Facebook Twitter Google +1     Admin

Rivera y Sánchez, ¡vaya par de pájaros antidemocráticos!

Lo llaman respetar la democracia, pero en realidad lo que quieren decir es que Mariano Rajoy y el Partido Popular, legítimos ganadores de las elecciones del 20 de diciembre de 2015, se aparten para dar paso a un pacto de perdedores, pero con el pequeño gran detalle que piden a los populares que den su visto bueno a ese acuerdo o que incluso se sumen al mismo.

Lo que Pedro Sánchez y Albert Rivera persiguen no es el bien de España. En absoluto. Ellos lo que quieren es estar día tras día dando el mitin y la rueda de prensa pertinente, amén, por supuesto, de querer lucirse en los principales mingitorios mediáticos, ya sea en la radio o en los platós de televisión. Para PSOE y Ciudadanos no hay más tu tía que alcanzar el poder porque sí, porque ellos lo valen, porque son guapos y jóvenes.

De hecho, para la que sería una tragedia enorme no ver investido a su marido como presidente es a Begoña, la esposa de Pedro Sánchez, una señora con más protagonismo que el niño en el bautizo, el muerto en el entierro o el novio en la boda. La cara de uva pasa que se le iba a quedar a esta buena moza iba a hacer las delicias de los programas de zapping y de los amantes de los montajes en las redes sociales.

El problema que estos dos pájaros han tenido es que desde el primer minuto se opusieron a todo tipo de acuerdo con el PP y ahora creen que siete millones de votantes son lo suficientemente estúpidos como para no rebelarse contra Rajoy en el caso de que éste tuviera la tentación de doblegarse ante socialistas y anaranjados. Claro que no va a inclinar la cerviz ante estos dos políticos de vía estrecha y sectarismo más o menos atenuado.

Las elecciones, queridos míos, las ganó el PP y fue este partido quien propuso una gran coalición que estos dos guaperas pisotearon sin contemplación alguna. Así que ahora, como me decía un amigo, las quejas al Maestro Armero. La vida es así y ya se sabe que donde las das, las toman o, dicho de otro modo, donde te dicen que no, luego que no esperen una respuesta afirmativa por tu parte. Es de cajón.

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris