Facebook Twitter Google +1     Admin

Fórum Europa: proa al chavismo

20140624070026-casillaspabloiglesias-420x210.jpg

José Luis Rodríguez, máximo exponente del Fórum Europa, dio el pasado 23 de junio de 2014 una muestra de exacerbado autoritarismo al echar de la sala a un señor que simplemente deseaba exponer ante el auditorio la situación dramática que está viviendo Venezuela. La hipotética salida de pata de banco de Alberto Casillas, que así se llamaba el interlocutor espontáneo, tenía su razón de ser, ya que el invitado a este foro de debate era nada más y nada menos que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, que en su particular lenguaje almibarado y edulcorado hasta extremos insospechados, ofrecía una idílica imagen del chavismo, a mayor gloria de los partidarios del régimen dictatorial y del bolsillo del político, al que sus colaboraciones con este Gobierno escasamente democrático le reportan un buen caudal económico.

Pues bien, lo único que el señor Casillas (conocido por ser el camarero que albergó en su cafetería a varios manifestantes en las manifestaciones del 25-S) quería hacer era que Pablo Iglesias dijera alto y claro ante el selecto auditorio del Ritz, con empresarios y políticos arrobados ante el falaz discurso del político, en calidad de qué asesoraba al Gobierno de Venezuela y si podía explicar de dónde venían esos casi 4 millones de euros.

Sin embargo, el diálogo entre camarero y el líder de Podemos fue imposible porque, por un lado, el señor Rodríguez (Fórum Europa) hizo una seña inequívoca para que al espontáneo se le echara del salón del Ritz a manos de un gorilote con menos escrúpulos que un policía en Corea del Norte. Pero también fue culpa de Iglesias que contemplaba la escena como quien se bebe un vaso de agua. Una vez fue desalojado de la sala el señor Casillas, entonces el político dio una respuesta que, evidentemente, no hubiera convencido a nadie. Él dice que sus asesorías no son para que el régimen mate a nadie o para que los venezolanos pasen hambre. En fin, falacia tras falacia.

Pero bueno, ya lo decía Lenin, que los burgueses serán los que vendan a los revolucionarios las sogas con las que luego será ahorcados. Los empresarios se ponen a hacerle la ola a este personaje e igual, dentro de nada, Pablo Iglesias convertirá el Ritz en una sede asamblearia de Podemos al grito de ¡exprópiese!

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris