Facebook Twitter Google +1     Admin

Tebas y Villar: los pajarracos chapuceros

20140820181134-images-23-.jpg

La Liga de Fútbol Profesional lo ha vuelto a hacer…rematadamente mal. Las prisas, los odios africanos o llámenlo ustedes equis, llevaron al señor Javier Tebas, con la connivencia del eterno Ángel María Villar en la Federación Española, a no sólo dar burocráticamente descendido al Real Murcia, sino darle su plaza a quien no la había ganado en el terreno de juego, el Mirandés. El criterio por el cual se baja de categoría al cuadro pimentonero corresponde al tradicional artículo 14, porque a alguien en la LFP, concretamente a su presidente, le sale de las mismísima entrañas o, mejor dicho, de sus santas pelotas.

No traga a Jesús Samper, mandatario del cuadro de La Condomina, ni éste al señor Tebas, pero como quien tiene la sartén por el mango es el segundo, el Murcia se va al piso, es decir a Segunda División B, a pesar de que un juez ha dicho que hay que readmitir a los granas en la liga de plata. Pero entre Tebas y Villar se saltan la ley a la torera y han dicho que la competición empieza este fin de semana y con los murcianos fuera de la misma. Veremos a ver hasta cuándo y cuáles serán las consecuencias en caso de que la Justicia empure a los órganos federativo y liguero.

Podemos estar de acuerdo en que el señor Samper no es, precisamente, el paradigma de ejemplo a seguir en materia de gestión económica. Los granas ya han solventado sobre la campana situaciones similares, pero LFP y RFEF miraron entonces para otro lado. Esta vez, sin embargo, parece que había ganas de darle hasta en el velo del paladar al cuadro pimentonero y se le desciende por su insolvencia económica que es, y aquí viene lo gracioso, la misma que otros muchos equipos de Segunda y también de Primera. Pero aquí es una mera cuestión de simpatías y antipatías y Tebas se permite incluso la petulancia y la chulería de decir que hace un año había salvado con su voto a los murcianos. Hay que tener mucho papo para soltar algo así y no ponerse rojo.

Lo que no se entiende es que, ya que se desciende administrativamente al Murcia, esperen al menos a ver qué dictamina la Justicia antes de perder el culo, descolgar el teléfono y llamar a Miranda de Ebro para decirle a los rectores del club burgalés que vayan cambiando sus planes, que vuelven a ser en los despachos equipo de Segunda después de haber descendido en buena lid sobre el terreno de juego.

Y es que, tal y como se esperaba, un juez resolvió a favor del Murcia, le metió las cabras en el corral a Villar y a Tebas y estos dos, después de perpetrada la primera chapuza administrativa, se rebelan contra la Justicia y deciden que por su santa ausencia de principios y de acatamiento a las más elementales normas judiciales la Liga en Segunda arranca este fin de semana. Pues solamente les recordaría lo que pasó en la Liga ACB hace ya algunos años cuando se negaron a admitir al Obradoiro. Éste recurrió y diez años después tuvo que ser readmitido en la máxima competición, amén de la indemnización pertinente por daños y perjuicios. Pero esto, realmente, a Villar y a Tebas se la trae al pairo. Para estos dos sujetos lo que diga un juez debe estar al nivel de un tertuliano de Sálvame. Ya veremos a ver si piensan lo mismo cuando el juez les ponga firmes por desobediencia e incumplimiento de un mandato judicial.

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris