Facebook Twitter Google +1     Admin

El PP se cisca en su programa electoral y aborta sus promesas

20140915222351-gallardon-reforma-aborto-644x362.jpg

El Partido Popular se cisca en su programa electoral, en sus votantes y en todo lo que tenga que ver con el mínimo respeto a quienes consideran que quienes nos gobiernan lo hacen desde el respeto, la sinceridad y el cumplimiento de lo prometido y que, dicho sea de paso, se ha ofrecido a los potenciales electores negro sobre blanco.

Dejando al margen ya lo sucedido con el impuestazo decretado por el Ejecutivo días después de tomar posesión, allá por diciembre de 2011 (aún el tiempo acaricia aquellas declaraciones de la saltimbanqui de Soraya Sáenz de Santamaría diciendo que el traspaso de poderes había sido modélico….para denunciar poco después una pella de más de tres puntos en el déficit y así justificar el subidón impositivo), ahora nos sale el ministro Ruiz Gallardón diciendo que no habrá reforma de la ley del aborto. Es decir, de lo estipulado por escrito en la página 108 del programa electoral del PP, nada de nada. Esa hoja pasará a los anales de la historia como ese pedazo de folio con el que algún día se tuvieron que limpiar cierta parte del cuerpo. Sería casi un papel sedoso, acostumbrados como están a pasarse papeles de lija diariamente sin sentir dolor alguno, ya están insensibilizados después de tantos incumplimientos,

Lo cierto es que el Partido Popular, que se toma a chacota ahora lo de la ley del aborto, no es aún consciente del peligro que le aguarda dentro de unos meses con las elecciones municipales y autonómicas y en un año y poco con las generales. Aquí no se va a valorar sólo la recuperación económica, que no deja de ser sólo la punta del iceberg, sino también se van a evaluar otros puntos del programa como la independencia del Poder Judicial o la propia reforma de la ley del aborto. En ambos casos, se ha engañado al votante y, aunque siempre habrá acólitos que votarán la marca PP sin asomo de reflexión alguna, habrá de uno a tres millones de electores de 2011 que puedan depositar su voto en otras fuerzas políticas.

Y es que en Génova 13 aún no se han enterado de lo que sucedió el pasado 25 de mayo de 2014. El PP perdió una sangría de votos importantísima y, lejos de recuperar electorado, se empeña en seguir abriendo las puertas de salida para acabar dando con sus huesos en la oposición, que es lo que le gusta a esta derecha maricomplejines.

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris