Facebook Twitter Google +1     Admin

Rosa Díez: La caudilla estalinista de UPyD no se apea del burro

Tengo un mensaje para Rosa Díez:

Tú, denunciadora de viñetistas, caudillo omnipotente, visionaria de intrigas y contubernios judeo-masónicos que sólo existen en tu imaginación, deja ya la dirección del partido. Da un paso al costado y deja que sean otras personas más cualificadas las que tomen el mando antes de que tú hundas esa patera que crees que es el Titanic de UPyD.

Rosa Díez, tú vas de demócrata y tu lengua tiene que tener más agujetas que el abdomen de un alumno de crossfit de repetir que eres amante de respetar las discrepancias. Sí, Rosa, ya se ve lo complaciente que eres con los diferentes que al primero que te lleve la contraria lo purgas. Tienes para elegir muchos métodos, desde el ostracismo que practicaban los atenienses en la época de Pericles al envío de tus dirigentes al frío siberiano, pasando por aprovecharte de las nuevas tecnologías y sólo relacionarte con los tuyos a través de Facebook o Twitter porque no tienes los redaños necesarios para enfrentarte con la verdad.

Rosa, te vas a quedar sin pétalos por ser un pétalo y una raíz dictadora. Eres tan mediocre que, lejos de querer tener en UPyD a gente preparada preferías tener a tipos de la talla de Toni Cantó, un actor regularcejo y que ha demostrado como mejor cualidad tener la mano muy larga…en Twitter. Fíjate si eres una tipa siniestra que ni tan siquiera tu fiel escudera Irene Lozano te baila el agua. Sólo sigue a tu lado Andrés Herzog al que, por cierto, hace un par de días hizo el más espantoso de los ridículos repitiendo tus consignas. Como dice el periodista de La Razón, Toni Bolaño, cualquier día te cesarás a ti misma porque no habrá nadie en UPyD que te pueda poner de patitas en la calle.

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris