Facebook Twitter Google +1     Admin

¿Fichó el Madrid a CR7 por saber el Teorema de Pitágoras?

20141111201056-fonsi-loaiza.jpeg

Podemos, que como siga así el Gobierno del PP y el principal partido de la oposición, el PSOE, va a ser quien gobierne los designios de España dentro de un año, sigue poniendo su objetivo en meterle mano a todo aquello que consideran que debe cambiar bajo su peculiar prisma. Entre nacionalización de medios de comunicación, de eléctricas (supongo que también de bancos), ahora se les ha ocurrido la idea de meterle mano al fútbol. En concreto se agarran a las propuestas hechas por el responsable del círculo encargado en materia deportiva de Podemos, Fonsi Loaiza, que en un paquete de 12 medidas plantea qué aspectos hay que cambiar en el balompié profesional.
Estos son los 12 puntos:

1. Clases de historia del Deporte en los colegios.

2. Cumplir y difundir Carta Internacional de la Educación Física y el Deporte de la UNESCO, la Declaración de Berlín en 2013 y la Carta Olímpica.

3. Incluir en la Quiniela partidos de fútbol femenino para que reciban dinero.

4. Que todos los niños jueguen por obligación el 25% de los minutos en sus equipos.

5. Precios de las entradas más baratos.

6. Impulsar medios de comunicación alternativos que fomenten la ética del deporte.

7. Definición del régimen jurídico de los árbitros, que actualmente quedan fuera toda regulación y no son contemplados ni en la Ley10/90 del deporte ni en el RD1006.

8. Defender el fútbol sala como deporte olímpico.

9. Pedir la marcha de Ángel María Villar de la Federación española de fútbol y establecer un límite de ocho años en los cargos.

10. Dar apoyo y cobertura económica a los deportistas con discapacidad y al deporte paralímpico.

11. Reparto equitativo de los derechos de televisión en el fútbol.

12. Exigir a los futbolistas de Primera y Segunda División tener el título de educación secundaria.

Sobre el primer punto. Nadie pone en duda de que todo aprendizaje es mayor riqueza cultural, pero cuando nuestros alumnos van tan mal en Matemáticas, Lengua, Historia, Ciencias o Literatura, no parece de recibo apostar por algo tan superficial como la Historia del Deporte. Demos prioridad a lo esencial y no a banalidades.

En cuanto al segundo y tercer punto, completamente de acuerdo, sobre todo porque es verdad que el fútbol femenino está sufriendo un arrinconamiento bestial y eso que con muchos menos medios, han conseguido en el año de la Decepción Nacional de Fútbol masculina unos logros importantísimos. No está de menos darle un empujón económico a nuestras futbolistas.

El cuarto punto, siento discrepar, no puede ser. Al final el deporte, aunque sea un juego, también implica ganar y no conozco a entrenador o directivo que saque a los menos buenos, a no ser que el partido esté finiquitado. Esa medida del 25% desincentiva la cultura del esfuerzo.

También convengo en la reducción del precio de las entradas. Cierto es que cada club es libre de poner el precio que le venga en gana, pero hoy en día, con todos los encuentros dándose por televisión, no tiene sentido cobrar tales barbaridades. Aún así, Fonsi, los clubes son entidades privadas y tienen la libertad o la potestad para cobrar esos precios a quienes no son socios.

El sexto punto, medios alternativos para fomentar la ética del deporte. Pienso que no es necesario. Lo que sí sería aconsejable es que los que hay en la actualidad sí incidan en esos aspectos de defender la limpieza en el deporte y denunciar a los tramposos.

El séptimo apartado tampoco parece descabellado, aunque es verdad que hoy en día los colegiados tienen una mayor consideración que hace años en los que sí se habían convertido en el pim pam pum. Quizá también habría que regular que puedan aparecer en los medios de comunicación. Prohibir a un colegiado hablar tras un partido es tan absurdo como cuando Mou se cerraba en banda.

Sobre que el fútbol sala sea deporte olímpico, todo llegará. Posiblemente, Brasil, campeonísima en este deporte, lo pueda proponer para sus Olimpiadas de 2016. Aún así, creo que ya son demasiadas disciplinas olímpicas, aunque a España le ha venido muy bien para adecentar su medallero gracias a los éxitos en deportes colectivos.

Totalmente de acuerdo en la salida de Ángel María Villar y limitar a dos los mandatos en los cargos directivos, algo que también debe hacerse por ley en los cargos políticos, desde presidente al último alcalde de la pedanía más perdida.

Bien por la promoción del deporte paralítico. Es toda una lección que quienes han nacido con discapacidades no se rindan y lo den todo en la cancha, en la pista o en la piscina. Todo el mundo merece una oportunidad siempre que demuestre ese sacrificio.

Lo del reparto equitativo sería fantástico, pero todos sabemos que no es lo mismo un Real Madrid o un Barcelona que un Eíbar, al igual que las agencias de publicidad saben que no cuesta lo mismo un anuncio en Telecinco con Sálvame que un spot en laSexta con ‘Crímenes imperfectos’. Al final las televisiones que sueltan el parné para dar los partidos saben que tendrán más pinchazos con un Real Madrid o un Barça.

Finalmente, lo de que los futbolistas que juegan en la élite tengan estudios de secundaria. A ver, sería lo deseable por ellos mismos, para que no sean considerados como zotes el día de mañana fuera de un campo de fútbol. Pero si juegan en Primera o en Segunda no es por dominar el Teorema de Pitágoras, sino por saber darle patadas al balón y meter (o evitar) goles.

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris