Facebook Twitter Google +1     Admin

Alma Cheli: taberna para sibaritas al alcance de todos

20150408200249-b7uyrkmiiaaqmu3.jpg

Triunfar hoy en día en materia gastronómica en una ciudad como Madrid no es tarea sencilla, pero es evidente que hay que intentarlo al igual que los toreros con ciertas expectativas soñaban con hacerlo en plazas como la sevillana de La Maestranza o en la castiza de Las Ventas. Cierto es que a cualquiera le tiemblan las canillas viéndose delante del toro o ante los fogones para satisfacer al público, pero no queda otra que lanzarse y hacer una faena de aliño que entusiasme a la afición.

Y esto es lo que le ha sucedido a los responsables de la taberna Alma Cheli, enclavada en pleno barrio de Chamberí, en la calle Santa Engracia 103,  que, con apenas cinco meses de vida (abrió sus puertas el pasado 20 de noviembre de 2014), ya es uno de los lugares de referencia de los sibaritas más exigentes. Además con el atractivo de que todo está preparado en el momento y ciñéndose a recetas tradicionales como las de nuestras abuelas.

Como los propios dueños de Alma Cheli dicen en su página web, su oferta se compone de un menú casero de calidad, de inspiración local y allende los mares, el mejor vermú casero de Madrid, cerveza de grifo tirada al estilo tradicional, vinos de Madrid y de otras denominaciones, tartas caseras, cafés e infusiones prémium, combinados y muchas cosas más, entre ellas el clásico desayuno de los domingos en España, los churros o porras con chocolate.

Para abrir boca se puede elegir desde la tortilla de patata y cebolla por las bravas, pasando por las croquetas melosas de jamón ibérico, las anchoas del cantábrico con pesto rojo o la cecina de Astorga aliñada con lascas de parmesano. En cuanto a ensaladas y verduras destacan la ensaladilla rusa a la Charito, la ensalada Verigú de Tomate y Bonito en escabeche casero o el pisto con huevo de cordorniz y crujiente de jamón. En materia de pescado, está el escabeche del día, chipis en su tinta con arroz o las albóndigas de merluza.

Luego, ya si se quiere algo más contundente se pueden escoger varios platos, desde la hamburguesa cheli a las carrileras de ternera thai o de cerdo con mole, el pollo en pepitoria Señá Nieves o los pimientos de piquillo rellenos de rabo de toro gratinados. Pero la oferta de platos es aún mayor. Y lo mejor de todo, los precios, que en modo alguno son costosos para el bolsillo. Los hay desde tres euros a 12, todo un chollo tal y como están los tiempos. Y luego, por supuesto, rematarlo con cualquiera de las tartas caseras de Alma Cheli. Para más información y reservas, este es su número de teléfono 915 91 36 30 y el correo taberna@almacheli.com

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris