Facebook Twitter Google +1     Admin

Rajoy descarrila en sus críticas a Ciudadanos

20150412103328-images-27-.jpg

¡Qué manía le han cogido a Ciudadanos! Es evidente que un partido que está creciendo de manera ordenada, proponiendo cuestiones razonables y asegurando, por ejemplo, que nuestro país no puede seguir gastando indiscriminadamente en trenes de Alta Velocidad cuando, por ejemplo, tenemos descuidada la investigación y desarrollo en este país (¿cuántas mentes privilegiadas españolas han tenido que buscarse la vida en Alemania, Canadá o Estados Unidos, por poner sólo unos ejemplos?), se vea criticado por quienes detentan el poder porque siguen pensando exclusivamente en términos electoralistas. Está claro que da más votos llevar el AVE a un apeadero de Guadalajara que invertir en formar y darles un futuro próspero en nuestro país a aquellos que se dedican a la investigación.

Pero más allá de eso, lo que produce verdadera risión es que encima un partido como el PP, con su presidente al frente, Mariano Rajoy Brey, se dedique a mentir como un bellaco y afirmar sin que se le caiga la cara de vergüenza que Ciudadanos quiere eliminar el AVE. Y se queda el gallego más ancho que pancho. No, señor Rajoy. Rivera nunca dijo eso. Lo que vino a decir en la presentación de su nuevo paquete de medidas económicas es que España no puede seguir gastando indiscriminadamente en AVE, pero que las obras que ya estuviesen licitadas, obviamente, se ejecutarían como está mandado. Pero a partir de ahí, el dinero habría que dedicarlo a cuestiones que también le dan un plus de crecimiento a una nación como la nuestra, que es la de apostar por la investigación y desarrollo.

Uno, que ha viajado varias veces en el AVE, es un firme y acérrimo defensor de este medio de transporte, pero también entiende que, por ejemplo, no puede ser que en un viaje de Málaga a Madrid el trenecito pare en Antequera, Córdoba, Puertollano y Ciudad Real hasta llegar a Madrid. Este sistema estaba concebido inicialmente para ir de punto a punto sin paradas intermedias y menos en lugares que, sencillamente, no tienen demanda, pero sí que se hicieron estaciones o apeaderos con un claro objetivo electoral. Como bien decía el periodista Carlos Cuesta en el programa ‘Rojo y Negro’ de Radio4G, lo que no tiene razón de ser es que un tren que pasa de los 240 kilómetros a la hora tenga que ir frenando cada media hora para parar en un pueblo. Está claro que Rajoy, como en otras muchas cosas, ha descarrilado.

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris