cosechado el Milán en los últimos años en España. Dijeron que el Barça le clavó la goleada más amplia de la Champions con el 4-0 del año pasado y olvidan, por ejemplo, un 4-0 que le endosó el Deportivo de la Coruña. Luego se hablaba del Milán como un equipo que en los últimos años sólo había recibido goleadas en España, olvidando un 2-2 reciente en fase regular de la Liga de Campeones en Barcelona.

 El problema es que no es la primera vez que en TVE meten la gamba en la parcela deportiva, sobre todo porque también les gusta rodearse en los comentarios de algún asilvestrado al estilo de Paolo Futre. Acuérdense el bochorno de hace varios meses coincidiendo con la final de la Copa del Rey entre el Atlético de Madrid y el Real Madrid cuando Miranda marca el 1-2. Los gritos del que fuese 10 del Calderón tuvieron que oírse hasta en Oporto. O una mítica con Pedro Barthe de maestro culé de ceremonias que un final de Liga entre el Barcelona y el Real Madrid dejó de retransmitir porque su amado cuadro blaugrana iba palmando de calle. Al final, esta legión de los Rivero, Sauca y demás banda han hecho no bueno, sino excelente, a José Ángel de la Casa.

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris