Facebook Twitter Google +1     Admin

Vidal-Quadras: Vividor Vox...Pópuli

20140329175746-vidal.jpeg

¿Alguien tenía dudas de que Aleix Vidal-Quadras iba a ser el candidato de Vox a las elecciones europeas? Nadie, absolutamente nadie. El caldo de cultivo y el contexto estaban claros desde hace mucho tiempo. Esto ha sido una estrategia perfectamente definida en la que el aún eurodiputado del Partido Popular ha engañado a su formación para ir labrándose el desembarco en esta fuerza nueva a la que él llega sin haberse esforzado lo más mínimo. De lo que se trataba era de mover perfectamente las piezas y cuando ya la organización estuviese constituida, allí que se presentaba él y, mediante unas primarias trufadas de dirigismo, salir aclamado por la plebe.

Sí, a Vidal-Quadras se la han puesto como se las ponían a Fernando VII. Nadie en su sano juicio pondría a un Santi Abascal o a una Ana Velasco como cabezas de cartel. No tienen tirón, no son conocidos, no son mediáticos, no dan titulares, pero claro, se trataba de hacer la pamema, el paripé, para vestir de democrático un proceso que no fue tal. Esto se sabía desde hace muchos meses, aunque el propio Uriarte se cansó por activa y por pasiva de decir que estuviese tras la creación de un partido. A los hechos nos remitimos.

Ahora bien, un partido como Vox que espera y ansía ser la bandera de la recuperación y de la regeneración política ya empieza mal teniendo como cabeza a Vidal-Quadras, un tipo enganchado al escaño desde hace ya algunos lustros y que nunca ha querido bajarse de la business class. Ahora, cuando ya el PP le ha dado por amortizado, se da cuenta de que la política es un asco y que hay que darle oportunidades a otros. Sí, concretamente a él. El problema para él es que ya le conocemos.

Desde luego si Vox llega a arañar un sillón en el Parlamento Europeo no va a ser con mi voto, que tengo claro desde hace tiempo que será para Ciudadanos. Vidal-Quadras no engaña a nadie. Y si ha salido del PP ha sido más que nada porque le han dicho que la bicoca europea tiene que ir para otros. La diferencia con Mayor Oreja es que mientras este último ha sabido discernir entre la decepción y la ideología, Aleix ha puesto por delante sus abultados intereses, a razón de unos miles de euros mensuales. Es Vox…pópuli.

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris