Facebook Twitter Google +1     Admin

'El Fango' de Garzón y otras mentiras

Ya está aquí el libro que todos esperaban con ansiedad, una obra llena de objetividad, carente de toda mala baba y sobre todo de medias verdades. Se trata, como ya habrán podido ustedes inferir, del indigesto ensayo del exjuez Baltasar Garzón, el hombre con demasiado tiempo libre que amenaza con volver a la primera línea de los platós vendiendo sus cuentos de Calleja a aquellos que deseen hacerle caso (y me temo que serán unos cuantos los incautos que caigan en comprarle la mercancía dañada a este personaje de infausto recuerdo para la judicatura española).

Lo mejor de la obra de Garzón es el título, ‘El Fango’, que define perfectamente lo que ha sido este elemento, un tipo capaz de enfangar y enmierdar cualquier operación policial para darse el gusto y el baño de masas abriendo los telediarios de este país. ¿Cuántas operaciones contra los clanes de la droga se fueron finalmente al traste por el protagonismo y la egolatría de este sujeto? ¿Qué pasó en la lucha contra los GAL y los acuerdos bajo cuerda con José Amedo? ¿Y lo de las escuchas ilegales a los implicados en la Gürtel como si fuesen peligrosos y sanguinarios terroristas?

Garzón es un señor que a fuerza de intentarlo ha conseguido ser de lo más siniestro que ha pasado por España. Un tipo más que bien pagado de sí mismo que solamente luchó contra la corrupción de los GAL cuando Felipe González le dio un premio de cuarta fila con lo de la lucha contra las drogodependencias, una suerte de dirección general que no tenía fuste mediático ni colmaba las ambiciones televisivas del llamado superjuez.

Ahora nos viene a contar su lucha contra la corrupción y lo malévolo de un sistema que le ha apartado. Nada más lejos de la realidad. El malévolo ha sido él retorciendo sumarios hasta la extenuación y ‘recomendando’ a determinadas personas que declarasen contra alguien si no querían pasarlo francamente mal, tal y como ha relatado en su libro otro turbio de mucho cuidado, José Amedo. Agüita, que dirían en Canarias, con el personaje del mazo y la toga. Para enmarcar.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris