Facebook Twitter Google +1     Admin

El Cabildo 'crucifica' Santa Cruz de Tenerife con el tranvía

20140520185631-tranvia-tenerife.jpg

El Cabildo de Tenerife quiere crucificar definitivamente la ciudad de Santa Cruz de Tenerife. No le bastó con cargarse la espina dorsal de sur a norte, sino que pretende estrangular para el tráfico rodado el eje este-oeste. Las consecuencias son obvias: menos espacio para los coches, por ende menos para aparcar y enésima reordenación de las guaguas de Titsa, en un claro aviso de que al final esta empresa parece condenada al cierre, al menos en lo que se refiere a trasladar a los pasajeros por la capital.

Lo peor de esta historia han sido las mentiras vertidas por los responsables políticos, que mantenían que la línea 3 recorrería la Avenida Francisco La Roche y luego se extendería hasta alcanzar el capitalino barrio de San Andrés y llegar hasta la playa de Las Teresitas. Pero no, la realidad era bien distinta y aquí están detallados los planes del equipo de Carlos Alonso en el caso de ganar las próximas elecciones.
Inicialmente, la línea 3 del tranvía de Tenerife estaba concebida con un traza

do desde el Intercambiador hasta la playa de Las Teresitas por la avenida Francisco La Roche. Finalmente, se acordó desde el Intercambiador hacia el recinto ferial por la avenida de La Constitución hasta su confluencia con la avenida Manuel Hermoso, donde, por la prolongación de la calle Álvaro Rodríguez López, enganchará con Tomé Cano y Heliodoro Rodríguez López. Una vez alcanzado el estadio, bajará por la calle San Sebastián, plaza Weyler después de salvar el recorrido del puente Galcerán. Tras llegar a la céntrica plaza, el recorrido completo transcurrirá por la calle Méndez Núñez hasta llegar a la confluencia con la rambla Santa Cruz y hacia Muelle Norte.

Las paradas estarían en la avenida Manuel Hermoso, entre el centro comercial y los tanques de la compañía Cepsa; en la calle Tomé Cano, en el ámbito del Pabellón de Deportes y el estadio; en la plaza de Weyler, a 10 metros de la parada actual de la Línea 1 hacia La Laguna; en el parque García Sanabria, a la altura del centro sanitario privado; y en el ámbito del cuartel de Almeyda, dentro de la rambla de Santa Cruz.

El Cabildo dice que así se llegará a los 25 millones de usuarios. A la fuerza ahorcan, queda añadir. La cuestión es saber si los santacruceros apoyan que la ciudad vuelva a estar patas arriba tres o cuatro años a la espera de que en 2019 los dirigentes se hagan la foto con el nuevo despropósito para una ciudad que ahuyenta a los automovilistas y que le ha dado manga ancha al juguetito de Ricardo Melchior, heredado ahora por Carlos Alonso.

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris