Facebook Twitter Google +1     Admin

La puta Ley del Menor que dejará libre y coleando al facineroso agresor de Mariano Rajoy

¿Saben ustedes qué va a haber de positivo en la agresión a Mariano Rajoy por parte del facineroso de Pontevedra? Que por fin los políticos se van a dar cuenta de que la Ley del Menor es una puta mierda.

Sí, este mamarracho de 17 años, un ultra indeseable del Pontevedra, saldrá de cositas de su asqueroso puñetazo al presidente del Gobierno porque el marco legal le ampara en toda regla. No hay un castigo severo para toda esta gentuza que, amparándose en esa minoría de edad, pueden agredir a toda una autoridad o matar a una pobre chica. ¡Total, si no van a ir a la cárcel, pueden hacer lo que les salga de los mismísimos!

Según el Código Penal los menores de edad, comprendidos entre los 14 y los 18 años, cuando cometen un hecho delictivo responden penalmente según las previsiones establecidas en la Ley de Responsabilidad Penal de los Menores. Con esta regulación no se imponen penas de multa o de prisión sino que se cumplen medidas correctoras tendentes a su “rehabitalización”.

Así las cosas, no es de extrañar que en este país pululen a sus anchas gente como el Rafita o el Cuco, asesino de Sandra Palo y encubridor de la muerte de Marta del Castillo, respectivamente y que encima cobren cuantiosa pasta de algunas televisiones que priman tener más audiencia a cambio de meter mierda a su público con facinerosos como estos.

Ya verán que poco van a tardar en cambiar la Ley del Menor y endurecerla de tal manera que aunque violes y mates a una joven con 14 años, pases del reformatorio a la trena sin posibilidad de reducción de pena. Pero para esto hemos tenido que llegar a que agredan y posiblemente hubieran podido matar a un presidente del Gobierno.

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris