Facebook Twitter Google +1     Admin

De los laureles de la Copa Davis al amargo cáliz del descenso

20140915230518-escanuela.jpeg

El presidente de la Federación Española de Tenis, el señor José Luis Escañuela, debería dimitir de su cargo tras el sonrojante ridículo, el bochorno de talla planetaria, que nuestro equipo de Copa Davis ha completado en los últimos dos años y que nos ha llevado ni más ni menos que al descenso de categoría. En 2015 no es que no optemos a la Ensaladera, es que tendremos que jugar por intentar llegar a septiembre para subir a la élite. Toca subir al resto desde lo más bajo y vamos a ver quiénes son los guapos que renuncian a los torneos de la temporada para medirse con potencias desconocidas y en partidos sin cobertura mediática.

La eliminatoria contra Brasil del pasado fin de semana para poder permanecer en el Grupo Mundial era un caramelo envenenado que se empezó a torcer en el segundo punto del cruce, cuando ganados dos sets a cero, los brasileños remontaron y así llegar al sábado, perder en dobles y al día siguiente diñarla a las primeras de cambio. Claro, jugarse fuera de casa la salvación con, Dios me perdone, Andújar, Bautista y una pareja de dobles sin demasiado bagaje en estas lides, era poco menos que ponerlo a los rivales un cheque en blanco, luz verde para que la victoria no saliera de Brasil rumbo a España.

Carlos Moyá, capitán de nuestro equipo de Copa Davis, poca culpa tiene. Nadal, que hubiese acudido a esta cita, sigue lesionado, pero hombres como Ferrer, Verdasco o Feliciano decidieron borrarse de esta cita alegando diferentes excusas más o menos creíbles, pero que daban una muestra clara de que sólo algunos tenistas están a las buenas, a las finales, pero no a marrones de esta clase (y en 2015 no queda de otra que buscar el ascenso a la élite).

Seguramente, como si lo viera venir, Escañuela tratará de escudarse en Moyá para seguir apoltronado en el sillón, pese a ser el presidente que ha conseguido en tiempo récord cargarse una obra de arte, un equipo pentacampeón de la Davis, con un título en 2011 y una final en 2012, a caer en 2013 y 2014 contra Canadá y Alemania en la primera ronda y ahora fulminados por un cuadro brasileño que aún se frota los ojos por el regalazo que le hemos hecho. ¿A qué espera este personaje para dejar la presidencia?

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris