Facebook Twitter Google +1     Admin

Radio4G: suena y huele a radio de las de verdad

20140421223649-images-1-.jpg

Un proyecto ilusionante y esperanzador. Así es el nuevo medio de comunicación que acaba de surgir, Radio4G, www.radio4G.com, una iniciativa encabezada por un genio de las ondas como José Antonio Abellán y que desde el pasado 14 de abril de 2014 comenzó sus emisiones y que desde el 21 de abril de 2014 cuenta con un programa de lujo, ‘Rojo y Negro’, dirigido y presentado por el director de Periodista Digital, Alfonso Rojo, en el que tienen voz todos aquellos que tienen algo que aportar en cualquier ámbito informativo, desde el político, social, económico, deportivo, religioso o mediático.

Sinceramente, siempre es bienvenida la llegada del aire fresco de un nuevo medios de comunicación, máxime cuando los tiempos pretéritos invitaban, precisamente a todo lo contrario, a no arriesgarse en una ignota aventura. Pero Abellán, que para eso tiene una vista de lince, ha sabido rodearse de los mejores y, lo más importante, asesorarse a la hora de montar este proyecto donde, permítanme tirar de autobombo, van a tener un protagonismo esencial y vital los compañeros de la redacción de Periodista Digital, con Luis Balcarce, su redactor jefe; Juan Francisco Lamata y su excelsa memoria hemerotequista; Roberto Marbán y su sapiencia deportiva; Antonio José Chinchetru y su conocimiento de lo que se mueve por las esferas políticas; Sergio Espí y sus aceradas y divertidas críticas sobre los realities y talk-shows, todos ellos coordinándose con la productora del programa, Alejandra Alloza, todo un todoterreno del periodismo, ayudada en sus labores por Arancha y José Pablo.

Y, por supuesto, más y más nombres que, de momento, me son desconocidos, pero que sin duda son vitales para que el corazón de Radio4G funcione a la perfección. Uno ha sido testigo de excepción de los nervios de la preparación del primer programa, de cómo se tenía que conformar la escaleta para tener listo a las 17 horas en punto (ni un segundo más, ni un segundo menos) el primer ‘Rojo y Negro’. Es como el primer parto, difícil, costoso, pero cuando las señales horarias llegaron a ese horario taurino, todo salió como la seda. Chapeau, lo digo de todo corazón, por haber llegado hasta aquí, por haber tenido la mejor de las botaduras y a partir de ahora esta nave radiofónica empezará a navegar como una más dentro de ese infinito mar hertziano. Llegará siempre a buenos puertos, capitán y tripulación acreditada tienen para ello.

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris