Facebook Twitter Google +1     Admin

El Gobierno Picapiedra: "Pablooooo, ábreme la puerta"

Pedro Sánchez es una de las dos patas del Gobierno Picapiedra. La otra, Pablo Iglesias, es la que está esperando la llegada a su cueva del líder socialista al que ya, de momento, no le abre la puerta a no ser que venga cargado de puestos para su prole podemita, entre ellos la Vicepresidencia del Gobierno.

El líder de Podemos quiere ahora ver a Pedro Sánchez como aquel personaje de los Picapiedra, aporreando la puerta de los morados, pero en vez de gritar lo de “Vilmaaaaa, ábreme la puerta”, chillará cual mitinero descosido lo de “Pabloooo, apóyame para el Gobierno”. Porque el desespero de Sánchez es tal que sabe que sólo puede llegar a la Moncloa llegando a un acuerdo con Iglesias.

Pactar con Ciudadanos debería llevar implícita la abstención del PP, algo complicado de conseguir, y si no hay un entendimiento con los de Rajoy, el siguiente paso serán elecciones anticipadas, lo que sería la muerte política de un Sánchez al que no le perdonarían los más acólitos antiderechistas haber desperdiciado una oportunidad de oro de propiciar un Gobierno de progreso, aunque el papel de Ferraz fuese de mero monigote.

Ahora bien, Sánchez aún puede dar marcha atrás en sus ataques personales del PP y llegar a un gobierno de consenso con el centro-derecha en el que también estaría Podemos. Quizá ahí no gobernaría pero haría que los más recalcitrantes antisanchistas meditasen su voto de cara a las siguientes elecciones y desinflasen el globo de Podemos para reintegrarse nuevamente en el PSOE.

Todo depende de si Sánchez prefiere abogar por alimentar su ego y gobernar a cambio de trocear España o bien ponerse el traje del consenso y conformar un grupo de 250 parlamentarios a los que les une la unidad de España.

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris