Facebook Twitter Google +1     Admin

¿Por qué se va el Rey?

20140602193318-elreyabdica.jpg

La abdicación del rey Juan Carlos I no es la noticia del día, de la semana o del mes. Es la Historia de España en vivo y en directo y podemos considerarnos unos verdaderos privilegiados por tener la oportunidad de presenciar este cambio en la monarquía española. Otra cosa, desde luego, es lo que hay detrás de este cambio, de esta renuncia al trono del Rey en favor del Príncipe Felipe, a partir de ahora Felipe VI. Porque lo que está claro es que la decisión del monarca no está motivada por un mal domingo o porque le haya sentado mal madrugar este lunes. Ni mucho menos, algo debe haber detrás y queda por desentrañar las claves de este paso al costado de Don Juan Carlos I.

Se habla de que al Rey ya le habrían anunciado que en breve se hará realidad lo que nunca hubiese querido ver, que la Infanta Cristina va a ser imputada y que ese marrón no se lo quiere comer estando en el trono. También se apunta a que la subida de partidos extremistas como es el caso de Podemos ha podido motivar la decisión del Rey. No hay que desdeñar que la exigencia de que venga la Tercera República ha vuelto a reabrirse con los resultados de las elecciones europeas y no parece que el Rey se encuentre cómodo en ese escenario.

Pero también hay unas claves apuntadas por Periodista Digital que, además, proviniendo de fuentes muy solventes, no habría que dejar caer en saco roto. Por un lado, que la decisión del monarca estaba tomada desde hace algún tiempo y que en breve se esperaba hacer efectiva, lo que sucede es que la marcha inesperada de Rubalcaba al frente del PSOE ha disparado los acontecimientos y antes de que el bipartidismo entre en una fase de mayor convulsión, el Rey ha optado por tomar las de Villadiego. Ahora sólo queda saber qué causa es la que mayormente ha motivado esta salida en tromba (que no trompa de elefante, Su Majestad) del monarca.

Eso sí, ahora oiremos y escucharemos a muchos advenedizos anteponer ese clásico…si yo ya lo sabía, si yo tenía todas las claves, pero no podía darles. Son esos futurólogos de pasado imperfecto que también se habrían hecho ricos con la lotería…de haber sabido con antelación el número, pero no, resulta que siempre cacarean de tener el pronóstico cuando la tormenta ha pasado ya hace algún tiempo. Así cualquiera.

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris