Facebook Twitter Google +1     Admin

La ordinariez al poder: Belén Esteban gana GH VIP

20150330073436-belen-esteban-final-ghvip.jpg

Estaba claro que Telecinco no iba a sacrificar a su gallina de los huevos de oro. Cuando se anunció que la mal llamada ‘princesa del pueblo’ iba a formar parte de la nómina de Gran Hermano VIP, todos sabíamos que Belén Esteban iba a ganar el reality de Mediaset, aunque para ello fuese preciso forzar la máquina hasta el máximo. Siempre lo mantuve, que esta señora, que dicho sea de paso amagó con irse en dos ocasiones y pidió que en las nominaciones fuese puesta de patitas en la calle, supo jugar muy bien sus cartas hasta el punto de que la noche que más sencilla parecía su expulsión, cuando se tuvo que jugar la permanencia en la casa junto a Ares, acabó volteando (o le acabaron volteando) las votaciones en los 40 minutos finales limando una diferencia de 10 puntos (vamos, que ni en las elecciones venezolanas).

Lo cierto es que Belén Esteban puede ser el perfecto producto para el éxito. Igual le hacen ganar un concurso de baile como que puede hacerse con Gran Herman VIP. Vasile está más que encantado con la arrabalera de San Blas y mientras le siga reportando share y sobre todo ingresos publicitarios, la cadena de Mediaset no se va a desprender de ella. Da igual que haya sido una persona adicta a sustancias prohibidas, que sea más ordinaria que un orinal, que haga de su vida un constante drama.

Toda su vida, no me pregunten por qué, interesa en este país hasta el punto de que ha llegado a ser propuesta en encuestas pseudoelectorales como una posible aspirante a presidenta de Gobierno. Lo peor es que aquí, como nos gusta todo lo radical, lo exótico, lo raro y lo fuera de la ley, igual podemos votar al partido de Pablo Iglesias como que nos da por respaldar a un hipotético partido encabezado por Belén Esteban.

En fin, que la tipa más zote de España vuelve a estar de moda y ahora ya no nos la podremos quitar de encima en mucho tiempo. En este país ya no triunfas por ser un ingeniero de la NASA, sino por ganar un reality insulso en el que sólo triunfo aquel o aquella que demuestre ser una gran pedorra, zafia y basta como Belén Esteban.

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris