Facebook Twitter Google +1     Admin

¿Qué le queda por enseñar a Olvido Hormigos?

20140706103356-descarga-13-.jpg

La concejal de Los Yébenes vuelve al ataque. Sí, Olvido Hormigos retorna al candelero mediático con su penúltima pose como Dios la trajo al mundo, pero en esta ocasión con un considerable aumento de peso merced al embarazo del que debe estar a muy poco de salir ya de cuentas (al menos por el elevado volumen de su barriga). Lo de esta señora, de verdad, es no conocer la dignidad, pero encima hacer creer a otros que ella se ha visto forzada por las circunstancias es ya tomarnos por tontos de capirote y, sencillamente, no tiene usted principios morales como para ir dando lecciones. Usted se ha aprovechado de una circunstancia y nadie, absolutamente nadie, le ha forzado a estar hoy en el escaparate público. Todo lo que ha salido de usted ha sido por propia voluntad, desde salir ahora en porretas al envío de un vídeo donde usted se pone en trance con el dedo corazón.

Alguien tendría que haberle dicho hace tiempo a la señor Hormigos que ya había sido bastante vergonzoso que el tranquilo pueblo de Los Yébenes fuese tomado al asalto por las principales cadenas de televisión, que no era de recibo que las periodistas Mariló Montero, Susanna Griso o Ana Rosa Quintana conformasen su parrilla con todo lo que pasaba en ese municipio y que, encima, no dañaban ya la imagen de una descocada y despendolada concejal, sino que ya se ponía en serio riesgo la tranquilidad del pobre marido (que de tan bueno es tonto) y de unos hijos que, evidentemente, habrán sido el hazmerreír del pueblo. Porque, evidentemente, un pueblo de unos miles de habitantes no es Madrid o Barcelona. Ser concejal en esos núcleos te da demasiada notoriedad y más aún en casos como éste.

Es evidente que la señora Olvido Hormigos busca un modo de ganar dinero como sea porque por las vías tradicionales, la de una jornada laboral de 8 horas diarias, no parece que sea su meta. Lo ha probado todo, desde el ‘Sálvame’, al ‘Deluxe’, al ‘Campamento de verano’ o a tirarse desde el trampolín en ‘¡Mira quién salta!’. Pero en todos los talk-shows o realities se quedaba fuera de juego porque no basta con haber enseñado tus ‘credenciales’, había que mostrar algo más y ésta, visto lo visto, de neuronas anda más bien escasa, me imagino que en la misma proporción que la ausencia de ingresos económicos. ¿Qué será lo próximo? ¿Anunciar en un vídeo porno que se separa de su marido? 

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris