Facebook Twitter Google +1     Admin

Alguien atufa a podrido en Orihuela: un asesor de Los Verdes demasiado inmaduro

20140827012903-balaguer.gif

Las redes sociales, igual que sirven para muchas cosas positivas, también albergan en su infinito y virtual espacio a gente con poca capacidad de raciocinio, personajes a los que parece que les pone eso de ser trending topic aunque sea a costa de soltar en 140 caracteres la mayor clase de disparates y de insultos a cual más grave. Hay quienes sostienen que a esos individuos no debería de dársele mayor publicidad, pero también es verdad que tienen un ego mayor que el de un crío de tres años enrabietado en el supermercado porque los padres no le quieren comprar la bolsa de golosinas, a menos caso, mayor el berrinche y, llevado al mundo de Twitter, la escalada de improperios sería cada vez mayor y en algún momento hay que cortar por lo sano con esta especie de individuos inadaptados.

Un espécimen de estos es el asesor de prensa de Los Verdes en el Ayuntamiento de Orihuela, un tal Artur Balaguer, un tipo que no tuvo mejor ocurrencia que poner en su cuenta de Twitter el siguiente mensaje: “Qué ganas de que llegue septiembre y los putos españoles tarados con niños maleducados se vayan a su casa madrileña”. A esta hora nadie había pedido disculpas por el mensaje en cuestión ni se había producido el despido fulminante de este señor.

Por supuesto, ni que decir tiene que todas las autoridades alicantinas, avergonzadas por este ataque sin ton ni son no solamente han tenido que dar la cara y dejar bien claro que en Alicante se recibe a madrileños y a todos los turistas con los brazos abiertos y han condenado abiertamente este ataque verbal de una persona que debía haber pensado cinco minutos o cinco siglos antes de lanzarse a tuitear un mensaje tan descabellado como indecente.

Desde luego, y doy fe de ello, los alicantinos son gente abierta, amable y siempre dispuestos a tratar al turista como un tesoro. Pero desertores del arado tiene que haber en todos lados y lo peor es que el buen nombre de Orihuela ha quedado pisoteado por la acción de un bárbaro, de un sujeto al que, me imagino, más de uno le habrá reído la gracia o, dicho de otro modo, le habrá dado como favorito y retuiteado su ‘hazaña’ en la red social del pajarito. Lamentable.

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris